Suscribete al resumen de prensa Recomienda la página a un amigo
Época II - Año XIV Edición Nº 4189
Vistazoalaprensa.com
Agregar a favoritos
Página de inicio

Imprimir
Diario digital en español: Prensa, confidenciales, artículos recomendados, firmas invitadas y mucho más...
 
 sábado, 01 de noviembre de 2014 ESPAÑA
Sumario
Cartas al Director
Financial services teams of payday loans positive ex" target="_self
Financial services teams of payday loans positive" target="_self
Financial services teams of payday loans positive ex" target="_self
Financial services teams of payday loans posi" target="_self
Financial services teams of Encuesta
Financial services teams of payday loans positive expe" target="_self
Financial services teams of payday loans positive ex" target="_self
Financial services teams of payday loans positive " target="_self
Financial services teams of payday loans positive exp" target="_self
Financial services teams of payday loans posi" target="_self
Financial services teams of payday loans positive" target="_self
Thousands of loans and no credit check payday loans after borrowing anything.


Hugo Alberto de Pedro (Buenos Aires)
E l secretario de Finanzas de la Nación Argentina, Lic. Guillermo E. Nielsen, ha tenido la osadía de pedir disculpas, entiéndase perdón, a los ahorristas italianos que invirtieron en bonos actualmente en cesación de pagos. Textualmente “...quiero pedir disculpas en nombre del gobierno y pueblo argentinos a las personas que en Italia están sufriendo por los bonos impagos”.

Vergonzosamente el pedido hecho en nuestro nombre, vaya que sin autorización ni permiso alguno, lo realizó durante un programa de televisión en Italia y cuando se encontraban presentes una veintena de especuladores ahorristas italianos y que según las informaciones poseen bonos por un total de 14.500 millones de dólares repartidos entre unas 450.000 personas.

En lo personal Nielsen no me representa y repudio con total vehemencia y energía que se arrogue el derecho de pedir disculpas en mi nombre y en el de mis hijos a cualquier acreedor externo.

Cabe señalar que estos bonos fueron colocados por la República Argentina en las instituciones bancarias italianas y no fueron vendidos directamente a las personas que hoy reclaman el pago total de sus acreencias. Allí estaban los buitres con sus fondos y sus bancos comprando lo impagable a precios irrisorios y son ellos los que deben hacer frente al pago por su estafa realizada.

Nielsen no solamente ha pedido perdón sino que se ha atrevido a decirles a los ahorristas que de todas formas, y aún cobrando en base a la propuesta del Gobierno Nacional, quedan libres de proseguir con los juicios entablados o bien iniciar nuevos. Textualmente “...ningún pequeño inversor debe sentirse con las manos atadas para cualquier acción legal que quiera comenzar a posteriori, o que ya haya iniciado”.

Sí a confesión de parte relevo de pruebas, acá está la verdadera situación que el Ejecutivo Nacional oculta con total impudicia. No será ésta etapa del canje la que pondrá fin al tema de las deudas por bonos impagos. Tampoco la actual oferta es aquella informada en Dubai por el ministro de Economía Roberto Lavagna y el mismísimo Nielsen en setiembre del 2003, y que establecía una reducción del 75% del valor nominal y el no devengamiento de intereses a partir de diciembre del 2001.

El secretario Nielsen debería ahorrarse los tiempos de pedir perdón porque los ciudadanos argentinos no tenemos ningún motivo para ser perdonados. Todos sabemos, y el mundo entero también, que la deuda externa que posee la Argentina ha sido tomada por los diferentes gobiernos a nuestras espaldas y para beneficio exclusivo de los grupúsculos económicos y financieros que hicieron con ella una fiesta a la cual ningún jubilado, trabajador, estudiante o niño fue invitado.

El Gobierno Nacional actual y los anteriores desde 1983 a la fecha han prohibido terminantemente que sea el pueblo argentino quien se pronuncie sobre el pago o no pago de la deuda externa odiosa. Y ahora parecería ser que los únicos que tienen derechos son los supuestos acreedores que no quieren reconocer que se trataba de unos bonos de difícil cobro. Sin embargo pagaban en los mercados internacionales un poco menos de la cuarta parte de su valor nominal al momento de su adquisición.

El tratamiento legislativo de la deuda externa fue sistemáticamente boicoteado por radicales y peronistas que desde hace más de 21 años se pasan el poder de mano en mano, pero que no dudan en colocar sus trastes en las bancas para votar urgentemente las leyes que envía el Ejecutivo para aumentar sus poderes y traicionar la voluntad ciudadana. Asimismo han sido los senadores y diputados nacionales los que no han permitido que las denuncias efectuadas por Alejandro Olmos sobre la deuda externa -contraída en las épocas de la tortura y la desaparición de personas- y que posee un fallo judicial sobre su ilegitimidad e ilegalidad no haya tenido investigación y tratamiento parlamentario.

Cualquier funcionario antes de serlo y de jurar en nombre de cuanto libro le pongan por delante debe ser un ciudadano respetable, y su gestión en el cargo público solamente puede ser llevada adelante sin incurrir en mendacidades y corrupciones que lo coloquen en la situación de infame traidor a la Patria.

¿Cómo pudo suponer un ahorrista que el país de la corrupción endémica iba a pagar sus deudas?

¿Cómo pueden haber sido de ciegos para no haber comprendido que los gobiernos de Carlos Saúl Menen y Fernando de la Rúa emitían bonos imposibles de pagar?

¿Cómo pretendían cobrar cuatro veces más que los fondos colocados, y con intereses muy superiores a los vigentes en cualquier plaza financiera del mundo?

¿Cómo esperaban que un país con desempleo y marginalidad social tendría la capacidad de generar riquezas para pagar su endeudamiento?

¿Cómo podría Argentina pagar si fue saqueada y robada a través de los años de dictaduras y democracias?

¿Cómo íbamos a pagar si habían regalado las empresas nacionales que mayor ingreso y riqueza producían en el país?

Podríamos seguir con infinidad de preguntas y nos llevarían solamente a la reiterada confirmación de que la deuda externa es una mentira. Fomentada por los democráticos cipayos argentinos para el negocio rápido y la renta usuraria de los bancos y las multinacionales, que contó con la complicidad de los gendarmes financieros como el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo.

Ellos, FMI, BM y BID, avalaban cada uno de los inventos económicos, las refinanciaciones y planes de endeudamiento como el Brady, Blindaje, Déficit Cero, Megacanje, Reprogramaciones, etc.; junto con la emisión de los bonos que fueron basura desde su nacimiento. Es el turno ahora del Gobierno Nacional del presidente Néstor Carlos Kirchner -el de la transversalidad, el progresismo y los supuestos históricamente defendidos derechos humanos- el que coloca a éstos organismos como acreedores privilegiados.

En consecuencia, que sean Kirchner, Lavagna y Nielsen quienes pidan perdón, ya no por la renegociación de la deuda, sino por ser más de lo mismo de lo que han sido todos sus antecesores.

Sepan disculparme, pero debo decirlo con todas las letras.

Perdón las pelotas.
approval payday loan
lenders
Opina sobre este artículo Compartir: Menéame Enviar a un amigo
 
Otros artículos del autor:
Edición 289 - Kirchner, el otoño del patriar
Edición 285 - Olores a KK en Argentina
Edición 280 - Independizarnos de la corrupción
Edición 279 - El futuro será más de lo mismo
Edición 268 - ¿Una Santa Cruz en serio?
Edición 267 - Las tizas no se manchan de sangre
Edición 249 - Papeleras: Estos son unos atorrantes
Edición 242 - Papeleras: El único responsable es el gobierno
Edición 235 - Marchas vacías
Edición 234 - Eje del poder
Edición 232 - Rumba de gusanos y de ratas
Edición 229 - Los que no sirven
Edición 213 - ¡No pasarán!
Edición 212 - Más de 30 años de memoria argentina
Edición 209 - ¿En qué anda la Argentina?
Edición 207 - El gobierno argentino que distrae
Edición 206 - Las mentiras y dignidades de la cuestión santacruceña
Edición 205 - Tasselli, un modelo y sus cómplices
Edición 204 - Abrazos de oso
Edición 201 - La masacre de Avellaneda: Poder, Justicia y Memoria
Edición 199 - Democracia disfrazada
Edición 198 - Aplausos, abrazos y besos para el FMI
Edición 196 - Vuelve el Chacho y la vergüenza
Edición 193 - Mentirocracia
Edición 189 - Diputeando a los diputados nacionales
Edición 187 - ¿Dónde está la voz del pueblo?
Edición 184 - Prohibido prohibir
Edición 183 - Un Estado de sitio en Argentina
Edición 182 - Desestabilizar desestabilizando
Edición 180 - Desprocesamiento y libertad a todos los luchadores sociales
Edición 179 - Las limpias manos del presidente Kirchner
Edición 172 - El futuro latinoamericano
Edición 171 - El excelente ejemplo del pueblo boliviano
Edición 170 - Salarios, trabajo y economía en Argentina
Edición 169 - Dietas, sobresueldos e imágenes políticas argentinas
Edición 168 - Justicia sin Justicia
Edición 167 - Un Estado corrupto
Edición 166 - Desobediencia política
Edición 165 - Para Kirchner todos somos sospechosos
Edición 164 - La pesca política en Argentina
Edición 163 - La representación de los políticos
Edición 161 - Las chicas y los chicos en Argentina
Edición 159 - Estudiantes, petróleo y boicot en Argentina
Edición 149 - El peligro público en Argentina
Edición 144 - Nuevo intento o intentona de la izquierda argentina
Edición 143 - La puta cultura argentina
Edición 128 - Yo voto por la Revolución Bolivariana
Edición 127 - Irresponsabilidad fiscal en Argentina
Edición 125 - Obedecer es ser cómplices
Edición 124 - Caos y anarquía
Edición 123 - Cállese, por favor, Alfonsín
Edición 122 - La excitación represiva de la derecha
Edición 120 - Ni olvido ni perdón en las minas de Río Turbio
Edición 102 - No confiemos en los salvadores
Edición 96 - 2004
Edición 94 - Los políticos son unos atorrantes
Edición 92 - Los desocupados y los políticos
Edición 91 - El nuevo disfraz del Kapitalismo argentino
Edición 90 - Las banderas para el siglo XXI
Edición 89 - Jesús Olmedo resiste en la Quiaca
Edición 88 - Cuba, Imperio y Terminator
Edición 86 - Carta abierta al Presidente Kirchner
Edición 85 - ¡Bolivia va!
Edición 84 - Policía, Política, Justicia y Pueblo
Edición 83 - ¿Qué quiere el General Bendini?
Edición 82 - Elena Cruz es un ejemplo para no olvidar
Edición 81 - Argentina: 'K' está a la derecha de 'I'
Edición 79 - Verdad, justicia y castigo a todos los genocidas
Edición 78 - Otra Latinoamérica es posible
Edición 77 - Nulidad efectiva de las Leyes del Olvido
Edición 76 - Clara Britos y una cuestión de Derechos Humanos
Edición 75 - Que no suceda una vez más en la Argentina
Edición 74 - Dos meses de Kirchner
Edición 73 - Formosa otra provincia feudal y perversa
Edición 72 - Kirchner ¿Va en tren o va en avión?
Edición 71 - Mercedes Sosa, Telerman y Macri
Edición 70 - Otro feudo perverso llamado ‘Juarismo’
Edición 69 - Darío y Maximiliano
Edición 68 - Las caras de las monedas
Edición 67 - Justicia, juicio político o plebiscito y después...
Edición 66 - Peligrosa era la Argentina
Edición 64 - Desinformación de la información
Edición 63 - Conocemos el pasado, defendamos el futuro
Edición 61 - Que se voten ellos mismos
Edición 59 - Argentina girará aún más a la derecha
Edición 58 - Cuba siempre será un ejemplo
Edición 57 - No votemos a ninguno
Edición 56 - Debemos detener al Imperio
Edición 55 - Bush fascista, vos sos el terrorista
Edición 54 - No a la invasión a Irak. Sí a la guerra contra el Imperio
Edición 53 - Carta al señor Aznar
Edición 45 - Acertijo
Edición 44 - Brasil y Argentina, demasiadas diferencias
Firmas
_