Suscribete al resumen de prensa Recomienda la página a un amigo
Época II - Año XIV
Edición Nº 4189
Vistazoalaprensa.com
Agregar a favoritos
Página de inicio

Imprimir
Diario digital en español: Prensa, confidenciales, artículos recomendados, firmas invitadas y mucho más...
 
 jueves, 24 de julio de 2014 ESPAÑA
Sumario
Cartas al Director
Prensa
Artículos
Firmas invitadas
Contraportada
Encuesta
Foro
Medios
Postales
Libro de visitas
Buscanoticias
Enlázanos
Servicios
Buscador
Tiempo
Loterías
Euroconversor
Once
Callejero
Carreteras
Pags. Blancas
Ocio
Reflexiones
Humor
TV online
Cine
Teatro
Salud
Radio online
Consciencia
Informática
Montañismo
Encuesta
¿Va Rajoy por el buen camino?
 
  No
  No sé
  Haz click para votar
   
  Firmas Invitadas - Edición Nº 153
Semana del 04/02/2005
‘Perjudican nuestra imagen’
same day payday loans
same day payday loans


José A. Baonza
S I no hubiese sido tan escandalosamente obscena la interpretación del presidente Ibarreche sobre conceptos básicos en el terreno de las ideas y formas políticas, su brillante aportación a la causa de los derechos humanos (“¡Fíjense si es dañina e inhumana la violencia de ETA, que hasta perjudica nuestra imagen!”) hubiese merecido engrosar uno de los más tétricos capítulos en la ya larga historia universal de la infamia. Visto con la perspectiva que deparan los sesenta años transcurridos desde el repugnante descubrimiento de los hornos crematorios en Auschwitz, todo el horror del Holocausto --en la valoración del señor Ibarreche-- parece quedar circunscrito a condenarle porque dañó la imagen de un pueblo pacífico y laborioso como el alemán que aceptaba, resignado, la ubérrima cosecha del III Reich milenario, mientras los violentos de la Gestapo y de las S.S. vareaban el frondoso nogal de la limpieza étnica.

Semejante escupitajo a la memoria de las victimas de ETA, incluida por supuesto la de aquellos vascos de acreditada pureza de sangre inmolados por el hacha justiciera de la vanguardia militante del nacionalismo, sólo pudo ser lanzado impunemente desde la tribuna del Congreso de los Diputados, merced el estrafalario dispositivo escénico con la que los poderes públicos han pretendido ofrecer sus mejores galas de talante, comprensión y diálogo, al que sólo faltó la presencia en la carrera de San Jerónimo del correspondiente escuadrón de alabarderos de la Guardia Real, rindiendo los honores de ordenanza. Sólo así se explica el diluido discurso del presidente Zapatero en respuesta al desafuero del “lehendakari” atemperando su obligatoria defensa del Estado de Derecho, de la vigencia de la Constitución y de la legitimidad del marco estatutario, con los paños calientes de la candidez instrumental, envueltos en la misma estúpida sonrisa con la que sir Arthur Neville Chamberlain declaraba en la cámara de los Comunes haber logrado disipar la amenaza de la guerra mediante el dialogo con el simpático y civilizado Adolfo Hitler, con quien acababa de suscribir los pactos de Munich el 29 de septiembre de 1938. Aquello si que fue un modelo inmarcesible de optimismo antropológico.

Sólo así se entiende la estrafalaria cortesía desplegada por los representantes legítimos de la Nación Española en el recibimiento a un delincuente habitual, cuyo previsible destino en cualquiera de los países de la Unión Europea hubiese quedado circunscrito a enviarle una pareja de gendarmes para acompañar su recorrido hacia el juzgado de guardia más cercano. En esta ocasión, lamentablemente, sólo desde una aterradora falta de firmeza, rigor e, incluso, de convicciones democráticas se puede interpretar el anodino pronunciamiento del señor Rodríguez Zapatero respecto a la reiterada vejación del discurso nacionalista sobre la sangre derramada en el camino hacia la resolución del llamada contencioso vasco. Despachar asunto de tan hondo calado cívico y moral con la referencia al epitafio que Mario Onaindía recomendase para su tumba, antes como luchador por la libertad que como defensor de la paz, hubiera sido mejor apreciado desde la ciudadanía si hubiera situando a las víctimas de la barbarie “etarra” en el vértice de la discusión para la reforma del Estatuto de Guernica.

Menos mal que el líder de la oposición, Mariano Rajoy, supo devolver a la Cámara parte de la dignidad perdida, cuando recordó al delirante presidente de aquella autonomía que las víctimas no pueden ser moneda de cambio en el debate político, que la traslación del pacto de Lizarra a las instituciones democráticas es absolutamente incompatible con el sacrificio de los muertos por estorbar sus propuestas y que aceptar la farsa hacia el Estado Libre Asociado sería tanto como traicionar la memoria de quienes murieron en defensa de la libre asociación en el Estado común de todos los “vascos y vascas” originarios y residentes por el territorio comprendido entre el Bidasoa y el Ebro, que se dice Euzkadi –en vascuence--, o País Vasco en la lengua romance que se comenzó a utilizar hace más de diez siglos a escasos kilómetros de su demarcación geográfica.

Y menos mal, por supuesto, que el portavoz socialista en el Congreso, señor Rubalcaba, advirtió a tiempo la necesidad de rellenar tan ostensible hueco en la diluida pieza oratoria de su almibarado presidente, con una apelación más rigurosa a los valores de la libertad y la democracia en el ámbito de los principios constitucionales, con una exigencia más firme en la justificación del Estado de Derecho y con un repertorio más sólido en el recuerdo de las víctimas al trazar la divisoria de las proyecciones irredentistas. Si el presidente del Gobierno aceptó el órdago nacionalista con la pretensión de hacer digerible la tramitación del proyecto Guevara como alternativa descafeinada a la secesión y, de paso, apuntalar su implantación electoral en Euzkadi, el tiro –nunca peor dicho-- le ha salido por la culata porque el escenario de la alternativa Kas hacia la independencia, bajo el siempre disuasorio paraguas de las metralletas o de las bombas, ha cobrado nuevo impulso publicitario en la vía de Estella.

Ahora bien, si el presidente Zapatero pretende convencer a los ciudadanos de las ventajas que encierra el proyecto hacia la Unión Europea, al mismo tiempo que desarrolla con sus socios nacional-socialistas la “centrifugación” –González dixit-- del único reducto institucional que garantiza la justicia, igualdad y solidaridad entre todos los españoles como principio vertebrador del ordenamiento jurídico, su nivel de esquizofrenia ha alcanzado cotas difícilmente superables. Los “idus” de abril le pueden encontrar indefenso ante las dagas afiladas de unos sicarios a los que, él solito, ha convertido en compañeros indispensables de su cesárea magistratura
approval payday loan
same day <
Opina sobre este artículo Compartir: Menéame Enviar a un amigo
 
Otros artículos del autor:
Edición 283 - En la muerte de Gabriel Cisneros
same day payday loans
Edición 226 - La ruptura consumada
same day payday loans
Edición 225 - Hacer memoria
same day payday loans
Edición 223 - La rosa y la serpiente
same day payday loans
Edición 217 - El año de la (des)memoria
same day payday loans
Edición 216 - ¡Viva Cartagena!
same day payday loans
Edición 215 - Los tiempos de la crisis
same day payday loans
Edición 214 - República no es un nombre de tango
same day payday loans
Edición 213 - Una falsedad histórica
same day payday loans
Edición 212 - El horizonte real de la tregua
same day payday loans
Edición 207 - Memoria, Dignidad y Justicia
same day payday loans
Edición 206 - ‘El que se mueva, no sale en la foto’
same day payday loans
Edición 205 - Demasiados cadáveres en el camino
same day payday loans
Edición 204 - Una Nación, un Estado...
same day payday loans
Edición 203 - La Historia como pretexto
same day payday loans
Edición 202 - Faltaba el Ejército
same day payday loans
Edición 200 - La percepción del optimista
same day payday loans
Edición 199 - Lectura de sinónimos
same day payday loans
Edición 198 - Recuperacion de (toda) la memoria
same day payday loans
Edición 197 - Hacia el corazón de Europa
same day payday loans
Edición 194 - Estado de Autonomias o Autonomia de los Estados
same day payday loans
Edición 159 - Balance de un aniversario
same day payday loans
Edición 157 - Las responsabilidades de Vera
same day payday loans
Edición 156 - La vergüenza de El Carmelo
same day payday loans
Edición 155 - Perplejidad en las vísperas
same day payday loans
Edición 154 - El diálogo como trampa
same day payday loans
Edición 152 - La trasgresión como sistema
same day payday loans
Edición 150 - Auto-de-terminación por referendum
same day payday loans
Edición 149 - La sonrisa de Zapatero
same day payday loans
Edición 148 - ¿Pasividad o connivencia?
same day payday loans
Edición 146 - La verdad no ha dicho la última palabra
same day payday loans
Edición 145 - El “pin” de Maragall
same day payday loans
Edición 144 - La desazón de ‘Prisa’
same day payday loans
Edición 143 - Suspenso en ‘talante’
same day payday loans
Edición 142 - ‘Paz, piedad, perdón’
same day payday loans
Edición 141 - La dispersión de las lenguas
same day payday loans
Edición 139 - Cerezas, ‘cuchipandas’ y claveles
same day payday loans
Edición 138 - Contra ‘prisas’, serenidad
same day payday loans
Edición 137 - El tópico del ‘Centro’
same day payday loans
Edición 136 - La izquierda como tópico (y III)
same day payday loans
Edición 135 - La izquierda como tópico (II)
same day payday loans
Edición 134 - La izquierda como tópico (I)
same day payday loans
Edición 133 - El recuento de las víctimas
same day payday loans
Edición 94 - Final de partida
same day payday loans
Edición 93 - De Virgen a Virgen
same day payday loans
Edición 92 - ¿A quién le importan las victimas?
same day payday loans
Edición 91 - Con sentido de Estado
same day payday loans
Edición 90 - Unidad y uniformidad
same day payday loans
Edición 89 - Los catalanes ante las urnas
same day payday loans
Edición 88 - La ambigüedad recalcitrante
same day payday loans
Edición 87 - Continúan las reflexiones electorales
same day payday loans
Edición 86 - Jornada de reflexión para todos
same day payday loans
Edición 85 - La memoria desviada
same day payday loans
Edición 84 - La reforma constitucional
same day payday loans
Edición 82 - La nación de la izquierda
same day payday loans
Edición 81 - Retiradas en cadena
same day payday loans
Edición 79 - Una furtiva lágrima
same day payday loans
Edición 78 - España va (menos) bien
same day payday loans
Edición 77 - Conflictos de verano
same day payday loans
Edición 73 - El 'octavo' borrador
same day payday loans
Edición 72 - Nueva lectura del neutralismo
same day payday loans
Edición 71 - Técnica del tapado
same day payday loans
Edición 70 - El hecho diferencial en la construcción europea
same day payday loans
Edición 69 - ¡Míreme a los ojos, Sr. Tamayo!
same day payday loans
Edición 68 - Cuestión de estado
same day payday loans
Edición 65 - La regla d’Hont y los partidos ‘bisagra’
same day payday loans
Edición 64 - Se les acabó el tiempo
same day payday loans
Edición 63 - Lecturas inverosímiles
same day payday loans
Firmas
_
Abel Abascal
Alberto Acereda
Alfonso Berroya
Alfredo Amestoy
Álvaro Peña
Amilibia
Antonio Castro Villacañas
Antonio Martín Beaumont
Borja Álvarez
Carmen Planchuelo
Enrique de Aguinaga
Ernesto Ladrón de Guevara
Eulogio López
Félix Arbolí
Francisco Daunis
Gabriela Ardiles
Germán Lopezarias
Honorio Feito
Hugo Alberto de Pedro (Buenos Aires)
Ignacio San Miguel
Ismael Medina
Javier del Valle
Javier Neira
Jesús Ansebar
Jesús Pozo
Joan Pla
Joaquín Abad
José A. Baonza
José Luis Navas
José Manuel G. Torga
José Manuel G. Torga
José María Moncasi de Alvear
José Meléndez
Juan Pablo Mañueco
Juan Urrutia
Julen Urrutia
Luis Irazu
Manuel Salvador Morales
María del Mar García Aguiló
Marta Rivera de la Cruz
Matías J. Ros
Miguel Ángel García Brera
Miguel Ángel Loma
Miguel Martínez
Nieves Concostrina
Óscar Molina
Pancho Linde
Pascual de Bustares
Ramón Sánchez
Ricardo Navas-Ruiz
Vasco Lourinho (Portugal)
Víctor Corcoba
Wenceslao Pérez Gómez
Wifredo Espina
Yolanda Cruz
Yolanda Salanova
Zain Deane (Nueva York)
Cartas al Director
 
Google
 
Web vistazoalaprensa.com

Quiénes somos | Contacte con nosotros | Política de privacidad

Optimizado para Internet Explorer 6 con resolución 1024 x 768
Copyleft 2001-2014