Suscribete al resumen de prensa Recomienda la página a un amigo
Época II - Año XIV
Edición Nº 4189
Vistazoalaprensa.com
Agregar a favoritos
Página de inicio

Imprimir
Diario digital en español: Prensa, confidenciales, artículos recomendados, firmas invitadas y mucho más...
 
 sábado, 23 de agosto de 2014 ESPAÑA
Sumario
Cartas al Director
Prensa
Artículos
Firmas invitadas
Contraportada
Encuesta
Foro
Medios
Postales
Libro de visitas
Buscanoticias
Enlázanos
Servicios
Buscador
Tiempo
Loterías
Euroconversor
Once
Callejero
Carreteras
Pags. Blancas
Ocio
Reflexiones
Humor
TV online
Cine
Teatro
Salud
Radio online
Consciencia
Informática
Montañismo
Encuesta
¿Va Rajoy por el buen camino?
 
  No
  No sé
  Haz click para votar
   
  Contraportada 23/11/2012
Rajoy nos quita los Reyes y el Papa el Belén (VIENE DE PORTADA )
Félix Arbolí
 
…Creo que llegará algún Papa, casos más difíciles se han visto, que nos dirá que todo ha sido una bonita metáfora o una invención piadosa para pasar el trance de la muerte con mayor resignación. Porque no hace mucho, después de siglos creyéndolo, eliminaron el Limbo y se quedamos tan panchos. No hubo explicación que avalara la desaparición de ese lugar tan especial donde nos decían que iban a parar los pequeñajos que habían muerto sin bautizar. Extraño castigo para seres tan inocentes, aunque después de lo del “pecado original”, todo es posible en Granada y Sebastopol. Y no crean que lo de cielo, Purgatorio e Infierno, ha quedado muy claro. Ya les contaré lo que me encuentro cuando llegue a la otra dimensión.

El “solo sé que no sé nada” socrático cobra vigencia y cuando apenas tengo tiempo para corregir mi ignorancia, me doy cuenta que en cualquier momento pueden cambiar las cosas a peor allá en las alturas. Es ganas de poner en “solfa” lo que nos han inculcado de pequeño y hemos procurado mantener a lo largo de nuestra vida.

De una manera tan insólita, como innecesaria y sorprendente, el Papa ha echado un jarro de agua fría sobre la aterida Cristiandad y ha seguido su lento caminar por las solitarias estancias vaticanas. Al más puro estilo germánico. Creo y me causa desazón y tristeza que Su Santidad ha intentado privar de uno de sus más hermosos encantos al tema de la Navidad. Y digo lo de intentado, porque nadie lo va a tomar en consideración, ya que al no ser un dogma de fe, a nadie obliga, ni tiene por qué creerlo. Él no estaba allí y personas muy doctas y más cercanas a ese grandioso acontecimiento si lo creyeron y nos lo contaron. Estimo que hay asuntos que es mejor “no meneallo”, como decía aquel castizo de épocas ya muy pretéritas. Y este es uno de ellos.

El “todo cambia” del antiguo filósofo Heráclito, aunque él lo enunciara como “Panta rei”, que quiere decir lo mismo, pero en la antigua lengua helénica, sigue de permanente actualidad. Lo que ayer era rojo, hoy es azul y mañana puede ser negro y no tiene nada que ver con el tema político, sino con el religioso. Me refiero a que unos nos encandilan con unas historias que nos hacen sentir más sensibles y solidarios y otros nos dicen que de lo dicho no hay nada, ha sido pura invención de un exceso de imaginación. .

Benedicto XVI, que es alemán, como el Alzheimer y la Merkel, nos decepciona, sorprende y amarga la Navidad con su peregrina afirmación, de que ni pesebre, ni buey, ni mula, ni Estrella, ni Reyes Magos, ni pastores que cantaban, ni nada de nada. No sé si ha dejado al Niño y a la Virgen o también los ha borrado de tan idílica y milenaria escena. Para este teólogo y antiguo Cardenal del Santo Oficio, hoy llamado de otro modo para evitar recelos, todo ha de ser como el piense y dictamine. Y menos mal que no hablaba ex cátedra. Con todo respeto, no estoy de acuerdo con este tipo de manifestaciones, que en lugar de mantener el espíritu de estas fiestas, tal como lo creíamos y celebrábamos, solo consiguen sembrar la duda, la indiferencia y el enfado entre los que ya no nos vamos a creer nada. Hasta una monja consultada en plena calle por el reportero de la “tele”, decía que ella seguiría creyendo en la idílica escena del pesebre y sus solidarios acompañantes. Quitar cualquier figura que siempre han estado confortando al Niño Dios en los Belenes, es como dejarlo más desnudo y solitario, más humano que divino, menos entrañable. Él en el Vaticano que haga lo que le venga en ganas, que yo en mi Nacimiento tendré al buey, la mula, el ángel, la Estrella, los Magos y los pastores . Hasta el fatídico Herodes que, a lo mejor tampoco formaba parte de esa historia.

Sí, ya sabemos que el Niño es el protagonista, pero necesita su fiel cortejo humano y animal en esa gélida noche, para que pueda recibir su aliento y calor en nombre de toda la Humanidad. Era muy significativo que Aquél que todo lo podía, naciera en un humilde Portal y tuviera como primeros y únicos acompañantes a un buey, una mula y a cuantos pastores se hallaban en los alrededores. Los mansos y humildes de corazón, como El llamaba a sus preferidos.

¡Pero hombre de Dios, y nunca mejor empleada esta expresión, que pretende hacer ante la depresión y falta de fe que vive el mundo, con tales manifestaciones en un libro!. Un libro que no pienso comprar y mucho menos leer, porque mi dudas y los problemas de fe que me invaden ante tantas decepciones e incógnitas, iban a incrementarse a límites insospechados. ¿Por qué ha cerrado esa bonita puerta a la candidez, la ternura y las buenas intenciones de toda la Cristiandad?. Ha convertido las dos noches más bonitas y mágicas, del año, Nochebuena y Reyes, en dos fechas que al paso que vamos desaparecerán del calendario. Terminaremos por creer que fue un sencillo parto en un portal, pesebre o quien sabe ya qué escenario, cuyo fruto resultó ser el Hijo de Dios. De San José, el padre de la criatura, no se sabe si estuvo o no presente, ya que de este casto varón poco se habla en los Evangelios y textos sagrados. ¡ Y de los Reyes, ya ni los de la Zarzuela!

Le digo Santidad, que no creo en su versión y además no me gusta nada tal como cuenta esta historia. Deje su Teología para los entendidos en la materia y no intente alterar tan hermosa tradición e idílica estampa en el mundo cristiano que no está propicio para cambios y alteraciones tan bruscas y demoledoras.

Rajoy, que debe tener buenos “chivatos” ha visto el cielo abierto –yo más bien diría cerrado por luto universal-, y de un “teclazo”, ha eliminado la extra, porque lo del Belén, la Estrella y sus Majestades de Oriente, “ná de ná”. Lo ha dicho el Papa que vive en Roma o tampoco es verdad lo de San Pedro y su propia Primacía sobre la Iglesia. Sigo pensando que me gustaba mucho más el inolvidable Juan Pablo II, que ese sí que era un “santo varón sobre la tierra” hasta cuando con las zapatillas de deporte, en sus primeros años pontificios, se iba a correr por los jardines vaticanos.

approval payday loan