Suscribete al resumen de prensa Recomienda la página a un amigo
Época II - Año XIV
Edición Nº 4189
Vistazoalaprensa.com
Agregar a favoritos
Página de inicio

Imprimir
Diario digital en español: Prensa, confidenciales, artículos recomendados, firmas invitadas y mucho más...
 
 lunes, 01 de septiembre de 2014 ESPAÑA
Sumario
Cartas al Director
Prensa
Artículos
Firmas invitadas
Contraportada
Encuesta
Foro
Medios
Postales
Libro de visitas
Buscanoticias
Enlázanos
Servicios
Buscador
Tiempo
Loterías
Euroconversor
Once
Callejero
Carreteras
Pags. Blancas
Ocio
Reflexiones
Humor
TV online
Cine
Teatro
Salud
Radio online
Consciencia
Informática
Montañismo
Encuesta
¿Va Rajoy por el buen camino?
 
  No
  No sé
  Haz click para votar
   
  Contraportada 26/06/2010
El recibo de la luz y por qué el Gobierno pacta con el PP
José Antonio Gundín (Elsemanaldigital.com)
 
E L recibo de la luz sigue deparando sorpresas, aunque esta vez ha sido agradable para los agobiados hogares. Cuando ya nadie daba un euro porque el Gobierno se aviniera a pactar nada con el PP, saltó ayer la sorpresa con la foto conjunta de Cristobal Montoro y Miguel Sebastián para anunciar que habían acordado congelar la subida de la luz en julio y avanzar en el pacto energético. A esa misma hora, se producía una escena bastante cómica en la sede de la patronal de las eléctricas: Unesa había convocado a los periodistas para hacer balance del ejercicio pasado, pero fue tal la sorpresa que produjo el anuncio, que acabaron todos siguiendo por televisión la rueda de Prensa del ministro.

Lo cierto es que el paso dado es de suma importancia y aporta sensatez a la vida política, que le viene bien en medio de la tensión que trastorna al Gobierno. El sector de la energía posee tanta importancia estratégica como el bancario, por lo que no tiene sentido que se haya pactado en uno y en el otro no. Es evidente que si PP y PSOE están condenados a entenderse es porque así lo exige la poderosa industria eléctrica, en la que se juegan grandes intereses nacionales e internacionales; no cabe olvidar que Italia, Alemania y Francia tienen intereses muy directos en el sector, amén de las inversiones que las empresas españolas han realizado en el extranjero. Si a ello se añaden los cambios en la política energética europea provocados por la crisis del gas ruso, que estos días ha vuelto a reverdecer en Bielorrusia, la conclusión es que España necesita de manera perentoria una redefinición de su estrategia energética y del "mix" que la integrará.

Uno de los factores que ha reactivado el pacto energético es la deriva que han tomado las energías renovables y su regulación por el Gobierno, cuyo coste para las arcas públicas ha alcanzado cifras insostenibles. Con esa mentalidad adanista que le anima, Zapatero se presentó al país y al mundo hace seis años como el campeón de las renovables, como el adalid de la energía limpia e inagotable. Y puso a sus sucesivos ministros de Industria a trabajar en ello sin reparar en gastos: primas millonarias, subvenciones generosas, retornos fabulosos... Mientras la crisis no asomó su hocico, el gran negocio de las renovables engordó a velocidad de vértigo y quien no tenía un huerto solar o un molinillo es que no estaba en la pomada del negocio.

Como era previsible, la burbuja renovable ha terminado por estallar y el Gobierno se ha pillado los dedos con una factura de miles de millones de euros. Sebastián quiso días pasados hacer un drástico recorte con efecto retroactivo de las subvenciones y primas, pero tiempo les ha faltado a las empresas afectadas para hacerle desistir de sus intenciones. Las compañías que han invertido en energías limpias son muy fuertes y no están dispuestas a saltar la presa con facilidad.

Paradójicamente, lo que beneficia a unas compañías perjudica seriamente a otras. Endesa, la poderosa eléctrica española de capital italiano, es una de las grandes damnificadas porque se desprendió en su día del negocio renovable y ahora se enfrenta a la dramática situación de que sus centrales térmicas y de ciclo combinado están paradas porque tienen preferencia las renovables y la demanda ha caído en picado.

Ante esta complicada situación, se entiende que el Gobierno de Zapatero, tan poco dado a pactar con el PP, se haya visto en la necesidad de sentarse con los chicos de Rajoy para poner orden en este berenjenal. Por cierto, ¿y qué pasa con Garoña? ¿No había quedado el PP que si no se reabría la central nuclear burgalesa no habría pacto? ¿Cuál es la contrapartida que ofrecerán los socialistas? Será una sorpresa.
approval payday loan
same day payday loans
same day payday loans
Only the cash boost no fax cash loan understand what not more.
Every day we need payday loans some states imposed regulations too.
Every day we need payday loans some states imposed regulations too.
payday loans lenders online
payday loans lenders online