Suscribete al resumen de prensa Recomienda la página a un amigo
Época II - Año XIV
Edición Nº 4126
Vistazoalaprensa.com
Agregar a favoritos
Página de inicio

Imprimir
Diario digital en español: Prensa, confidenciales, artículos recomendados, firmas invitadas y mucho más...
 
 jueves, 17 de abril de 2014 ESPAÑA
Sumario
Cartas al Director
Prensa
Artículos
Firmas invitadas
Contraportada
Encuesta
Foro
Medios
Postales
Libro de visitas
Buscanoticias
Enlázanos
Servicios
Buscador
Tiempo
Loterías
Euroconversor
Once
Callejero
Carreteras
Pags. Blancas
Ocio
Reflexiones
Humor
TV online
Cine
Teatro
Salud
Radio online
Consciencia
Informática
Montañismo
Encuesta
¿Va Rajoy por el buen camino?
 
  No
  No sé
  Haz click para votar
   
  Firmas Invitadas - Edición Nº 46
Semana del 24/01/2003
Euforia olímpica


Ramón Sánchez
M ADRID, y más concretamente sus autoridades municipales, está viviendo desde el pasado martes una desmedida euforia olímpica. Las sonrientes figuras del alcalde José María Álvarez del Manzano y su lugarteniente en este tema, Ignacio del Río, han copado lugares de honor en todos los medios informativos. Cualquier despistado podría llegar a pensar que la capital de España ha sido declarada ya, de forma oficial, sede de la Olimpiada de 2012.
Claro, que la alegría será aún mayor entre todos aquellos que, en la sombra, sin que sus nombres salgan a la palestra, han visto fortalecida su posición para, mediante terrenos, obras o simplemente cargos, seguir haciendo su agosto durante los años venideros. Porque no nos engañemos: además de su repercusión deportiva y social (con un notable incremento de las infraestructuras y puestos de trabajo), y tal como ocurriera en Barcelona hace poco más de un decenio, la organización de unos Juegos Olímpicos constituye para muchos un fructífero negocio.
Vamos a poner las cosas en su sitio. La designación de Madrid como aspirante oficial a la Juegos Olímpicos de 2012 por parte del Comité Olímpico Español, no ha sido sino un primer paso. Y el más fácil, ya que no resultaba demasiado difícil aventurar que la candidatura de Sevilla (con un presupuesto siete veces menor) iba a ser rechazada por tercera vez. Lo difícil empieza realmente ahora.
De momento, la candidatura madrileña está incluida en un grupo del que forman parte, de manera más o menos oficial, las accesibles de Río de Janeiro, Montevideo, Buenos Aires (¡), Ciudad del Cabo, Budapest, Estambul y, probablemente, Stuttgart; las más complicadas de Roma y Moscú y tres huesos duros de roer como son Nueva York, Londres y París. La primera criba se producirá en la primavera de 2004, antes de los Juegos de Atenas, que será cuando los aspirantes queden reducidos a cinco; luego, en mayo de 2005, se tomará la decisión definitiva.
Asusta un poco ver el optimismo con que se afronta el envite desde las esferas políticas nacionales. Tras unos difícilmente creíbles elogios por parte de los responsables de las de Londres y Moscú, se han sacado a colación unas declaraciones de Jacques Rogge, presidente del Comité Olímpico Internacional, en las que el sustituto de Juan Antonio Samaranch afirmaba que las opciones de Madrid eran “muy fuertes” por no haber albergado anteriormente la cita olímpica, aunque lo que no se ha dicho es que este caballero había elogiado hace unas semanas la baza de París ante el presidente de la República Francesa.
Quizá la clave estribe en saber cuál será el escenario de los Juegos Olímpicos de Invierno ese mismo año. Si triunfara la opción estadounidense, las posibilidades de Nueva York quedarían muy mermadas, pero, en contrapartida, una sede europea que no fuera Madrid relegaría a nuestra ciudad hasta 2020. El precedente de Barcelona-92 también constituye un cara y cruz: a favor el gran éxito organizativo y en contra la cercanía en el tiempo del mismo.
Con respecto a Roma y Londres, la ventaja madrileña radica sobre todo en la red de transporte público y, a pesar de los pesares, la menor intensidad del tráfico. De esta forma, jugando un poco a predecir el futuro, parece que Madrid puede superar el primer corte y luego, en la elección definitiva, Nueva York y París serían sus más temibles rivales.
De todas formas, no hay que echar las campanas al vuelo como se está haciendo. No conviene olvidar que, antes de lograr su objetivo, Barcelona necesitó cuatro intentos y que Sevilla ha coleccionado cuatro suspensos. El objetivo debe ser seguir trabajando y completar esa infraestructura que al fin y a la postre es, junto a las influencias políticas, lo que acaba por inclinar la balanza de uno u otro lado. Luego, al que Dios se la dé, San Pedro se la bendiga.
approval payday loan
Opina sobre este artículo Compartir: Menéame Enviar a un amigo
 
Otros artículos del autor:
Edición 427 - ¡Ay Carmela!
Edición 426 - De Montilla, Sostres y otros impresentables
Edición 425 - ¿Qué es lo que sabe Garzón?
Edición 424 - Se les apareció la Virgen
Edición 423 - El dinero no es de nadie
Edición 422 - El timo de la Seguridad Social
Edición 421 - Las subvenciones de la ‘miembra’
Edición 420 - Tres señoras con un par
Edición 419 - Con las vergüenzas al aire
Edición 418 - Sinvergüenzas o ineptos
Edición 417 - ¡Jo, qué país!
Edición 416 - Cero Zapatero
Edición 415 - Los dineros de Zetapé
Edición 414 - ¿Y dónde estaba el Príncipe?
Edición 349 - Hasta aquí he llegado
Edición 348 - ¡Dios, qué tropa!
Edición 347 - ¿Hasta cuándo aguantará la ciudadanía?
Edición 346 - Dos abuelos peligrosos
Edición 341 - Nadal puede no ser suficiente
Edición 340 - Las ‘tomatinas’
Edición 339 - Indeseables olímpicos
Edición 216 - Galería de ‘cagurrios’
Edición 211 - Por un plato de lentejas
Edición 210 - El equipo del Gobierno
Edición 209 - Tres tenores de la desvergüenza
Edición 208 - ¡Qué solo se queda Iriondo!
Edición 203 - Excesiva ternura
Edición 202 - La teta de Carme
Edición 200 - ¿En qué hemos fallado?
Edición 198 - El batacazo de la Cuatro
Edición 197 - ¡Ya, ni la justicia deportiva!
Edición 196 - Tragones
Edición 195 - ¡Todos a La Caixa!
Edición 194 - Hipócritas
Edición 193 - Los ‘bandidos’ de Digital +
Edición 192 - Defensa ciudadana
Edición 181 - Mea culpa
Edición 178 - El majadero señor De Prada
Edición 171 - ¡Qué gozada!
Edición 154 - El sabio más sabio de todos los sabios
Edición 153 - La avalancha que viene
Edición 152 - Agravios comparativos
Edición 151 - Pío Moa y octubre del 34
Edición 150 - Harto ya de estar harto
Edición 149 - La hora de la verdad
Edición 148 - Ellos siempre tienen razón
Edición 147 - Pilar Manjón sí, pero...
Edición 146 - Madrid 2012, al borde del K. O.
Edición 145 - ¡Pobre Urdaci!
Edición 144 - Insaciable ‘Prisa Nostra’
Edición 143 - Bofetada tras bofetada
Edición 142 - ¿Cuándo terminará nuestra guerra civil?
Edición 141 - ‘El principio de Peter’
Edición 140 - ¿Por qué son tan conformistas nuestros jóvenes?
Edición 139 - Un torneo mayor de edad
Edición 138 - A vueltas con la Justicia
Edición 137 - El difícil arte de bien morir
Edición 136 - Miseria futbolera
Edición 132 - ¡No la lleve a Pekín!
Edición 127 - Un vago de tomo y lomo
Edición 126 - ¿Pero en qué manos estamos?
Edición 125 - Comentarios futbolísticos
Edición 124 - Las falacias de Prisa Nostra
Edición 123 - Los pies en la tierra
Edición 121 - Mansurrones
Edición 120 - Racanería europelotera
Edición 119 - Predicar y dar trigo
Edición 118 - Ni la madre que lo parió
Edición 117 - Ya están aquí los pelotas
Edición 116 - Pasteleo televisivo
Edición 115 - ¿Creen ustedes en la Justicia?
Edición 114 - ¡Márchese, señor Alonso!
Edición 113 - Amistades peligrosas
Edición 112 - Bono se estrena tropezando
Edición 111 - ¿Deporte o negocio?
Edición 110 - Cara y cruz policial
Edición 109 - Patinazos
Edición 108 - Conductas y declaraciones impresentables
Edición 107 - Un par de siniestras sonrisas
Edición 106 - Medidas más drásticas
Edición 105 - Una profesión a extinguir
Edición 104 - El yerno del César
Edición 103 - Cutrerío literario
Edición 102 - Una treintena de impresentables
Edición 101 - La noche de los cagones
Edición 100 - Entre la pena y el asco
Edición 99 - ¿Por qué?
Edición 98 - Vendedores de crecepelo
Edición 97 - La nomenclatura del callejero
Edición 96 - Gallardón, suma y sigue
Edición 95 - Lo mejor de cada casa
Edición 94 - Pobrecitos fumadores
Edición 93 - Encuestas
Edición 92 - Adiós ensaladera, adiós
Edición 91 - El hacha mellada de Esperanza
Edición 90 - ¡Así da gusto!
Edición 89 - Egolatría presidencial
Edición 88 - Mariano, por favor, ¡di algo!
Edición 87 - El faraón del Foro
Edición 86 - Cateto
Edición 85 - El Tenis, bajo sospecha
Edición 84 - Recoger tempestades
Edición 83 - Amiguismo en TVE
Edición 82 - Un muerto en la Davis
Edición 81 - De mal en peor
Edición 80 - Los nuevos esclavos
Edición 79 - El Deporte pierde 'glamour'
Edición 78 - ¿De qué le acusarán ahora?
Edición 77 - El cateto Laporta
Edición 76 - La prepotencia de Kirchner
Edición 75 - Un verano para olvidar
Edición 74 - Las alcaldadas del Alcalde
Edición 73 - Pirineos nacionalistas
Edición 72 - Y ahora, ¿qué?
Edición 71 - Crisis olímpica
Edición 70 - Que me lo expliquen
Edición 69 - ¿Qué pasa en la Guardia Civil?
Edición 67 - Profesionales y profesionales
Edición 66 - Los españoles no somos tontos
Edición 65 - Cultura de izquierdas
Edición 64 - El libro en España
Edición 63 - Dardos que hacen reflexionar
Edición 62 - Marcianos sin rumbo
Edición 61 - La cara oculta del tenis español
Edición 59 - ¡Pobre fútbol!
Edición 58 - Samaranch y el tufo a incienso
Edición 57 - ¿Cree usted en la justicia?
Edición 56 - Yo no me manifiesto
Edición 55 - Criminólogos de pacotilla
Edición 54 - Me das miedo, Nacho
Edición 53 - Gardel, ese mentiroso
Edición 52 - ¡Cuidado con el ‘hikikomori’!
Edición 51 - Egun.., ¿qué?
Edición 50 - Sólo sentido común
Edición 49 - Morir (de miedo) en Madrid
Edición 48 - Gato por liebre
Edición 47 - ¡Vaya tropa!
Edición 45 - Periodismo deportivo
Edición 44 - Políticamente incorrecto
Edición 43 - ¡Qué tropa!
Edición 42 - Los otros futbolistas
Edición 41 - El fraude de los premios literarios
Edición 40 - Algo huele a podrido en can Barça
Edición 39 - Quo vadis, Pedro?
Edición 38 - Empecinados
Edición 37 - ¡Quiero ser Roldán!
Edición 35 - Una piedrecilla molesta
Edición 34 - Injusticia de la inmigración
Edición 33 - El Principito
Edición 32 - ¿Todos comunistas?
Edición 30 - Ceremonia de confusión
Edición 29 - Estulticia en el Congreso
Edición 28 - Sesenta y tres son muchos años
Edición 27 - Apocalipsis
Edición 26 - Zapatero a tus zapatos
Edición 25 - Traductores
Edición 24 - Nos hemos vuelto locos
Edición 23 - ¡Gallardón, ven pronto!
Edición 22 - ¿Cree usted en la Justicia?
Edición 21 - Monotonía deportiva
Edición 20 - ¿A qué juega Llamazares?
Edición 19 - ... Y Aznar, de comadrona
Edición 18 - Estupidez inglesa
Edición 17 - Las mamandurrias del señor Villar
Edición 16 - Iker el afortunado
Edición 15 - Derecho al trabajo
Edición 14 - De mediocres y caretas
Edición 13 - ¡Cuidado con los himenópteros!
Edición 12 - Arancha, déjalo ya
Edición 11 - Triunfadores en la sombra
Edición 10 - El Rayo, contra viento y marea
Edición 9 - Un equipo exhausto
Edición 8 - Depende del color
Edición 7 - ¿Qué le pasa a Camacho?
Edición 6 - Sorprendente Gasol
Edición 5 - Derecho de pernada
Edición 4 - EL DIFÍCIL RESCATE DEL BOXEO
Edición 3 - BULA ARBITRAL
Edición 2 - JERGA FUTBOLÍSTICA
Edición 1 - CLAROSCUROS DEL DEPORTE ESPAÑOL
Firmas
_
Abel Abascal
Alberto Acereda
Alfonso Berroya
Alfredo Amestoy
Álvaro Peña
Amilibia
Antonio Castro Villacañas
Antonio Martín Beaumont
Borja Álvarez
Carmen Planchuelo
Enrique de Aguinaga
Ernesto Ladrón de Guevara
Eulogio López
Félix Arbolí
Francisco Daunis
Gabriela Ardiles
Germán Lopezarias
Honorio Feito
Hugo Alberto de Pedro (Buenos Aires)
Ignacio San Miguel
Ismael Medina
Javier del Valle
Javier Neira
Jesús Ansebar
Jesús Pozo
Joan Pla
Joaquín Abad
José A. Baonza
José Luis Navas
José Manuel G. Torga
José Manuel G. Torga
José María Moncasi de Alvear
José Meléndez
Juan Pablo Mañueco
Juan Urrutia
Julen Urrutia
Luis Irazu
Manuel Salvador Morales
María del Mar García Aguiló
Marta Rivera de la Cruz
Matías J. Ros
Miguel Ángel García Brera
Miguel Ángel Loma
Miguel Martínez
Nieves Concostrina
Óscar Molina
Pancho Linde
Pascual de Bustares
Ramón Sánchez
Ricardo Navas-Ruiz
Vasco Lourinho (Portugal)
Víctor Corcoba
Wenceslao Pérez Gómez
Wifredo Espina
Yolanda Cruz
Yolanda Salanova
Zain Deane (Nueva York)
Cartas al Director
 
Google
 
Web vistazoalaprensa.com

Quiénes somos | Contacte con nosotros | Política de privacidad

Optimizado para Internet Explorer 6 con resolución 1024 x 768
Copyleft 2001-2014