Suscribete al resumen de prensa Recomienda la página a un amigo
Época II - Año XIV
Edición Nº 4189
Vistazoalaprensa.com
Agregar a favoritos
Página de inicio

Imprimir
Diario digital en español: Prensa, confidenciales, artículos recomendados, firmas invitadas y mucho más...
 
 lunes, 01 de septiembre de 2014 ESPAÑA
Sumario
Cartas al Director
Prensa
Artículos
Firmas invitadas
Contraportada
Encuesta
Foro
Medios
Postales
Libro de visitas
Buscanoticias
Enlázanos
Servicios
Buscador
Tiempo
Loterías
Euroconversor
Once
Callejero
Carreteras
Pags. Blancas
Ocio
Reflexiones
Humor
TV online
Cine
Teatro
Salud
Radio online
Consciencia
Informática
Montañismo
Encuesta
¿Va Rajoy por el buen camino?
 
  No
  No sé
  Haz click para votar
   
  Firmas Invitadas - Edición Nº 156
Semana del 25/02/2005
ZP es feliz, Pepiño ironiza y Acebes da risa
secured payday loans online


Manuel Salvador Morales
¡ ABUELO!, ¡abuelo!, me saludó alborozado el nieto que no tengo, Zapatero es feliz, está muy contento. Bush lo ha perdonado. Yo lo he visto en la tele. Le dio la mano y le dijo “Hola, amigo”.

Después vi a nuestro Presidente de Gobierno, exultante, agradecer ese minisaludo y asegurar, convencido, que “hemos tenido un encuentro, normal, cordial y razonable” y que las relaciones se encuentran en una “situación de normalidad”. O sea, el nieto que no tengo, llevaba razón. A Zapatero le rebosaba el entusiasmo, y veía mas allá de lo que existía.

Casualmente, cuando el nieto que no tengo me recibió lleno de alegría, yo venía del “taller de reparaciones”, donde voy con frecuencia a que me emparchen mi delicada salud de hierro. Al entrar en la clínica me cruce con alguien que me pareció levemente conocido, y por cortesía le dije de pasada, con cordialidad: “Hola, amigo, ¿cómo le va?”, que es el saludo usual por estas tierras donde vivo, pero les prometo que todavía no tengo la menor idea de quien se trataba.

La palabra amigo es muy común emplearla, tanto en España como fuera de ella, y sobre todo por quienes solo chapurrean español, de manera casual para dirigirse a alguien desconocido, en plan de advertencia, de pregunta o de cortesía amistosa: “Oiga, amigo, se le cayó un papel”, “Gracias, amigo”. Y si té vi no me acuerdo, “amigo”.

Pero para Zapatero significa que, como dice El País: “La reconciliación se ha producido,(...) el castigo ha sido levantado”, y cuando llegó a casita, a tenor de lo visto, seguro que exclamó todo jubiloso: !Mami, mami, me dio la mano y me llamó amigo!. Bush ya es mi compa”. No había más que verlo en Bruselas como seguía con la mirada a su amigo Bush cuando pasaba a su espalda. Resultaba conmovedor, le decía yo a nuestro director, José Luis Navas, comentándole la escena, porque la mirada de ZP me recordaba los ojos cariñosos y angustiados de mi mascota cuando deseaba una caricia, y yo no le hacía ni caso. Era la mirada tierna y emocionada de un cervatillo, como el que acabó siendo el Rey de la Selva.

Si bien es patético que un Jefe de Gobierno sobrerreaccione, como lo ha hecho Zapatero, ante una obligada cortesía de un político a otro, el empecinamiento de Bush es inexcusable. Uno piensa que cuando Bush apareció en la foto de las Azores, tan traída y llevada por los socialistas, junto a Aznar, Blair y Durao Barroso, era en función de la importancia de lo que cada uno representaba, no de las simpatías que pudieran existir entre ellos, aunque todos, junto a otros, formaran parte de un proyecto común. Y, en el caso de España, su importancia no ha cambiado, sino solo el hecho de que quien la representa, por voluntad de los españoles, es otra persona.

Lo que si ha cambiado es que la nueva persona, tan inmadura como Bush, sin duda, se precipitó en salirse del proyecto de las Azores, aparte del desprecio público a la bandera norteamericana en otro momento, y de otras lindezas de quien, evidentemente, tiene aún mucho que aprender. Pero nada de eso justifica el desprecio de Bush a España, que es lo que viene haciendo de forma contumaz desde hace casi un año. Porque para sus sueños de gloria, para contar con Europa en su empeño de la reconstrucción de la unidad trasatlántica, que reflejaba la foto de las Azores, España es imprescindible, y aunque se le retuerzan las tripas cuando ve a ZP, o le invada el deseo de darle a Moratinos puntapiés en las espinillas, tendrá que refrenarlos. Tarde o temprano, aunque no tenga muy claro quien fue Napoleón, Bush llegará a la misma conclusión del emperador francés: “El hombre de Estado debe tener el corazón en la cabeza”.

En cuanto a ZP, poco a poco irá haciendo el aprendizaje, y además de que, esperemos, llegue también, como Bush, a la misma conclusión de donde debe que tener el corazón un hombre de Estado, los ejemplos actuales de Schroder y de Chirac, le enseñaran que una cosa es ir tras una pancarta cuando se es oposición, y otra, muy distinta, cuando se es un mandatario, recibir, dar la mano y entenderse con quien tiene el poder mundial, aunque el pueblo esté en la puerta, con pancartas y gritos, protestando por la barbaridad del Iraq. Es la dicotomía entre la cabeza y el corazón.

Todos vamos a saber cuando aprendió: en el momento en que sonría solo cuando tenga motivo para ello, y hable menos de diálogo, pero converse más y escuche las opiniones, sobre todo las adversas. Es decir: cuando crezca.

A FAVOR, EN CONTRA, O TODO LO CONTRARIO

YO no entiendo nada, le dije a mi tío, el del pueblo, mientras veíamos el telediario, Izquierda Unida dice que los “noes” a la Constitución Europea son suyos; ese catalán de Teruel que ni se llama Carod ni tampoco Rovira, también de los apropia, y a más encuentra que los “sies” obtenidos deberían ser suficientes para aprobar su Estatuto, que, o mucho me equivoco, o va a ser muy parecido al vasco; los socialistas dicen que los “noes” son del PP, sobre todo los de la Moraleja, y Acebes, torpemente ha venido a decir, mas o menos, que los “sies” son casi todos del PSOE, lo cual, en “sensu contrario”, viene a significar que los “noes” y las abstenciones, efectivamente, son del PP.

Mi tío, me miró con calma, y dijo suavemente: Es que Acebes necesita más cancha, está montando un potro muy fuerte para él. En su afán de descalificar a ZP, ya que éste, desde el principio, se quiso atribuir cualquier partícula de éxito que pudiera tener el referendum, he oído, como tú, que acaba de asegurar que Zapatero ha fracasado en su convocatoria al pueblo español, porque “de cada diez españoles solo cuatro acudieron a votar”, y como los votantes han sido poco más del cuarenta por ciento, lo que Acebes ha dicho, sin querer decirlo, es que el PP no ha llevado a nadie a las urnas. ¡Qué torpe el muchachito!.

Pero, la verdad es que, todos andamos un poco perdidos. Es como Pepiño, otro que también baila y que rezuma retranca gallega, pero a lo bestia, porque se le entiende todo, cuando arremete contra el PP al hablar del referendum, como si hablará de un adversario en la campaña, vamos, un ERC o una IU, y hace una calificación selectiva de los votos, impresentable y torticera, y que, encima, quiere adornarla con una burda ironía. “ Porque yo no creo –dice – que los “noes” que tanto han abundado en la Moraleja, sean de Izquierda Unida o de Carod Rovira”, con lo cual incurre en la misma torpeza, porque viene a decir que hay lugares en que los votantes solo los llevó el PP, lo cual es tan falso como la afirmación de Acebes.

Lo cierto es que, pese a unos y otros, la Constitución Europea se aprobó en España, solo porque los españoles estamos claros que somos Europa y tenemos que estar en ella. Esto no significa que nos arrebatemos ante un referendum sobre algo que ni hemos leido y que, de momento, no nos importa mucho. Vamos a dejarnos de retóricas. Es que son como niños.
“No hay que enfadarse, me replico mi tío, el del pueblo, con la serenidad que dan los años, y que buena falta le hace a esta hornada de políticos ADSL que juegan en el tablero de la historia. “El juego de la política tiene, como todos, sus reglas prácticas no escritas, y una de ellas es la de los buenos y los malos. En el PSOE, el bueno es Zapatero, que sonríe y dialoga con palabras mudas, el villano es Rubalcaba y el telonero Pepiño. En el PP, Rajoy es el elegante, fino, elocuente e irónico, mientras que Acebes y Zaplana son los duros, de garrotazo y tente tieso. Así que tranquilo, porque eso no engaña a nadie y el modelo ya está usado y cansa, por lo que hay que esperar que en este nuevo siglo los partidos y sus usos cambien. Ya veremos”.

“Y la Fernández de la Vega – pregunté - ¿cuál es su papel?”.

“El de peón de brega, sobrino, me contestó sonriendo. La modelo de Vogue tiene que dar unos capotazos, entretener al personal, echar sombreros a los tendidos, y mostrarse sonriente, con alusiones al talante y al dialogo”.

Y se quedó tan feliz, como si fuera Zapatero, después de qu
Opina sobre este artículo Compartir: Menéame Enviar a un amigo
 
Otros artículos del autor:
Edición 159 - El preso 827, de la quinta galería, piso tercero (Regalo para un nonagenario)
Edición 158 - La torre de Babel
Edición 157 - Sólo para tontos
Edición 153 - ‘Trespatines’: la carcajada sana
Edición 152 - Ponga un cubano en su vida
Edición 150 - Esto son lentejas....
Edición 144 - Demasiadas preguntas sin respuesta
Edición 142 - Zapatero, el rey de la selva
Edición 138 - No te escondas para teñirte el cabello
Edición 137 - Cada vez entiendo menos (2)
Edición 136 - No entiendo nada
Edición 135 - Menos caciques y más indios
Edición 134 - Los 'metrosexuales' del señor Pérez
Edición 70 - Dictaduras ‘paridas’ por las urnas
Edición 69 - El señor Pérez y el negocio ‘redondo’ del Real Madrid
Edición 68 - El enemigo del hombre
Edición 67 - Se zurcen virgos
Edición 66 - ¡Cualquiera se fía de mi tío!
Edición 58 - ¿Por qué los EE.UU no invaden a Cuba?
Edición 57 - Los cuentos de las mil y una noches (2)
Edición 55 - Los cuentos de las mil y una noches
Edición 54 - El Ladrón de Bagdad
Edición 50 - La magia de Emilio Romero
Firmas
_
Abel Abascal
Alberto Acereda
Alfonso Berroya
Alfredo Amestoy
Álvaro Peña
Amilibia
Antonio Castro Villacañas
Antonio Martín Beaumont
Borja Álvarez
Carmen Planchuelo
Enrique de Aguinaga
Ernesto Ladrón de Guevara
Eulogio López
Félix Arbolí
Francisco Daunis
Gabriela Ardiles
Germán Lopezarias
Honorio Feito
Hugo Alberto de Pedro (Buenos Aires)
Ignacio San Miguel
Ismael Medina
Javier del Valle
Javier Neira
Jesús Ansebar
Jesús Pozo
Joan Pla
Joaquín Abad
José A. Baonza
José Luis Navas
José Manuel G. Torga
José Manuel G. Torga
José María Moncasi de Alvear
José Meléndez
Juan Pablo Mañueco
Juan Urrutia
Julen Urrutia
Luis Irazu
Manuel Salvador Morales
María del Mar García Aguiló
Marta Rivera de la Cruz
Matías J. Ros
Miguel Ángel García Brera
Miguel Ángel Loma
Miguel Martínez
Nieves Concostrina
Óscar Molina
Pancho Linde
Pascual de Bustares
Ramón Sánchez
Ricardo Navas-Ruiz
Vasco Lourinho (Portugal)
Víctor Corcoba
Wenceslao Pérez Gómez
Wifredo Espina
Yolanda Cruz
Yolanda Salanova
Zain Deane (Nueva York)
Cartas al Director
 
Google
 
Web vistazoalaprensa.com

Quiénes somos | Contacte con nosotros | Política de privacidad

Optimizado para Internet Explorer 6 con resolución 1024 x 768
Copyleft 2001-2014