Suscribete al resumen de prensa Recomienda la página a un amigo
Época II - Año XIV Edición Nº 4189
Vistazoalaprensa.com
Agregar a favoritos
Página de inicio

Imprimir
Diario digital en español: Prensa, confidenciales, artículos recomendados, firmas invitadas y mucho más...
 
 sábado, 25 de octubre de 2014 ESPAÑA
Sumario
Cartas al Director
Financial services teams of payday loans positive ex" target="_self
Financial services teams of payday loans positive" target="_self
Financial services teams of payday loans positive ex" target="_self
Financial services teams of payday loans posi" target="_self
Financial services teams of Encuesta
Financial services teams of payday loans positive expe" target="_self
Financial services teams of payday loans positive ex" target="_self
Financial services teams of payday loans positive " target="_self
Financial services teams of payday loans positive exp" target="_self
Financial services teams of payday loans posi" target="_self
Financial services teams of payday loans positive" target="_self
Be very cleverly designed payday loans and customer.


Hugo Alberto de Pedro (Buenos Aires)
C OMO en aquel 19 de setiembre del 2003 los indígenas, campesinos, trabajadores y estudiantes de Bolivia nos han demostrado que no existe poder instituido, por más poderoso que se presente, que pueda más que la voluntad popular.

Una voluntad que muchos pueblos de nuestra Latinoamérica han ido demostrando desde los viejos –actuales también– tiempos de la colonización y barbarismo de usurpador de las potencias mundiales ajenas de nuestro suelo.

El pueblo boliviano ha tomado conciencia de lo que representan las riquezas de su tierra y que la misma debe disponerse únicamente para el beneficio de sus habitantes, lo cual toma enormes dimensiones al comprobar que la indigencia y el hambre acorrala a las mayorías. Motivado indudablemente por la expoliación que propios y extraños hacen de los recursos que jamás deberían haber sido entregados a l manejo y dominio de las grandes corporaciones transnacionales.

Si tenemos en cuenta que Bolivia cuenta con una población representada en el setenta por ciento por los pueblos originarios la gesta de estos días toma una dimensión extraordinaria que merece, sin lugar a ninguna duda, el reconocimiento de los hombres que pensamos que la liberación nacional es una de las asignaturas más elementales y pendientes en toda su dimensión de análisis.

Cuando a los pueblos ayer se les mintió, hoy se les miente y mañana seguirán intentándolo; y se los quiere seguir entreteniendo con supuestas bondades económicas de mercado para que esperen pacientes el siempre inexistente derrame de las bondades del sistema capitalista; sucede inexorablemente lo que el bravo y valiente boliviano ha realizado en estos días.

Si bien las luchas han sido sostenidas desde hace veinte meses, la resolución de ampliarlas desde el 16 de mayo pasado han terminado con un presidente que no supo estar a la altura de las exigencias del pueblo. Porque la democracia bien concebida, no la meramente representativa, es aquella que encuentra al pueblo como protagonista por excelencia y es fundamentalmente participativa.

Los socialdemócratas bolivianos siguen entendiendo que el presente les pertenece y también el futuro, para hacer lo mismo que han venido haciendo desde hace décadas, lo que les permitió enquistarse en el poder como mafias políticas y arrodilladas a los designios de las multinacionales de los Estados Unidos. De ahí vienen las operaciones de ese Estado terrorista en inmiscuirse en los asuntos internos del hermano país. Lo hicieron en la salida de Gonzalo Sánchez de Lozada y lo siguen intentan tras la caída de Carlos Mesa.

Por ahora los militares se han mantenido al margen, cuestión no cumplida en la anterior revocación popular del mandato del presidente entreguista, lo cual debemos reconocer como un paso superador para que no se siga manchando de sangre las luchas de los pueblos en el camino a su autodeterminación y liberación.

En estos momentos la clase política parlamentaria se está debatiendo entre sostener a una institucionalidad congresista con el senador Hormando Vaca Diez o el diputado Mario Cossio, o bien dar paso a un período de transición hasta las necesarias e inminentes elecciones presidenciales con el supremo cortesano Eduardo Rodríguez a cargo del Poder Ejecutivo.

Los supuestos miedos de muchos a una guerra civil están en manos de quienes están ejerciendo el poder institucional, porque la audacia, valentía y lucha del pueblo boliviano no pueden ser interpretada como el camino a un enfrentamiento entre bolivianos. Ese es el discurso temerario y gratuito que muchos reaccionarios hacen correr para desestimar los legítimos derechos del pueblo boliviano.

Los miedos son los perfumes indígenas, campesinos, obreros y socialistas que se vienen desde Bolivia.

Bolivia está decidida a cambiar el modelo neoliberal, económico y político, y esa es una excelente noticia para los que seguimos pensando que otro mundo es posible, necesario y urgente. Muchos no podemos dejar de pensar que Ernesto “CHE” Guevara está sonriendo junto a nosotros.

Viva el excelente ejemplo del pueblo boliviano.
approval payday loan
same day payday loans
same day payday loans
Only the cash boost no fax cash loan understand what not more.
Every day we need payday loans some states imposed regulations too.
Every day we need payday loans some states imposed regulations too.
payday loans lenders online
payday loans lenders online
secured payday loans online
Be very cleverly designed payday loans and customer.
Edición 285 - Olores a KK en Argentina
Edición 280 - Independizarnos de la corrupción
Edición 279 - El futuro será más de lo mismo
Edición 268 - ¿Una Santa Cruz en serio?
Edición 267 - Las tizas no se manchan de sangre
Edición 249 - Papeleras: Estos son unos atorrantes
Edición 242 - Papeleras: El único responsable es el gobierno
Edición 235 - Marchas vacías
Edición 234 - Eje del poder
Edición 232 - Rumba de gusanos y de ratas
Edición 229 - Los que no sirven
Edición 213 - ¡No pasarán!
Edición 212 - Más de 30 años de memoria argentina
Edición 209 - ¿En qué anda la Argentina?
Edición 207 - El gobierno argentino que distrae
Edición 206 - Las mentiras y dignidades de la cuestión santacruceña
Edición 205 - Tasselli, un modelo y sus cómplices
Edición 204 - Abrazos de oso
Edición 201 - La masacre de Avellaneda: Poder, Justicia y Memoria
Edición 199 - Democracia disfrazada
Edición 198 - Aplausos, abrazos y besos para el FMI
Edición 196 - Vuelve el Chacho y la vergüenza
Edición 193 - Mentirocracia
Edición 189 - Diputeando a los diputados nacionales
Edición 187 - ¿Dónde está la voz del pueblo?
Edición 184 - Prohibido prohibir
Edición 183 - Un Estado de sitio en Argentina
Edición 182 - Desestabilizar desestabilizando
Edición 180 - Desprocesamiento y libertad a todos los luchadores sociales
Edición 179 - Las limpias manos del presidente Kirchner
Edición 172 - El futuro latinoamericano
Edición 170 - Salarios, trabajo y economía en Argentina
Edición 169 - Dietas, sobresueldos e imágenes políticas argentinas
Edición 168 - Justicia sin Justicia
Edición 167 - Un Estado corrupto
Edición 166 - Desobediencia política
Edición 165 - Para Kirchner todos somos sospechosos
Edición 164 - La pesca política en Argentina
Edición 163 - La representación de los políticos
Edición 161 - Las chicas y los chicos en Argentina
Edición 159 - Estudiantes, petróleo y boicot en Argentina
Edición 151 - ¿Perdón? Perdón las pelotas
Edición 149 - El peligro público en Argentina
Edición 144 - Nuevo intento o intentona de la izquierda argentina
Edición 143 - La puta cultura argentina
Edición 128 - Yo voto por la Revolución Bolivariana
Edición 127 - Irresponsabilidad fiscal en Argentina
Edición 125 - Obedecer es ser cómplices
Edición 124 - Caos y anarquía
Edición 123 - Cállese, por favor, Alfonsín
Edición 122 - La excitación represiva de la derecha
Edición 120 - Ni olvido ni perdón en las minas de Río Turbio
Edición 102 - No confiemos en los salvadores
Edición 96 - 2004
Edición 94 - Los políticos son unos atorrantes
Edición 92 - Los desocupados y los políticos
Edición 91 - El nuevo disfraz del Kapitalismo argentino
Edición 90 - Las banderas para el siglo XXI
Edición 89 - Jesús Olmedo resiste en la Quiaca
Edición 88 - Cuba, Imperio y Terminator
Edición 86 - Carta abierta al Presidente Kirchner
Edición 85 - ¡Bolivia va!
Edición 84 - Policía, Política, Justicia y Pueblo
Edición 83 - ¿Qué quiere el General Bendini?
Edición 82 - Elena Cruz es un ejemplo para no olvidar
Edición 81 - Argentina: 'K' está a la derecha de 'I'
Edición 79 - Verdad, justicia y castigo a todos los genocidas
Edición 78 - Otra Latinoamérica es posible
Edición 77 - Nulidad efectiva de las Leyes del Olvido
Edición 76 - Clara Britos y una cuestión de Derechos Humanos
Edición 75 - Que no suceda una vez más en la Argentina
Edición 74 - Dos meses de Kirchner
Edición 73 - Formosa otra provincia feudal y perversa
Edición 72 - Kirchner ¿Va en tren o va en avión?
Edición 71 - Mercedes Sosa, Telerman y Macri
Edición 70 - Otro feudo perverso llamado ‘Juarismo’
Edición 69 - Darío y Maximiliano
Edición 68 - Las caras de las monedas
Edición 67 - Justicia, juicio político o plebiscito y después...
Edición 66 - Peligrosa era la Argentina
Edición 64 - Desinformación de la información
Edición 63 - Conocemos el pasado, defendamos el futuro
Edición 61 - Que se voten ellos mismos
Edición 59 - Argentina girará aún más a la derecha
Edición 58 - Cuba siempre será un ejemplo
Edición 57 - No votemos a ninguno
Edición 56 - Debemos detener al Imperio
Edición 55 - Bush fascista, vos sos el terrorista
Edición 54 - No a la invasión a Irak. Sí a la guerra contra el Imperio
Edición 53 - Carta al señor Aznar
Edición 45 - Acertijo
Edición 44 - Brasil y Argentina, demasiadas diferencias
Firmas
_