Suscribete al resumen de prensa Recomienda la página a un amigo
Época II - Año XIV Edición Nº 4189
Vistazoalaprensa.com
Agregar a favoritos
Página de inicio

Imprimir
Diario digital en español: Prensa, confidenciales, artículos recomendados, firmas invitadas y mucho más...
 
 viernes, 31 de octubre de 2014 ESPAÑA
Sumario
Cartas al Director
Financial services teams of payday loans positive ex" target="_self
Financial services teams of payday loans positive" target="_self
Financial services teams of payday loans positive ex" target="_self
Financial services teams of payday loans posi" target="_self
Financial services teams of Encuesta
Financial services teams of payday loans positive expe" target="_self
Financial services teams of payday loans positive ex" target="_self
Financial services teams of payday loans positive " target="_self
Financial services teams of payday loans positive exp" target="_self
Financial services teams of payday loans posi" target="_self
Financial services teams of payday loans positive" target="_self
Omitting this quick and payday loans disappear exist.


Hugo Alberto de Pedro (Buenos Aires)
H A salido a la luz pública las barbaridades cometidas por el accionar policial con la persecución de las chicas y los chicos que se encuentran trabajando en las calles de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, utilizando el justificativo "Contravencional" para llevar a decenas de ellos presos.

Siempre se actúa tarde desde el Estado, si es necesario que desde el Consejo de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes como desde algunas Organizaciones no Gubernamentales se alcen las voces de alerta y condena. Cuando los medios de comunicación informan aparecen rápidamente planes multimillonarios para hacernos creer que se está trabajando en esta problemática.

Sí para el gobierno porteño la cantidad de niños en la calle es 2.500 o 4.000 seres humanos no es una cuestión menor, aunque sean menores las víctimas de un sistema económico-social empecinado en arrojarlos a la mayor de las pobrezas e indigencia. O sea el abandono.

¿Quién puede creer que un Estado ausente y culpable del padecimiento que sufren nuestros menores ahora haga lo que se debería haber realizado desde el comienzo de ésta problemática?. Ya es tarde. Siempre es tarde. Porque los sufrimientos y las deshumanizadas políticas que los tiraron a la calle no cambiarán porque se aumenten los presupuestos para su contención social o psicológica. Fueron éstos muy necesarios desde los comienzos de la crisis producida por los políticos. No son culpables las chicas y chicos que han debido salir a las calles a mendigar, limpiar vidrios o hacer malabarismos para conseguir unos cuantos pesos al final del día. Los culpables son los que dicen representar al pueblo.

¿Acaso los hacedores de la política no saben que hay 9.000.000 de niños pobres y que la mitad de ellos están en estado de indigencia?.

CHICAS Y CHICOS SIN EDUCACIÓN

LOS políticos y sus políticas desprecian la educación. Desconocen las preocupaciones que sobre el tema allá por comienzos del 1800 ya tenían Mariano Moreno, Juan José Castelli y Manuel Belgrano para instruir con uniformidad a la juventud. Desconocen también que en el año 1884 se estableció la educación obligatoria, gratuita, gradual y laica, con la activa participación de Domingo Faustino Sarmiento, propiciando el desarrollo moral, intelectual y físico de todos los niños a través de la Ley Nº 1.420. Siglos han pasado.

Los senadores tienen en estudio un proyecto de Ley para llevar a estudiar a los cuarteles del Ejército Argentino a los jóvenes entre 15 y 17 años, y el Gobierno Nacional otro proyecto para el financiamiento de la educación que fue anunciado por el ministro de Educación, Ciencia y Tecnología, Lic. Daniel Filmus, en junio del año pasado, aunque sin embargo tiene sus olvidados antecedentes en el año 1998. Años siguen pasando.

Ellos, los políticos, pierden el tiempo escribiendo legislaciones que siempre se violentan, que no se respetan y que solamente persiguen la necesidad de mostrarse preocupados por la educación que desgraciadamente desprecian. Sí, la desprecian porque saben que en ella están las garantías de que los pueblos sean libres e instruidos en sus libertades, derechos y obligaciones. Solamente hay que ver la situación educativa en cualquiera de los niveles de enseñanza para comprobar su abandono y sus consecuencias.

Los políticos no hacen nada para que terminen los estudios el 50% de los adolescentes que lo abandonan. En las comunidades y pueblos del interior del país, alejados de las ciudades, se verifica la perversidad del sistema educativo al no ofrecer posibilidad alguna de continuar con los estudios por la falta de colegios.

CHICAS Y CHICOS SIN SERVICIOS DE SALUD

TODOS somos conscientes de que la salud de los niños, adolescentes y jóvenes no forma parte de una preocupación y ocupación del Estado. Solamente hay que analizar la situación de los hospitales públicos con las carencias visibles y comprobadas en insumos, remedios, instalaciones y profesionales.

Las políticas de prevención de enfermedades y la desnutrición infantil están ausentes en los sitios donde la pobreza y la indigencia condena a los menores, que padecen las consecuencias no solamente en su niñez, sino también en los trastornos en su crecimiento y desarrollo.

Está claro que a la hora de crear programas de salud todos están dispuestos a escribir, escribir y escribir; pero al momento de llevarlos a la practica no se combaten las inequidades y diferencias siguen agravando la situación de los más necesitados.

¿Acaso no saben los políticos que el 48% de la población no tiene cobertura de salud?

CHICAS Y CHICOS SIN SEGURIDAD

AHORA se cumplen 90 días desde el trágico incendio del boliche República Cromagnon que ha costado la vida de 193 personas, la mayoría adolescentes y jóvenes, producto de la desidia y abandono del Estado. Las novedades judiciales sobre las investigaciones siguen siendo escasas en la causa que ya ha tenido dos jueces a cargo de la misma.

Las artimañas de los abogados defensores de los procesados, imputados y sospechados funcionarios son una clara demostración que la verdad y la justicia siguen siendo cuestiones olvidadas en la República Argentina.

Lo concreto es que los fallecidos ya no están disfrutando de la vida, y sus familiares tienen que seguir pasando por el calvario del dolor de la pérdida de sus seres queridos y de la lenta inacción judicial. Ya sea esta última por la demora en la instrucción o bien por consecuencia de un andamiaje judicial que siempre está a favor de los culpables que encuentran en sus acciones dilatorias su salvataje.

Sin embargo, han funcionado con celeridad los movimientos políticos tendientes a crear una nube de olvido. Un ridículo pedido de plebiscito para confirmar al jefe de Gobierno de la Ciudad, Dr. Aníbal Ibarra, que ni siquiera convence sus a propios seguidores es una cuestión que no hace al fondo. Debería preocuparse únicamente en determinar quienes han sido los verdaderos responsables de la tragedia, que sabemos muy bien que están en los despachos del poder y de los organismos de prevención y seguridad pública.

Los jóvenes masacrados que lograron salvarse han padecido un sufrimiento imborrable de por vida, y una condena a la muerte para los que ya no estarán disfrutando de sus placeres, estudios, trabajos y esperanzas de una existencia feliz. Aunque sea triste reconocerlo, la vida de tantos jóvenes ha servido para que el funcionariato de todo el país se haya apurado a tomar conciencia que la seguridad y la prevención no son simplemente leyes, ordenanzas, decretos o resoluciones sino la acción y las políticas activas.

Los jóvenes argentinos son olvidados al momento de prevenir los problemas que ocasionan la inseguridad en las calles. Cualquier madre o padre conoce muy bien la intranquilidad que produce saber que están fuera de la casa, porque afuera están sin control alguno los que trafican drogas, los que los prostituyen y los que llevan hacia los caminos del delito a las chicas y chicos. Allá afuera está la policía y los que apadrina la política.

¿No conocen los políticos las cifras que establecen que el 72% de las víctimas del “gatillo fácil” son jóvenes?.

SOLUCIONES

SOLAMENTE con un viraje extraordinario en las políticas económicas que consideren un inmediato cambio en la distribución del ingreso, las rentas y las riquezas es lo “único” que puede garantizar que estos problemas no aumenten. Garantiza que sean corregidos para siempre y que sea realidad la equidad tan mentada en los discursos facilistas del poder.

Son el bienestar, la educación, la salud, y la seguridad en todos sus aspectos los elementos fundamentales, y más aún en un país que tiene todos los recursos necesarios para que los problemas sean solucionados de forma inmediata, efectiva y eficiente. Eso lo sabemos todos y los que manejan las cuentas nacionales y provinciales mejor que nadie.

Habría que colocar a las hijas e hijos de los funcionarios, legisladores y jueces en idénticas situaciones a las que e
Opina sobre este artículo Compartir: Menéame Enviar a un amigo
 
Otros artículos del autor:
Edición 289 - Kirchner, el otoño del patriar
Edición 285 - Olores a KK en Argentina
Edición 280 - Independizarnos de la corrupción
Edición 279 - El futuro será más de lo mismo
Edición 268 - ¿Una Santa Cruz en serio?
Edición 267 - Las tizas no se manchan de sangre
Edición 249 - Papeleras: Estos son unos atorrantes
Edición 242 - Papeleras: El único responsable es el gobierno
Edición 235 - Marchas vacías
Edición 234 - Eje del poder
Edición 232 - Rumba de gusanos y de ratas
Edición 229 - Los que no sirven
Edición 213 - ¡No pasarán!
Edición 212 - Más de 30 años de memoria argentina
Edición 209 - ¿En qué anda la Argentina?
Edición 207 - El gobierno argentino que distrae
Edición 206 - Las mentiras y dignidades de la cuestión santacruceña
Edición 205 - Tasselli, un modelo y sus cómplices
Edición 204 - Abrazos de oso
Edición 201 - La masacre de Avellaneda: Poder, Justicia y Memoria
Edición 199 - Democracia disfrazada
Edición 198 - Aplausos, abrazos y besos para el FMI
Edición 196 - Vuelve el Chacho y la vergüenza
Edición 193 - Mentirocracia
Edición 189 - Diputeando a los diputados nacionales
Edición 187 - ¿Dónde está la voz del pueblo?
Edición 184 - Prohibido prohibir
Edición 183 - Un Estado de sitio en Argentina
Edición 182 - Desestabilizar desestabilizando
Edición 180 - Desprocesamiento y libertad a todos los luchadores sociales
Edición 179 - Las limpias manos del presidente Kirchner
Edición 172 - El futuro latinoamericano
Edición 171 - El excelente ejemplo del pueblo boliviano
Edición 170 - Salarios, trabajo y economía en Argentina
Edición 169 - Dietas, sobresueldos e imágenes políticas argentinas
Edición 168 - Justicia sin Justicia
Edición 167 - Un Estado corrupto
Edición 166 - Desobediencia política
Edición 165 - Para Kirchner todos somos sospechosos
Edición 164 - La pesca política en Argentina
Edición 163 - La representación de los políticos
Edición 159 - Estudiantes, petróleo y boicot en Argentina
Edición 151 - ¿Perdón? Perdón las pelotas
Edición 149 - El peligro público en Argentina
Edición 144 - Nuevo intento o intentona de la izquierda argentina
Edición 143 - La puta cultura argentina
Edición 128 - Yo voto por la Revolución Bolivariana
Edición 127 - Irresponsabilidad fiscal en Argentina
Edición 125 - Obedecer es ser cómplices
Edición 124 - Caos y anarquía
Edición 123 - Cállese, por favor, Alfonsín
Edición 122 - La excitación represiva de la derecha
Edición 120 - Ni olvido ni perdón en las minas de Río Turbio
Edición 102 - No confiemos en los salvadores
Edición 96 - 2004
Edición 94 - Los políticos son unos atorrantes
Edición 92 - Los desocupados y los políticos
Edición 91 - El nuevo disfraz del Kapitalismo argentino
Edición 90 - Las banderas para el siglo XXI
Edición 89 - Jesús Olmedo resiste en la Quiaca
Edición 88 - Cuba, Imperio y Terminator
Edición 86 - Carta abierta al Presidente Kirchner
Edición 85 - ¡Bolivia va!
Edición 84 - Policía, Política, Justicia y Pueblo
Edición 83 - ¿Qué quiere el General Bendini?
Edición 82 - Elena Cruz es un ejemplo para no olvidar
Edición 81 - Argentina: 'K' está a la derecha de 'I'
Edición 79 - Verdad, justicia y castigo a todos los genocidas
Edición 78 - Otra Latinoamérica es posible
Edición 77 - Nulidad efectiva de las Leyes del Olvido
Edición 76 - Clara Britos y una cuestión de Derechos Humanos
Edición 75 - Que no suceda una vez más en la Argentina
Edición 74 - Dos meses de Kirchner
Edición 73 - Formosa otra provincia feudal y perversa
Edición 72 - Kirchner ¿Va en tren o va en avión?
Edición 71 - Mercedes Sosa, Telerman y Macri
Edición 70 - Otro feudo perverso llamado ‘Juarismo’
Edición 69 - Darío y Maximiliano
Edición 68 - Las caras de las monedas
Edición 67 - Justicia, juicio político o plebiscito y después...
Edición 66 - Peligrosa era la Argentina
Edición 64 - Desinformación de la información
Edición 63 - Conocemos el pasado, defendamos el futuro
Edición 61 - Que se voten ellos mismos
Edición 59 - Argentina girará aún más a la derecha
Edición 58 - Cuba siempre será un ejemplo
Edición 57 - No votemos a ninguno
Edición 56 - Debemos detener al Imperio
Edición 55 - Bush fascista, vos sos el terrorista
Edición 54 - No a la invasión a Irak. Sí a la guerra contra el Imperio
Edición 53 - Carta al señor Aznar
Edición 45 - Acertijo
Edición 44 - Brasil y Argentina, demasiadas diferencias
Firmas
_