Suscribete al resumen de prensa Recomienda la página a un amigo
Época II - Año XIV
Edición Nº 4126
Vistazoalaprensa.com
Agregar a favoritos
Página de inicio

Imprimir
Diario digital en español: Prensa, confidenciales, artículos recomendados, firmas invitadas y mucho más...
 
 domingo, 20 de abril de 2014 ESPAÑA
Sumario
Cartas al Director
Prensa
Artículos
Firmas invitadas
Contraportada
Encuesta
Foro
Medios
Postales
Libro de visitas
Buscanoticias
Enlázanos
Servicios
Buscador
Tiempo
Loterías
Euroconversor
Once
Callejero
Carreteras
Pags. Blancas
Ocio
Reflexiones
Humor
TV online
Cine
Teatro
Salud
Radio online
Consciencia
Informática
Montañismo
Encuesta
¿Va Rajoy por el buen camino?
 
  No
  No sé
  Haz click para votar
   
  Contraportada 04/03/2010
Esto lo arreglamos entre todos... botando a ZP
Pepe A. de las Asturias (Elsemanaldigital.com)
 
U E, no nos cuenten milongas. Ahora resulta que somos nosotros los que tenemos que arreglar la cosa. Lo dicen las empresas del IBEX y el Follonero. ¡Pues vaya!

Recuerdo aquel maravilloso verano del 82 —vacaciones de olas y noches golfas en el malecón de Zarauz— en que un día nos vimos todos "uniformados" con sendas camisetas de coloridas letras rezando "Yo voy por libre". No sabíamos exactamente qué significaba ni por qué nos las regalaban, pero estábamos en la edad de ir por libre y el mensaje molaba. Simplemente.

Más tarde descubrimos que no era sino propaganda electoral del Partido Demócrata Liberal, fundado por Antonio Garrigues Walker, y que obtuvo dos diputados en las elecciones autonómicas del 83. En vista del éxito, el PDL se integró en el Partido Reformista Democrático de Miquel Roca Junyent y juntos se estrellaron en las generales de 1986, fracaso que disolvió el PRD a velocidad de Nesquick.

Y mira tú por dónde, ahora vuelven Garrigues y Roca de la mano, y de aquel "Yo voy por libre" en alegres letras de colores hemos pasado al "esto sólo lo arreglamos entre todos" en letras negras de luto y tragedia, aunque lo que quieran vender sea justo lo contrario. O sea, optimismo antropológico y antropatriótico. Cuatro millones de euros ha costado la campaña, organizada por el Consejo Superior de Cámaras de Comercio y patrocinada a pachas por una serie de grandes empresas del IBEX, a saber: Telefónica, Iberia, El Corte Inglés, BBVA, Banco Santander, La Caixa, Caja Madrid, Repsol, Cepsa, Endesa, Iberdrola, Red Eléctrica, Mapfre, Renfe, Abertis, Mercadona, Indra y la patronal de la construcción, Seopan. Lo más de lo más.

La primera reflexión que me viene, como publicitario que es uno, es el chollazo para la agencia de publicidad, aunque haya prestado sus servicios gratis (¡menudo escaparate para SCPF!), y para la Central de Medios, que seguro que no ha prestado gratis ni una pobre marquesina; uno, que es mal pensado, ha llegado a pensar incluso que la cosa es un invento de la propia agencia de publicidad y que se la ha colado astutamente a la Cámara de Comercio aprovechando la coyuntura psicológica del país.

La segunda reflexión que me viene es el por qué de la campaña: ¿es para crear buen rollito, siguiendo las pautas gubernamentales? ¿Es para lavar la imagen de las empresas del IBEX, algunas de ellas cómplices de la situación? ¿Es miedo a la ruina de esas mismas empresas, que en vez de ganar mil, ahora sólo ganan setecientos? ¿Es optimismo buenista y simplista, de ése tan de moda? ¿O es para dejar en evidencia a la oposición, por aguafiestas y antipatriota?

La tercera reflexión me viene por los protagonistas de la historieta. Si están metidos El Follonero, Buenafuente, Millás, Angels Barceló, Adriá y demás etcéteras (lo de Gasol, Sanz y compañía es para disimular), es que hay gato encerrado y las coincidencias con las tesis del gobierno y contra las antítesis de la oposición ya no se me antojan tales coincidencias. Y si además el organizategui del asunto es Javier Gómez Navarro, ex ministro del felipismo, pues blanco y en botella o verde y con asas o tararí que te vi o como sea. Vamos, que sólo falta Serrat cantando aquello de "todos contra el fuego…" pero en versión crisis.

Dice el susodicho Gómez Navarro que "Hay que traspasar las barreras del mundo político para que los ciudadanos hagan lo que tengan que hacer". O sea, que sus colegas de partido nos dejan el país hecho unos zorros y los que tenemos que sacarles las castañas del fuego somos los ciudadanos de a pie, o sea, los que vamos al paro (ellos no), los que nos apretamos el cinturón (ellos no), los que pasamos hambre (ellos no), los que pagamos los impuestos (ellos los suben), etc. Los de siempre, vamos.

Y digo yo, ¿acaso Telefónica va a bajar las tarifas en detrimento de sus abultados beneficios? ¿Va El Corte Inglés a contratar a miles de parados aunque sea con contratos temporales para salvar sus hipotecas? ¿Va el Banco de Santander (8.943 millones de euros de beneficio en 2009) a ofrecer préstamos gratis para crear nuevas empresas emprendedoras? ¿Y el BBVA, va a rebajar los sueldos millonarios de sus directivos o las multimillonarias indemnizaciones de sus ex directivos? ¿Van Endesa e Iberdrola a dejar de timarnos con los estimados de consumo? ¿Y Repsol, va a utilizar sus 1.559 millones de euros de beneficio para amortiguar las subidas del crudo, en beneficio de miles de camioneros, agricultores y transportistas al borde de la ruina? Y ya puestos, ¿van los abogados Garrigues y Roca a prestar los servicios de sus prestigiosos bufetes de forma gratuita a los damnificados por los impagos de la Administración? ¿O es que se trata simplemente de que los de siempre consumamos más, compremos más, viajemos más, gastemos más, nos arriesguemos más a pesar de tener bastante más apretado el cinturón cada día que pasa? Yo mantengo mi sueldo inamovible desde hace tres años (y soy de los afortunados). ¿Ellos también? ¿Y qué pasa con el optimista Zapatero y sus optimistas ministros y ministras, es que no tienen responsabilidad ninguna de la situación? ¿Y no tienen acaso obligación de hacer todo lo necesario para superarla, más allá de crear una comisión? Por ejemplo, bajar impuestos, cambiar leyes, facilitar ayudas, favorecer la contratación…

"El presupuesto debe equilibrarse, el Tesoro debe ser reaprovisionado, la deuda pública debe ser disminuida, la arrogancia de los funcionarios públicos debe ser moderada y controlada, y la ayuda a otros países debe eliminarse para que Roma no vaya a la bancarrota. La gente debe aprender nuevamente a trabajar, en lugar de vivir a costa del Estado." Desde luego el amigo Marco Tulio Cicerón lo clavó en el año 55 a. C. Y eso que no conocía a Mister Paz.

Proclama Garrigues, uno de los padres de la cosa, que España "no tiene el derecho a aceptar el pesimismo y está en condiciones de hacer grandes cosas". Y tanto. Por ejemplo pegarle una gran patada en el trasero en las próximas elecciones al optimista antropológico que nos ha metido en un pozo cuya profundidad él mismo trata de ignorar. Ésta es la única solución para extirpar el pesimismo crónico que nos han enquistado este irresponsable y sus cómplices. Y sí, esto sólo podemos hacerlo entre todos. O al menos entre una mayoría suficiente.
approval payday loan