Suscribete al resumen de prensa Recomienda la página a un amigo
Época II - Año XIV
Edición Nº 4126
Vistazoalaprensa.com
Agregar a favoritos
Página de inicio

Imprimir
Diario digital en español: Prensa, confidenciales, artículos recomendados, firmas invitadas y mucho más...
 
 miércoles, 16 de abril de 2014 ESPAÑA
Sumario
Cartas al Director
Prensa
Artículos
Firmas invitadas
Contraportada
Encuesta
Foro
Medios
Postales
Libro de visitas
Buscanoticias
Enlázanos
Servicios
Buscador
Tiempo
Loterías
Euroconversor
Once
Callejero
Carreteras
Pags. Blancas
Ocio
Reflexiones
Humor
TV online
Cine
Teatro
Salud
Radio online
Consciencia
Informática
Montañismo
Encuesta
¿Va Rajoy por el buen camino?
 
  No
  No sé
  Haz click para votar
   
  Firmas Invitadas - Edición Nº 260
Semana del 22/02/2007
La bandera como arma simbólica


Javier del Valle
L A bandera, símbolo que representa estados u otras entidades administrativas, está siendo utilizada como arma arrojadiza en los últimos tiempos. Algunos desprecian el distintivo español, contaminados por los prejuicios del uso que se hizo de este símbolo durante el régimen franquista. Otros la enaltecen y la convierten en arma nacionalista contra otros nacionalismos que amenazan la unidad de España. Se adueñan del símbolo como si fuesen los únicos españoles sobre la faz de la tierra y lo pasean con orgullo en manifestaciones supuestamente contra el terrorismo, aunque luego se revelan en protestas para derribar a al gobierno del PSOE. En ambos casos se exagera el valor de la bandera, que como símbolo debe ser respetado pero nunca elevado a la categoría del todo ni desterrada como si no existiese.

En nombre de banderas y de nacionalismos (el mayor virus que ha envenenado nuestra historia, especialmente en el siglo pasado) se han cometido las mayores atrocidades de la Humanidad. Los dictadores han manchado banderas apropiándoselas e imponiéndolas como objetos de culto que decoraban invasiones, genocidios y represiones contra aquellos que, al no pensar como estos bárbaros, eran acusados de poco patriotas.

Estados Unidos se comporta de manera despótica invadiendo países y erigiéndose en policía del mundo bajo el manto de la bandera de las barras y estrellas. De esta forma siguen mostrándose como superiores, con la diseminación de su insignia por todo el planeta.

El egocentrismo, a nivel individual y colectivo, permite que las condiciones de vida sean cada vez más duras. Por tener más poder y dinero pisoteamos a nuestros semejantes y borramos la armonía. Lo mismo ocurre a escala colectiva: familias, localidades y naciones. Las últimas escenifican estas crudas disputas ensuciando su mayor símbolo, la bandera.

Todas estas connotaciones hacen que la aparición de banderas implique sentimientos negativos, pero estos no deben llegar al desprecio. La bandera debe presidir edificios públicos y ser utilizado por todos aquellos que nos representan en el mundo y que se identifiquen con España: empresas, entidades y deportistas, entre otros.
approval payday loan
Opina sobre este artículo Compartir: Menéame Enviar a un amigo
 
Otros artículos del autor:
Edición 288 - El Madrid del despilfarro
Edición 286 - Reconversión musical
Edición 284 - Conductores descerebrados
Edición 283 - Siestas y suplencias
Edición 282 - Un verano deportivo agridulce
Edición 279 - Al calor de las contradicciones
Edición 277 - Vencieron los malos
Edición 276 - Como en los viejos tiempos
Edición 273 - La Liga desierta
Edición 271 - Calidad de vida
Edición 263 - Humildad para el madridismo
Edición 258 - Ni mediocres (2ª parte)
Edición 257 - Ni mediocres (1ª parte).
Edición 256 - Ponga un entrenador español en su equipo
Edición 254 - Nada original
Edición 253 - Absurdas vacaciones
Edición 251 - La sonrisa forzada de fin de año
Edición 249 - El Valencia devora a Quique
Edición 247 - Terror navideño
Edición 246 - Estrellas y estrellados
Edición 243 - Engañoso Madrid-Barça
Edición 242 - La España real
Edición 241 - Nación y deporte
Edición 239 - Gustos y disgustos de un derbi
Edición 238 - Un país deportivo
Edición 237 - El bueno de Luis
Edición 236 - Más que un sueño
Edición 230 - Futuro incierto del ciclismo
Edición 229 - Pobre Madrid
Edición 228 - Zidane roba el protagonismo a Italia
Edición 227 - El proyecto Calderón
Edición 226 - Como siempre
Edición 225 - Selección: menos dudas y la misma presión
Edición 223 - La transición y el Mundial
Edición 222 - El acecho del florentinismo
Edición 221 - El éxtasis consumista
Edición 220 - Como siempre
Edición 219 - El hombre tranquilo
Edición 218 - Notas de fin de curso
Edición 217 - Preguntas (im)pertinentes
Edición 216 - El momento del baloncesto
Edición 215 - Atlético: del doblete a la mediocridad
Edición 214 - ¿Milagro Villarreal?
Edición 213 - Entre motos y clásicos
Edición 212 - Entre motos y clásicos
Edición 212 - Juventud y paciencia para construir un nuevo Real Madrid.
Edición 211 - A propósito de Ronaldinho
Firmas
_
Abel Abascal
Alberto Acereda
Alfonso Berroya
Alfredo Amestoy
Álvaro Peña
Amilibia
Antonio Castro Villacañas
Antonio Martín Beaumont
Borja Álvarez
Carmen Planchuelo
Enrique de Aguinaga
Ernesto Ladrón de Guevara
Eulogio López
Félix Arbolí
Francisco Daunis
Gabriela Ardiles
Germán Lopezarias
Honorio Feito
Hugo Alberto de Pedro (Buenos Aires)
Ignacio San Miguel
Ismael Medina
Javier del Valle
Javier Neira
Jesús Ansebar
Jesús Pozo
Joan Pla
Joaquín Abad
José A. Baonza
José Luis Navas
José Manuel G. Torga
José Manuel G. Torga
José María Moncasi de Alvear
José Meléndez
Juan Pablo Mañueco
Juan Urrutia
Julen Urrutia
Luis Irazu
Manuel Salvador Morales
María del Mar García Aguiló
Marta Rivera de la Cruz
Matías J. Ros
Miguel Ángel García Brera
Miguel Ángel Loma
Miguel Martínez
Nieves Concostrina
Óscar Molina
Pancho Linde
Pascual de Bustares
Ramón Sánchez
Ricardo Navas-Ruiz
Vasco Lourinho (Portugal)
Víctor Corcoba
Wenceslao Pérez Gómez
Wifredo Espina
Yolanda Cruz
Yolanda Salanova
Zain Deane (Nueva York)
Cartas al Director
 
Google
 
Web vistazoalaprensa.com

Quiénes somos | Contacte con nosotros | Política de privacidad

Optimizado para Internet Explorer 6 con resolución 1024 x 768
Copyleft 2001-2014