Suscribete al resumen de prensa Recomienda la página a un amigo
Época II - Año XIV
Edición Nº 4189
Vistazoalaprensa.com
Agregar a favoritos
Página de inicio

Imprimir
Diario digital en español: Prensa, confidenciales, artículos recomendados, firmas invitadas y mucho más...
 
 miércoles, 30 de julio de 2014 ESPAÑA
Sumario
Cartas al Director
Prensa
Artículos
Firmas invitadas
Contraportada
Encuesta
Foro
Medios
Postales
Libro de visitas
Buscanoticias
Enlázanos
Servicios
Buscador
Tiempo
Loterías
Euroconversor
Once
Callejero
Carreteras
Pags. Blancas
Ocio
Reflexiones
Humor
TV online
Cine
Teatro
Salud
Radio online
Consciencia
Informática
Montañismo
Encuesta
¿Va Rajoy por el buen camino?
 
  No
  No sé
  Haz click para votar
   
  Contraportada 18/04/2011
Hablamos de princesas y cortes de manga
Félix Arbolí
 
M I gran amigo y excelente compañero Miguel Ángel Loma, abogado y sevillano, aparte de colega en estas lides, que ya es mucho acaparar en una sola persona, ha reflejado con la precisión y buen hacer que le caracteriza a la tan denostada televisión basura que en algunos programas nos ofrece la cadena “Telecinco”. La de la innombrable Belén Esteban, la cito así para evitar me incluya en su ya larga cadena de querellas y denuncias judiciales, como amenaza a todo aquél que se mete en sus asuntos, que son los mismos desde hace once años. Aunque ella sí goce el privilegio de poder insultar y lanzar groserías y cortes de manga a todos los que se cruzan en su camino y no de la forma que a tan controvertida “diva” le interesa. A juzgar por lo que “larga”, debe tener en exclusiva y trabajando en sus “querellas” y “quereles” a un bufete completo de abogados y al decanato de los Juzgados para recoger y distribuir tantas denuncias acumuladas, pues es difícil ver su programa y resistir a la tentación de plantarle cara y descubrir sus “cultivadas” maneras de actuar ante el público. Cuido y muy mucho no caer en insultos y frases donde la “estrella” del pueblo, pues lo de princesa me parece excesivo, pueda apoyarse para emplumarme, no uso lo de desplumar, porque a un pensionista poco le puede sacar y ella presume de tener muy buenos sentimientos. No todos tienen la suerte de ganar sueldos astronómicos, por ir a la “tele” cuando le apetece y sentarse a despotricar contra todo bicho viviente que no le caiga bien o poner de chupa de dómine a Jesulín y la Campanario, de cuyo recuerdo lleva viviendo y muy bien durante más de diez años. Ahora, además, como andaba la cosa un tanto apagada y necesitaba insuflar nuevas emociones y bravatas para mantenerse en el “candelabro”, ha abierto un nuevo frente con Carmen Lomana, a la que tacha de “golfa” y “cateta”. Los insultos son de ella, no míos, que conste. No sé por qué me viene a la memoria aquello de lo que la sartén dijo al cazo… Hay que tener excesiva autoestima y un enorme complejo de superioridad para lanzar tales insultos a la que sólo en la manera de sentarse, conversar y mostrar su cultura y señorío, le da cien vueltas. Evidentemente, debe creerse muy seriamente que es la princesa del pueblo y por ello considera a su nueva “adversaría” poco cultivada para medirse con ella en los quehaceres dialécticos y sociales. Aunque sigo ignorando quién fue el “cachondo” que la coronó y de qué pueblo se trata.

En realidad, amigo Miguel Ángel, estoy plenamente de acuerdo contigo en lo que dices sobre esa boda tan sobada y comentada y el “bodón”, como tú lo llamas tan silenciado, aunque al mismo asistiera la citada “princesa del pueblo” y su paladín, Jorge Javier, alma ambos del programa que uno de los contrayentes tiene en antena y en la citada cadena, donde como tú bien dices hablan con los muertos y malmeten y ponen a parir a los vivos que no salten en la misma onda que doña Belén y sus incondicionales. Incomprensible que “palmeros” y botafumeiros silenciaran tal acontecimiento social de primera magnitud. Y no se incomoden por lo de “palmeros”, ya que gracias a la labor del célebre Pepe, el de las ovaciones, los programas de la Belén son un continuo batir de palmas y exclamaciones cada vez que abre su boquita o hace alguna mueca. ¿Por qué se ocultó ese acontecimiento social?. No creo que sea debido a la homosexualidad de los que se casaban, ya que hoy día no es nada afrentoso este tipo de matrimonios y mucho menos con unos invitados tan destacados. Ya ha pasado la época de los armarios cerrados y sus secretos bien guardados. Lo cual me parece muy bien. Allá cada cual con sus inclinaciones sentimentales y sexuales.

No me explico como Pepe, el ya aludido señor de los aplausos y de las aclamaciones programadas, no se cansa de levantar sus brazos y obligar al público asistente a mostrar su entusiasmo cada vez que la Esteban nos deleita con sus expresiones orales y suelta sus “generosos” calificativos a la víctima elegida para armar la habitual gresca del día en “su” programa. Creo que lo más honesto y menos engañoso sería que el público asistente aplaudiera cuando le viniera en ganas o cuando lo oído o referido así lo mereciera, pero no tras el lanzamiento de una grosería o la exhibición de un ineducado corte de mangas por parte de la auto titulada princesa, que en este caso sí es cierto su coletilla del “pueblo”, aunque me da la impresión de que se trata de un poblado chabolista. Tampoco veo la razón de que descubran sus extraños mohines y gestos cuando ella sabe que la están enfocando, cada vez que habla, ríe, chilla y tose, en los que no se puede distinguir si sufre de hipo, tiene carraspera, le pica la nariz o está cabreada o contenta, pero debería mirarse ante el espejo, antes de realizar esos gestos que no la favorecen lo más mínimo. Todo en esta mujer resulta insólito y difícil de ver y comprender sin tener que acordarse uno de don Ramón del Valle Inclán y la principal característica de sus obras. Claro que habrán de instruir a Su Alteza sobre quién fue este señor y por qué le conectan con él.

Me resulta espantoso y sufro de vergüenza ajena, cuando a veces caigo en el zapeo televisivo y me veo ante ese programa donde los enfrentamientos entre colaboradores están a la orden del día, los insultos entre presentes y a los ausentes son constantes y las vidas, dignidad y honestidad de cualquier persona que tenga algo de relieve o no sea del agrado de estos depredadores, están sujetas al precio y a la indiscreción, no siempre fiable, de cualquier persona dispuesta a desnudar su intimidad o la del vecino o conocido de la manera más vergonzosa y repugnante por un puñado de euros. Si no lo digo, reviento…
approval payday loan