Suscribete al resumen de prensa Recomienda la página a un amigo
Época II - Año XIV
Edición Nº 4127
Vistazoalaprensa.com
Agregar a favoritos
Página de inicio

Imprimir
Diario digital en español: Prensa, confidenciales, artículos recomendados, firmas invitadas y mucho más...
 
 lunes, 21 de abril de 2014 ESPAÑA
Sumario
Cartas al Director
Prensa
Artículos
Firmas invitadas
Contraportada
Encuesta
Foro
Medios
Postales
Libro de visitas
Buscanoticias
Enlázanos
Servicios
Buscador
Tiempo
Loterías
Euroconversor
Once
Callejero
Carreteras
Pags. Blancas
Ocio
Reflexiones
Humor
TV online
Cine
Teatro
Salud
Radio online
Consciencia
Informática
Montañismo
Encuesta
¿Va Rajoy por el buen camino?
 
  No
  No sé
  Haz click para votar
   
  Firmas Invitadas - Edición Nº 107
Semana del 19/03/2004
Un par de siniestras sonrisas


Ramón Sánchez
E L escenario de la tragicomedia política española no tendrá los mismos primeros actores a partir de ahora. Ese cambio, tan ansiado por muchos, se ha producido. En los próximos cuatro años, España será regida por un gobierno socialista dando al traste con todos los pronósticos establecidos antes del fatídico 11-M. A través de unas elecciones viciadas por los tristes acontecimientos de Madrid, la ciudadanía ha dado un vuelco espectacular en sus preferencias, castigando cruelmente a Mariano Rajoy por el incuestionable error de José María Aznar al inmiscuirse en una guerra que no era la nuestra. Sólo el tiempo dirá si el resultado de las urnas ha sido acertado o no, pero resulta irónico que un partido que siempre tuvo como bandera la lucha contra el terrorismo se haya visto doblegado por esa misma fuerza diabólica.

José Luis Rodríguez Zapatero ha mostrado a lo largo de toda la campaña electoral un talante conciliador muy lejano del que en su día exhibieran los “grasiosos” González y Guerra, lo que, dentro de un orden, permite ser optimistas acerca del futuro. Sin embargo, uno no puede evitar cierto resquemor ante el legado que dejó el PSOE en su última legislatura: GAL, Seguridad Social al borde de la ruina, innumerables irregularidades económicas en el Ave, Filesa, Boletín Oficial del Estado, la Expo de Sevilla, los Juegos Olímpicos de Barcelona, etcétera, etcétera. Dicho sea con el mayor de los respetos, hay que esperar y desear que no sean los mismos perros con distintos collares. Ojalá ZP sirva de ejemplo para muchos de sus seguidores (por cierto, ninguna bandera española en la celebración socialista) que con su comportamiento (agresiones verbales y físicas a pie de urna y en la manifestación barcelonesa del viernes a los que no opinaban como ellos) demostraron que no saben ganar como en su día no supieron perder.
Tras el desenlace de las elecciones, no puedo por menos de imaginarme una escena con dos siniestros personajes esbozando la mejor de sus sonrisas, puesto que ellos han sido el detonante del resultado final. Me refiero a Osama Bin Laden y Jesús Polanco. El primero debe sentirse enormemente satisfecho porque, al fin y a la postre, ha conseguido su objetivo, que no era otro que machacar a Aznar, aunque haya sido tristemente a costa de la vida de más de 200 personas.

Parece claro que la cita electoral la ha decidido Al Qaeda con su incalificable barbarie. Y lo triste del caso es que España se ha plegado a sus dictados. “Ganó Al Qaeda”, titulaba su colaboración en El Mundo un filósofo, ácrata e independiente, como Gabriel Albiac. Y no es solamente él. Otros medios informativos como Liberation y The Wall Street Journal, comparten idéntica opinión. El terrorista saudí se salió con la suya. A base de sangre y miedo ha conseguido no sólo desplazar al PP del poder, sino algo parecido a una rendición del pueblo español.

Lo del otro personaje es igualmente perverso, porque al socaire de las acciones terroristas ha barrido para casa. Desde hace ya algunos meses, Don Polancone y su imperio mediático, Prisa Nostra, venían socavando los cimientos gubernamentales de una manera sutil y solapada. El País, la SER y CNN+ lograron minimizar la sumisión de Alfredo Urdaci en Televisión Española. Sin embargo, lo peor llegó durante el pasado fin de semana.

En plena jornada de reflexión, el comportamiento de Prisa Nostra rayó en lo vergonzoso. Uno de los programas estrella de la SER, “Carrusel Deportivo” demostró hasta qué punto es posible politizarlo todo. El sábado, lo de menos fue el deporte. Había que influir en la opinión pública con astucia y perspicacia, tirando la piedra y escondiendo la mano. Y lo hicieron a la perfección. Muy profesionales.

La manipulación de Prisa Nostra se basó en una palabra: mentira. Repitiendo hasta la saciedad este vocablo en prensa, radio y televisión, lograron convencer a muchos incautos. Se acusaba al Gobierno de mentir al atribuir a ETA la autoría de los atentados. ¿Pero es que hay alguien en su sano juicio que, en primera instancia, no pensara en el terrorismo vasco? ¿No estaba el precedente del fallido ataque a la estación de Chamartín? ¿No había sido detenida días antes en Cuenca una furgoneta cargada de explosivos cuyo objetivo era el Corredor del Henares? ¿Cómo no pensar en los del hacha y la serpiente? Esos mismos medios intentaron hacer creer a la población que el Gobierno no quería desvelar la identidad de los autores de la matanza. Como si eso se pudiera resolver en un par de días. ¿Cuánto tardó Estados Unidos en aclarar el 11-S?

Luego está lo de la manifestación ante la sede popular de la calle Génova, pretendidamente espontánea según la CNN+, que se apresuró a ofrecer imágenes en directo. ¿Alguna persona medianamente imparcial puede pensar que no se trataba de algo perfectamente orquestado? ¿Quién se encargó de enviar esos mensajes telefónicos para la cita? ¿Quién de preparar los cientos de pancartas? Y todo ello en una jornada supuestamente reflexiva.
El broche de oro (!) lo puso Fernando Delgado en la SER, cuando afirmó que, al no conocerse los autores de la masacre, las elecciones quedarían deslegitimadas si las ganaba el PP... aunque no si era el PSOE quien salía airoso.

Don Polancone se estará frotando las manos. Sus peones han funcionado a la perfección. Como Pérez Rubalcaba, más que probable ministro en un futuro inmediato, al afirmar el mismo sábado que “España merece un Gobierno que no mienta” o el propio Alfonso Guerra, quien manifestó después de votar que “hemos estado ocho años en manos de una pandilla de mentirosos”. Quizás ahora, con el apoyo de los suyos, el patrón de Prisa Nostra pueda hacer realidad su viejo sueño de conseguir la adjudicación de una emisora de televisión en abierto. Debe ser de lo poco que le falte para mandar por completo en este país.
approval payday loan
Opina sobre este artículo Compartir: Menéame Enviar a un amigo
 
Otros artículos del autor:
Edición 427 - ¡Ay Carmela!
Edición 426 - De Montilla, Sostres y otros impresentables
Edición 425 - ¿Qué es lo que sabe Garzón?
Edición 424 - Se les apareció la Virgen
Edición 423 - El dinero no es de nadie
Edición 422 - El timo de la Seguridad Social
Edición 421 - Las subvenciones de la ‘miembra’
Edición 420 - Tres señoras con un par
Edición 419 - Con las vergüenzas al aire
Edición 418 - Sinvergüenzas o ineptos
Edición 417 - ¡Jo, qué país!
Edición 416 - Cero Zapatero
Edición 415 - Los dineros de Zetapé
Edición 414 - ¿Y dónde estaba el Príncipe?
Edición 349 - Hasta aquí he llegado
Edición 348 - ¡Dios, qué tropa!
Edición 347 - ¿Hasta cuándo aguantará la ciudadanía?
Edición 346 - Dos abuelos peligrosos
Edición 341 - Nadal puede no ser suficiente
Edición 340 - Las ‘tomatinas’
Edición 339 - Indeseables olímpicos
Edición 216 - Galería de ‘cagurrios’
Edición 211 - Por un plato de lentejas
Edición 210 - El equipo del Gobierno
Edición 209 - Tres tenores de la desvergüenza
Edición 208 - ¡Qué solo se queda Iriondo!
Edición 203 - Excesiva ternura
Edición 202 - La teta de Carme
Edición 200 - ¿En qué hemos fallado?
Edición 198 - El batacazo de la Cuatro
Edición 197 - ¡Ya, ni la justicia deportiva!
Edición 196 - Tragones
Edición 195 - ¡Todos a La Caixa!
Edición 194 - Hipócritas
Edición 193 - Los ‘bandidos’ de Digital +
Edición 192 - Defensa ciudadana
Edición 181 - Mea culpa
Edición 178 - El majadero señor De Prada
Edición 171 - ¡Qué gozada!
Edición 154 - El sabio más sabio de todos los sabios
Edición 153 - La avalancha que viene
Edición 152 - Agravios comparativos
Edición 151 - Pío Moa y octubre del 34
Edición 150 - Harto ya de estar harto
Edición 149 - La hora de la verdad
Edición 148 - Ellos siempre tienen razón
Edición 147 - Pilar Manjón sí, pero...
Edición 146 - Madrid 2012, al borde del K. O.
Edición 145 - ¡Pobre Urdaci!
Edición 144 - Insaciable ‘Prisa Nostra’
Edición 143 - Bofetada tras bofetada
Edición 142 - ¿Cuándo terminará nuestra guerra civil?
Edición 141 - ‘El principio de Peter’
Edición 140 - ¿Por qué son tan conformistas nuestros jóvenes?
Edición 139 - Un torneo mayor de edad
Edición 138 - A vueltas con la Justicia
Edición 137 - El difícil arte de bien morir
Edición 136 - Miseria futbolera
Edición 132 - ¡No la lleve a Pekín!
Edición 127 - Un vago de tomo y lomo
Edición 126 - ¿Pero en qué manos estamos?
Edición 125 - Comentarios futbolísticos
Edición 124 - Las falacias de Prisa Nostra
Edición 123 - Los pies en la tierra
Edición 121 - Mansurrones
Edición 120 - Racanería europelotera
Edición 119 - Predicar y dar trigo
Edición 118 - Ni la madre que lo parió
Edición 117 - Ya están aquí los pelotas
Edición 116 - Pasteleo televisivo
Edición 115 - ¿Creen ustedes en la Justicia?
Edición 114 - ¡Márchese, señor Alonso!
Edición 113 - Amistades peligrosas
Edición 112 - Bono se estrena tropezando
Edición 111 - ¿Deporte o negocio?
Edición 110 - Cara y cruz policial
Edición 109 - Patinazos
Edición 108 - Conductas y declaraciones impresentables
Edición 106 - Medidas más drásticas
Edición 105 - Una profesión a extinguir
Edición 104 - El yerno del César
Edición 103 - Cutrerío literario
Edición 102 - Una treintena de impresentables
Edición 101 - La noche de los cagones
Edición 100 - Entre la pena y el asco
Edición 99 - ¿Por qué?
Edición 98 - Vendedores de crecepelo
Edición 97 - La nomenclatura del callejero
Edición 96 - Gallardón, suma y sigue
Edición 95 - Lo mejor de cada casa
Edición 94 - Pobrecitos fumadores
Edición 93 - Encuestas
Edición 92 - Adiós ensaladera, adiós
Edición 91 - El hacha mellada de Esperanza
Edición 90 - ¡Así da gusto!
Edición 89 - Egolatría presidencial
Edición 88 - Mariano, por favor, ¡di algo!
Edición 87 - El faraón del Foro
Edición 86 - Cateto
Edición 85 - El Tenis, bajo sospecha
Edición 84 - Recoger tempestades
Edición 83 - Amiguismo en TVE
Edición 82 - Un muerto en la Davis
Edición 81 - De mal en peor
Edición 80 - Los nuevos esclavos
Edición 79 - El Deporte pierde 'glamour'
Edición 78 - ¿De qué le acusarán ahora?
Edición 77 - El cateto Laporta
Edición 76 - La prepotencia de Kirchner
Edición 75 - Un verano para olvidar
Edición 74 - Las alcaldadas del Alcalde
Edición 73 - Pirineos nacionalistas
Edición 72 - Y ahora, ¿qué?
Edición 71 - Crisis olímpica
Edición 70 - Que me lo expliquen
Edición 69 - ¿Qué pasa en la Guardia Civil?
Edición 67 - Profesionales y profesionales
Edición 66 - Los españoles no somos tontos
Edición 65 - Cultura de izquierdas
Edición 64 - El libro en España
Edición 63 - Dardos que hacen reflexionar
Edición 62 - Marcianos sin rumbo
Edición 61 - La cara oculta del tenis español
Edición 59 - ¡Pobre fútbol!
Edición 58 - Samaranch y el tufo a incienso
Edición 57 - ¿Cree usted en la justicia?
Edición 56 - Yo no me manifiesto
Edición 55 - Criminólogos de pacotilla
Edición 54 - Me das miedo, Nacho
Edición 53 - Gardel, ese mentiroso
Edición 52 - ¡Cuidado con el ‘hikikomori’!
Edición 51 - Egun.., ¿qué?
Edición 50 - Sólo sentido común
Edición 49 - Morir (de miedo) en Madrid
Edición 48 - Gato por liebre
Edición 47 - ¡Vaya tropa!
Edición 46 - Euforia olímpica
Edición 45 - Periodismo deportivo
Edición 44 - Políticamente incorrecto
Edición 43 - ¡Qué tropa!
Edición 42 - Los otros futbolistas
Edición 41 - El fraude de los premios literarios
Edición 40 - Algo huele a podrido en can Barça
Edición 39 - Quo vadis, Pedro?
Edición 38 - Empecinados
Edición 37 - ¡Quiero ser Roldán!
Edición 35 - Una piedrecilla molesta
Edición 34 - Injusticia de la inmigración
Edición 33 - El Principito
Edición 32 - ¿Todos comunistas?
Edición 30 - Ceremonia de confusión
Edición 29 - Estulticia en el Congreso
Edición 28 - Sesenta y tres son muchos años
Edición 27 - Apocalipsis
Edición 26 - Zapatero a tus zapatos
Edición 25 - Traductores
Edición 24 - Nos hemos vuelto locos
Edición 23 - ¡Gallardón, ven pronto!
Edición 22 - ¿Cree usted en la Justicia?
Edición 21 - Monotonía deportiva
Edición 20 - ¿A qué juega Llamazares?
Edición 19 - ... Y Aznar, de comadrona
Edición 18 - Estupidez inglesa
Edición 17 - Las mamandurrias del señor Villar
Edición 16 - Iker el afortunado
Edición 15 - Derecho al trabajo
Edición 14 - De mediocres y caretas
Edición 13 - ¡Cuidado con los himenópteros!
Edición 12 - Arancha, déjalo ya
Edición 11 - Triunfadores en la sombra
Edición 10 - El Rayo, contra viento y marea
Edición 9 - Un equipo exhausto
Edición 8 - Depende del color
Edición 7 - ¿Qué le pasa a Camacho?
Edición 6 - Sorprendente Gasol
Edición 5 - Derecho de pernada
Edición 4 - EL DIFÍCIL RESCATE DEL BOXEO
Edición 3 - BULA ARBITRAL
Edición 2 - JERGA FUTBOLÍSTICA
Edición 1 - CLAROSCUROS DEL DEPORTE ESPAÑOL
Firmas
_
Abel Abascal
Alberto Acereda
Alfonso Berroya
Alfredo Amestoy
Álvaro Peña
Amilibia
Antonio Castro Villacañas
Antonio Martín Beaumont
Borja Álvarez
Carmen Planchuelo
Enrique de Aguinaga
Ernesto Ladrón de Guevara
Eulogio López
Félix Arbolí
Francisco Daunis
Gabriela Ardiles
Germán Lopezarias
Honorio Feito
Hugo Alberto de Pedro (Buenos Aires)
Ignacio San Miguel
Ismael Medina
Javier del Valle
Javier Neira
Jesús Ansebar
Jesús Pozo
Joan Pla
Joaquín Abad
José A. Baonza
José Luis Navas
José Manuel G. Torga
José Manuel G. Torga
José María Moncasi de Alvear
José Meléndez
Juan Pablo Mañueco
Juan Urrutia
Julen Urrutia
Luis Irazu
Manuel Salvador Morales
María del Mar García Aguiló
Marta Rivera de la Cruz
Matías J. Ros
Miguel Ángel García Brera
Miguel Ángel Loma
Miguel Martínez
Nieves Concostrina
Óscar Molina
Pancho Linde
Pascual de Bustares
Ramón Sánchez
Ricardo Navas-Ruiz
Vasco Lourinho (Portugal)
Víctor Corcoba
Wenceslao Pérez Gómez
Wifredo Espina
Yolanda Cruz
Yolanda Salanova
Zain Deane (Nueva York)
Cartas al Director
 
Google
 
Web vistazoalaprensa.com

Quiénes somos | Contacte con nosotros | Política de privacidad

Optimizado para Internet Explorer 6 con resolución 1024 x 768
Copyleft 2001-2014