Suscribete al resumen de prensa Recomienda la página a un amigo
Época II - Año XIV
Edición Nº 4189
Vistazoalaprensa.com
Agregar a favoritos
Página de inicio

Imprimir
Diario digital en español: Prensa, confidenciales, artículos recomendados, firmas invitadas y mucho más...
 
 miércoles, 01 de octubre de 2014 ESPAÑA
Sumario
Cartas al Director
Prensa
Artículos
Firmas invitadas
Contraportada
Encuesta
Foro
Medios
Postales
Libro de visitas
Buscanoticias
Enlázanos
Servicios
Buscador
Tiempo
Loterías
Euroconversor
Once
Callejero
Carreteras
Pags. Blancas
Ocio
Reflexiones
Humor
TV online
Cine
Teatro
Salud
Radio online
Consciencia
Informática
Montañismo
Encuesta
¿Va Rajoy por el buen camino?
 
  No
  No sé
  Haz click para votar
   
  Contraportada 15/12/2011
La Zarzuela ‘planta’ a un ‘indignado’ Urdangarín que lo tiene crudo
Manuel Ortega (Elsemanaldigital.com)
 
¿ TAMBIÉN está "preocupado y apesadumbrado, y un poco indignado", Iñaki Urdangarín con Don Juan Carlos? Es la primera pregunta que se plantea tras las declaraciones de Mario Pascual Vives, abogado del yerno del Rey, sobre el estado anímico de su cliente. Y es que el razonamiento viciado de la defensa de Urdangarín ha quedado hecho trizas en la mañana del lunes, después de que el jefe de la Casa del Rey, Rafael Spottorno, calificase el comportamiento del yerno de su patrón de "poco ejemplar" y levantase un cordón sanitario en torno a él. Porque el cortafuegos que deja a Urdangarín fuera de las actividades de la Familia Real es todo un símbolo de que La Zarzuela, aparentemente, no da un euro por él. Hay gestos más elocuentes que mil discursos.

Al fin y al cabo, Spottorno, voz de su amo -en el mejor sentido- ha debido de consultar y medir milimétricamente con quien le paga el sueldo las palabras pronunciadas ante los periodistas invitados a un desayuno informativo que buscaba bloquear un incendio que amenaza la credibilidad de la Corona en una escala que ni Manolo Prado, El Manco, consiguió alcanzar. Porque una cosa son los cercanos al Rey y otra la propia Familia. Ya es curioso que Urdangarín haya conseguido, incluso, poner patas arriba el gabinete de comunicación de La Zarzuela.

No era lo mismo Prado, claro, que Urdangarín. No es lo mismo que el que esté en la pomada sea el administrador de tus bienes, aunque sea tu amigo en la justa acepción borbónica de la palabra, a que el que esté saliendo todos los días en los papeles sea tu yerno. Tampoco es lo mismo que en una de las sociedades que, presuntamente, ha recibido los fondos investigados figure una de las Infantas. No es lo mismo, claro.

Ese cortafuegos levantado desde La Zarzuela no ha hecho más que generar una sensación: la de que las cosas se ven tan mal para Urdangarín desde la residencia del Jefe del Estado que la Corona ha optado por aislarlo. Algunos han ido más allá, dando por hecho que el lastre soltado se debe a una más que probable imputación. Pero en la estrategia del cordón sanitario falla la implicación de la Infanta Cristina, duquesa de Palma, en una de las sociedades Aizoon. Por eso, ante esa pata coja, no extraña que algunos apuesten, más pronto o más tarde, por una ruptura matrimonial inducida. Porque con la estrategia de defensa de Urdangarín el barco da la sensación de hundirse. De la misma forma que el comunicado enviado un sábado a las nueve de la noche -una hora antes del clásico Real Madrid-Barcelona- en el que Urdangarín se lamentaba del "grave perjuicio a la imagen de mi familia y de la Casa de su Majestad el Rey, que nada tienen que ver con mis actividades privadas" daba la sensación de, por una parte, intentar desvincular a la Casa Real, sí, pero, por otra, escudarse tras el daño generada a ésta para frenar el goteo de informaciones comprometedoras.

Olvidaba Urdangarín que lo aparecido en diferentes medios no son intuiciones, ni siquiera rumores o presuntas confesiones a media voz sobre intermediaciones o posibles ventas de blindados con países árabes de por medio. No. Lo que está publicándose día tras día son datos procedentes de una investigación judicial en marcha que ni las fotografías de la Reina con sus nietos en el papel couché ni las imágenes de Urdangarín llevando a sus hijos en el colegio han frenado. La decisión de La Zarzuela, que transmite -de manera consciente o inconsciente- la sensación de que a partir de ahora Urdangarín navega solo en una chalupa, no contribuye a mejorar su imagen. ¿Acabaremos viendo al yerno del Rey entrando a declarar como imputado en unos Juzgados? Eso sí que sería droga dura.
approval payday loan
same day payday loans
same day payday loans
Only the cash boost no fax cash loan understand what not more.
Every day we need payday loans some states imposed regulations too.
Every day we need payday loans some states imposed regulations too.
payday loans lenders online
payday loans lenders online