Suscribete al resumen de prensa Recomienda la página a un amigo
Época II - Año XIV
Edición Nº 4189
Vistazoalaprensa.com
Agregar a favoritos
Página de inicio

Imprimir
Diario digital en español: Prensa, confidenciales, artículos recomendados, firmas invitadas y mucho más...
 
 viernes, 25 de julio de 2014 ESPAÑA
Sumario
Cartas al Director
Prensa
Artículos
Firmas invitadas
Contraportada
Encuesta
Foro
Medios
Postales
Libro de visitas
Buscanoticias
Enlázanos
Servicios
Buscador
Tiempo
Loterías
Euroconversor
Once
Callejero
Carreteras
Pags. Blancas
Ocio
Reflexiones
Humor
TV online
Cine
Teatro
Salud
Radio online
Consciencia
Informática
Montañismo
Encuesta
¿Va Rajoy por el buen camino?
 
  No
  No sé
  Haz click para votar
   
  Contraportada 13/07/2012
Pido perdón por mi gran error
Félix Arbolí
 
P IDO perdón, a los que con mi voto y el de otros muchos engañados, votamos a este gobierno que ha convertido España en un auténtico infierno. Pido perdón a los millones de funcionarios, (administrativos, bomberos, médicos, enfermeras, personal sanitario, maestros, policías, servicios de limpieza y demás), es decir millones de familias, que en estas fiestas navideñas, no van a poder a celebrarla como desde hacía décadas y me atrevería a decir, siglos, la celebraban, por culpa de mi necedad en votar al que menos se los merecía. Pido perdón, por haber votado a este gobierno que se ha convertido en el peor enemigo del pueblo, por los abusivos recortes a los que han condenado a los que apenas les quedaban recursos para mal vivir, en un constante y vesánico acoso a los de siempre; es decir, a los que pagan los platos rotos de las comidas pantagruélicas de los privilegiados por su cuna y por sus enchufes. Pido perdón por mi torpe decisión de ir a votar y hacerlo a favor de los que en justicia deben ser castigados donde más les duela por el inhumano proceder de que este año millones de críos pierdan la ilusión de su noche mágica de Reyes, mientras este gobierno despótico y dictador y los malditos y odiados políticos, no sentirán el pequeño picotazo que les darán en sus elevados ingresos, porque ya procurarán sacárselo por otro lado. Esta medida, Como abuelo jamás le perdonaré a este señor de media barba y poca credibilidad, que mi nieta, la más pequeña, hija de un funcionario, se quede esa mágica noche de Reyes sin ver realizados sus sueños e ilusiones, porque a usted le parece razonable ir también contra los niños de la gran mayoría de españoles que en estas fiestas lo van a pasar muy crudo. No sé cómo no se le cae la cara de vergüenza con media tan impopular y canallesca. ¡Bájese usted su sueldo a nivel de hombre de la calle, (será el primero que se maldiga), y mande a la porra o a brindarle pleitesía en su nombre a la oronda señora Oca, su dueña y mentora y a tantos enchufados y parásitos que viven a su sombra, antes de privar de esa milenaria ilusión a nuestros pequeños!. Es usted un pésimo e insensible gobernante, entérese de una vez. Pasará a la historia tras su corto mandato, (no piense que le vamos a consentir que siga mucho tiempo destrozando a España y amargando a los españoles), como el más nefasto, inepto y dictatorial de todos los gobernantes de España.

Le recibimos con ilusión y contento generalizado y usted ha sido incapaz de agradecer y tener en cuenta a ese pueblo que lleno de entusiasmo y fiados en sus promesas incumplidas, le entregaron la gobernación de un bonito país que usted ha convertido en un pueblo enfurecido, desengañado y con ánimos de revancha contra el que tan miserablemente le engañó. Yo soy uno de ellos y bien que me pesa. No solo haberle votado, sino hacerme escribir lo que nunca imaginé tener que hacer. Ni aún siquiera con los gobiernos ajenos a mis ideas y convicciones. Y esto no se lo perdonaré en la vida. Moriré con la pena y el remordimiento de haber podido contribuir a esta insostenible y amarga situación que a usted, con esa sonrisa a medio salir y cara de despistado con la que nos habla, no parece importarle lo más mínimo.

Siento no tener los bemoles suficientes y sí los principios que me lo impiden, para no ir con una metralleta en el instante que usted de esa millonada a los bancos para salvarles de su mala administración, y coger ese dinero que vamos a pagar los que no lo recibimos, para distribuirlo entre este pueblo que su mala gestión e insensibilidad ha dejado en la ruina más espantosa. Hasta vergüenza me daría utilizar un palacio de vivienda y coches de alta gama para sus desplazamientos, sin que sus votantes y españoles en general tengan un techo donde cobijarse y puedan viajar en Metro o autobús simplemente, porque su “gracia repajolera”, yo más bien diría “esaboría”, ha vuelto a subirles el precio. ¿Es que no tiene usted conciencia y humanidad?. Yo creo que ese poder le ha cegado y le ha endurecido la conciencia creyéndose un “superman” en un pueblo de enanos. No me extraña la talla de algunos de sus principales, pero si me sorprende que además en sus decisiones y maneras de comportarse y decidir, sean aún más “liliputiense”.

Pido perdón a los que bajo los efectos de la manzana envenenada de la líder alemana y los inoportunos comentarios de la líder madrileña, ( que cada vez que habla sube el pan de la soberbia y el ridículo)., aún sigan obstinados defendiendo lo indefendible y manteniendo ese sospechoso silencio ante mis críticas, cuando en tiempos de Zapatero si me las aplaudían y me animaban. Hay que ser menos cerrados de mollera y más consecuentes con la realidad aunque éste no nos guste. Por encima de todo lo hidalguía y el respeto a la verdad.

Pido perdón a los lectores ante mi insistencia en desenmascarar tanta falsedad, conjuros maléficos y políticos de baja estofa, pero es que cada día, el simple hecho de leer la prensa, oír las noticias y comprobar el malestar general que se palpa en la calle, me hierve la sangre y me sube la adrenalina como nunca hasta ahora me había pasado y solo tengo ganas de encararme y gritar a los que han profanado y traicionado los ideales de muchos millones de personas que confiaron en ellos sin saber que estaban dándole el poder a los que menos se lo merecían. Yo fui uno de ellos y por ello mi inquina y repulsa es aún mayor. Ya me han hecho dudar de todo, de lo divino y lo humano, porque esta era la opción más en consonancia con una Iglesia, que los apoyó y los sigue apoyando, porque han olvidado las Bienaventuranzas demasiado rápido. No creo que esa gaviota que recorría alegre y confiada los cielos de una España ilusionada y esperanzada, se sienta muy segura y satisfecha con el cariz de su entorno.
approval payday loan