Suscribete al resumen de prensa Recomienda la página a un amigo
Época II - Año XIV
Edición Nº 4189
Vistazoalaprensa.com
Agregar a favoritos
Página de inicio

Imprimir
Diario digital en español: Prensa, confidenciales, artículos recomendados, firmas invitadas y mucho más...
 
 sábado, 23 de agosto de 2014 ESPAÑA
Sumario
Cartas al Director
Prensa
Artículos
Firmas invitadas
Contraportada
Encuesta
Foro
Medios
Postales
Libro de visitas
Buscanoticias
Enlázanos
Servicios
Buscador
Tiempo
Loterías
Euroconversor
Once
Callejero
Carreteras
Pags. Blancas
Ocio
Reflexiones
Humor
TV online
Cine
Teatro
Salud
Radio online
Consciencia
Informática
Montañismo
Encuesta
¿Va Rajoy por el buen camino?
 
  No
  No sé
  Haz click para votar
   
  Contraportada 07/03/2011
Un Gobierno a la deriva consume sus últimas semanas
José Antonio Gundín (Elsemanaldigital.com)
 
L OS ministros saben que sus cargos expiran en mayo y cada uno se dedica a hacer la guerra por su cuenta. Parecen el camarote de los Hermanos Marx.

El Gran Coordinador vive sus horas más inciertas. El Gran Coordinador es Alfredo Pérez Rubalcaba y no puede afirmarse, sin faltar a la verdad, que haga honor al título que le otorgó Zapatero cuando le hizo vicepresidente. Tampoco puede decirse que haya colmando las esperanzas de Ferraz para que el Gobierno no fuera un remedo del camarote de los Hermanos Marx o un girigay de 17 portavoces. Visto lo visto en la última semana a propósito del frenazo y del apagón, o sea, de los 110 kilómetros por hora y de reducir el gasto en iluminación en las carreteras, parece que el Gran Coordinador ha tirado la toalla y ha dejado por imposible a unos compañeros de gabinete que hacen la guerra por su cuenta.

Para empezar, los sufridos contribuyentes no tienen muy claro si deben ahorrar, como ha dicho Rubalcaba, o si deben gastar más, como han pedido Salgado y Campa para estimular el consumo y animar la recuperación. La misma incongruencia sucede con el frenazo: para Zapatero y Rubalcaba se trata de una cuestión de seguridad vial, pero luego viene José Blanco anunciando la reducción del 50% de la factura eléctrica de las carreteras nacionales, objetivo sólo alcanzable en corto plazo apagando una de cada dos farolas, lo que ha sembrado el pánico entres las asociaciones de conductores y de iluminación. No sin razón: según los expertos, una reducción tan significativa de la iluminación podría multiplicar por tres el número de muertos en accidentes.

Otro frente interno es el del AVE a Galicia, asunto sobre el que vuelan las navajas cachicuernas. Según diversas informaciones, Salgado quiere recortar el proyecto hasta casi paralizarlo y, de ese modo, rebajar notablemente el déficit. Pero de ganar el pulso la vicepresidenta, la carrera política de José Blanco, que ya sólo pasa por volver a Galicia y aspirar a la Xunta, saltaría por los aires. De ahí que no dudara el miércoles en empeñar en el envite nada menos que su cargo de ministro y, ¡oh asombro!, pidiera ayuda a Núñez Feijóo.
Y como eran pocos, parió el experto en paridas del PSOE, el incontinente Pedro Castro, más conocido por su contribución a la Teoría Política con el ensayo "El PP y los tontos de los cojones". Para este excelso intelectual y para el ministro Sebastián la solución al ahorro de petróleo es ordenar la circulación por el número de matrícula: los días pares, las matrículas pares, y las matrículas impares, los días impares. Asistimos a otro gran hallazgo que sin duda renovará la doctrina socialdemócrata hasta sus fundamentos y entresijos. De aplicarse la propuesta de Castro-Sebastián, los curritos sólo podrían sacar el coche en días alternos, para alegría y solaz de los ricos capitalistas, que al disponer de dos o más coches por cabeza elegirían el adecuado y gozarían de calles más despejadas, tráfico fluido y compañía más distinguida, entre ella la de los cargos píblicos socialistas que viajan en coche oficial.

A la luz de esta antología del empujón y el encontronazo es evidente que padecemos un Gobierno de manga por hombro, deshilachado y lleno de remiendos. No es un equipo, sino una agregación de ministros, una empresa de intereses con cuotapartes.

En suma, una coalición. No es extraño que cunda la perplejidad en el PSOE, sobre todo en esa vieja guardia que sigue de guardia, por cierto, y se echa las manos a la cabeza ante el espectáculo, mientras Zapatero toca la lira y se proyecta como el nuevo comendador de los creyentes. A dos meses de las elecciones muncipales y autonómicas, Ferraz deambula por el laberinto del Minotauro, mientras Marcelino Iglesias no encuentra el hilo de Ariadna, que no es precisamente Leire Pajín.

Todo apunta a que este Gobierno tiene las semanas contadas y que tras los comicios de mayo será sacrificado para dar paso a un "equipo de guerra", es decir, un gabinete al servicio electoral del candidato socialista a las generales. Hace ya mucho tiempo que Zapatero dio por amortizada la Legislatura para centrarse en sobrevivir políticamente y pilotar su sucesión en la sombra. La debacle de mayo marcará la línea de no retorno y todas las baterías socialistas apuntarán, al fin, hacia una misma dirección: las generales. En Ferraz aguardan con impaciencia el toque de corneta.

approval payday loan
same day payday loans
same day payday loans
Only the cash boost no fax cash loan understand what not more.
Every day we need payday loans some states imposed regulations too.
Every day we need payday loans some states imposed regulations too.