Suscribete al resumen de prensa Recomienda la página a un amigo
Época II - Año XIV
Edición Nº 4126
Vistazoalaprensa.com
Agregar a favoritos
Página de inicio

Imprimir
Diario digital en español: Prensa, confidenciales, artículos recomendados, firmas invitadas y mucho más...
 
 viernes, 18 de abril de 2014 ESPAÑA
Sumario
Cartas al Director
Prensa
Artículos
Firmas invitadas
Contraportada
Encuesta
Foro
Medios
Postales
Libro de visitas
Buscanoticias
Enlázanos
Servicios
Buscador
Tiempo
Loterías
Euroconversor
Once
Callejero
Carreteras
Pags. Blancas
Ocio
Reflexiones
Humor
TV online
Cine
Teatro
Salud
Radio online
Consciencia
Informática
Montañismo
Encuesta
¿Va Rajoy por el buen camino?
 
  No
  No sé
  Haz click para votar
   
  Contraportada 31/08/2012
Lamentos de un pueblo desesperado, al que nadie escucha
Félix Arboli
 
H EMOS llegado al límite, señor Rajoy. Ya no podemos soportar más cargas y sacrificios. A nuestros bolsillos no les quedan ya ni pelusas y nuestros estómagos solo tienen telarañas desde que usted llegó al poder. Es inútil, no se esfuerce, ya no nos puede sacar ni la identidad pues cuando nos miramos al espejo no nos reconocemos. Es usted el presidente del milagro, pues ha sido el único capaz de cargarse a todo un país sin necesidad de utilizar la artillería, sólo el hambre y la desesperación. Bueno, rectifico, a todo un país excepto a la casta privilegiada de los parásitos políticos de izquierda, derecha, centro, blanco y verde, que jamás imaginaban que con usted, con la llamada “derechona”, pues esto no es la derecha, iban a vivir en la opulencia sobre las ruinas de un pueblo que confió de buena fe en ustedes y se encontró sumido en la tiranía del hambre.

Me siento culpable, víctima y engañado a un tiempo pues les voté confiado en que con este cambio España iba a recuperar su prestigio internacional, que se encuentra más hundido que nunca y a expensas de lo que dictaminen unos y otros desde más allá de nuestras fronteras y a gozar de un estado de mejoría económica y justicia social, que también para nuestro desgracia ha desaparecido por completo con sus agobiantes e impopulares medidas desde que se instaló en la Moncloa. Tenga la seguridad de que su paso por el gobierno figurará en nuestra Historia como uno de los peores periodos de la España contemporánea, peor incluso que el del nefasto Zapatero, donde al menos podíamos respirar sin tener que pagar tributo por ello. .

Usted ha confundido derecha, esa tendencia política que muchos sentimos y por la que le votamos, con la odiosa “derechona” caciquil, insolidaria, sobrada de toda clase de privilegios y exenta de sacrificios donde viven a lo grande y medran a sus anchas, amigos, políticos y potentados. Esta no es la derecha que decía representar, ni él centro que se había adjudicado. Esto es una auténtica oligarquía. Usted, señor Rajoy, ha tomado el camino equivocado, sin que ninguno de sus compañeros de aventuras tenga la decencia de advertírselo. ¿O es que están tan cómodamente instalados que le traen al pairo lo que pueda opinar y necesitar el ciudadano?.

Por respeto a sus engañados votantes, entre los que me encuentro, y por dignidad personal debería ceder su puesto a una persona más capacitada, solidaria, menos débil ante las continuas exigencias y chantajes de esas inútiles y costosas “taifas”, y no tan servil con los poderes y normas llegados de más allá de nuestras fronteras. Es usted, no lo olvide, el presidente del gobierno de España y no el corre, ve y dile de Merkel, Hollande, Draghi y otros líderes y financieros europeos que nos marcan lo que hemos de tributar, de lo que debemos privarnos y hasta, si nos descuidamos, cómo debemos andar por nuestras calles. Hablábamos y yo el primero, de la bajada de pantalones de Zapatero ante la Unión Europea y vemos que usted sigue los mismos pasos desde nada más instalarse en la Moncloa. Nos ha engañado en sus mítines electorales, ya que en el instante de hacerse cargo del gobierno, afiló sus garras y como ave carroñera nos ha ido sacando a picotazos el alma y la vida. Esto no es lo que usted nos prometió y por lo que yo le voté y si usted ha faltado a su palabra, yo tengo todo el derecho a no considerarle mi presidente.

Desde que llegó al poder, mediante el engaño, ya que si nos dice la verdad no le hubiéramos votado, nos hemos dado cuenta, aunque tarde, que habíamos sido víctimas de uno de los tocomochos de la política al encontrarnos con un gobernante insensible al dolor y sufrimiento de su pueblo y empecinado en seguir exprimiéndonos, aunque ya nada podemos ofrecer porque hemos perdido hasta la esperanza, que dicen es lo último que se pierde, mientras permite que sus compañeros, diputados, comunitarios y políticos en general, continúen con sus ofensivos privilegios.

Si no es capaz de poner freno a tanta barbaridad y excesivos abusos con los que ya no tenemos ni cinturón que apretarnos, es mejor que tenga el valor y la honestidad de dejar ese puesto a la persona que dentro de su formación política sea capaz de poner freno a esta tiránica situación, que ya ni la policía quiere reprimir, porque ellos son víctimas también de este debacle y saben que el pueblo tiene razón. Si no encuentra a esa persona, forme un gobierno de coalición multipartidista, para que pueda poner freno a sus tremendos y desagradables patinazos Cualquier medida que nos libre de su incapacidad y mala gestión económica. ¿Cuánto tiempo cree usted que resistirá un pueblo esta miseria y desesperación, sin tomar una imprevisible y drástica decisión que a nada bueno puede conducirnos?.

Siento mi crudeza, pero más siento su falsedad a la hora de prometer lo que no estaba dispuesto a cumplir. Acabe con la lacra y el enorme costo de las comunidades y no invierta un solo céntimos de préstamos que hemos de pagar los ciudadanos en ayudarles a continuar con sus lujos y despilfarros. ¿En qué benefician al resto del país esas regiones con aires de naciones?. Estamos con el agua al cuello y nos permitimos mantener a todo lujo a diecisiete “seudo gobiernos” con toda su parafernalia y encima renegando continuamente de sus raíces españolas.

Sus antipopulares y continuas medidas, cada vez nos hunden más y si Dios no lo remedia, (usted ya sabemos que no), vamos a parecer supervivientes del campo nazi de Mauthasen. No se ve por parte de su gobierno, ni por la clase política que tenemos, un gesto de solidaridad y sacrificio que puedan servirnos de ejemplo y estímulo. No veo retirada de coches oficiales, eliminación de enchufados y parientes en altos cargos innecesarios e inútiles, recortes sustanciosos de sus elevados sueldos y la renuncia a dietas, VISAS y toda clase de absurdas comodidades, que ustedes siguen disfrutando, a costa del hambre y el sufrimiento de todo un pueblo, convertido en esclavos de sus abusos. ¡Den ejemplo antes, si quieren que el ciudadano les obedezca!. Me temo que vamos muy mal y ustedes, los odiosos políticos, serán los únicos culpables de lo que pueda ocurrir.

No se puede ir al teatro o al cine, porque para el señor Rajoy, es un lujo intolerable. Y no se da cuenta que con esta medida fastidiará, no solo a los posibles espectadores, sino a gran cantidad de familias que se verán obligadas a incrementar el paro. Hasta han subido los gastos funerarios. ¡Es el colmo!. A los muertos los vamos a tener que dejar en las calles para que los recojan en el camión municipal. También la sanidad y las medicinas, los transportes, el material escolar, los colegios, etc. Péguenos un tiro y así termina de una vez con nuestro Calvario y ya se queda tranquilo con sus amigotes banqueros y colegas políticos, que son los únicos que tienen privilegios y derechos en este país del que tienen que marcharse sus ciudadanos buscando trabajo y una mejor calidad de vida, mientras sus dirigentes que no destacan en su buen hacer, son los mejores pagados de Europa y los que gozan mayores privilegios.