Suscribete al resumen de prensa Recomienda la página a un amigo
Época II - Año XIV
Edición Nº 4127
Vistazoalaprensa.com
Agregar a favoritos
Página de inicio

Imprimir
Diario digital en español: Prensa, confidenciales, artículos recomendados, firmas invitadas y mucho más...
 
 lunes, 21 de abril de 2014 ESPAÑA
Sumario
Cartas al Director
Prensa
Artículos
Firmas invitadas
Contraportada
Encuesta
Foro
Medios
Postales
Libro de visitas
Buscanoticias
Enlázanos
Servicios
Buscador
Tiempo
Loterías
Euroconversor
Once
Callejero
Carreteras
Pags. Blancas
Ocio
Reflexiones
Humor
TV online
Cine
Teatro
Salud
Radio online
Consciencia
Informática
Montañismo
Encuesta
¿Va Rajoy por el buen camino?
 
  No
  No sé
  Haz click para votar
   
  Firmas Invitadas - Edición Nº 275
Semana del 07/06/2007
El último palo del tenderete


Óscar Molina
N O voy a hablarles ni de ETA ni de su puñalada al llamado “Proceso de Paz”. Estoy seguro de que mis cinco lectores habrán leído largo y abundante sobre un tema que se presumía como el último palo que se tenía en pie del tenderete de Zapatero. No lo es, al Apóstol del Talante le queda otra vara para aguantar el chiringuito de su trienio prodigioso, con el que va a darnos harto coñazo de aquí a las elecciones: la Economía. Ocurre que también es mentira, el palito del bienestar está también en trance de quebrarse y amenaza con hacerlo de manera inoportuna si ZP no nos llama pronto a las urnas.

La burbuja que hemos estado viviendo parece estar a puntito de hacer “pop” y dejarnos a todos ante un panorama bastante lamentable: el de un país dividido, sembrado de vientos de enfrentamiento, con un Estado de Derecho tributario de la política, atrapado por una banda terrorista y en crisis económica. ¿Hay quien dé más?

Las cosas raramente salen gratis. Hay una especie de Ley Universal que nos muestra que a toda acción le sigue una reacción, y andar meneando demasiado los átomos de la convivencia mientras se alteran las fórmulas maestras de los consensos va a acabar por provocar una reacción en cadena de consecuencias imprevisibles, y que podría concretarse en que un día nos levantemos y nos demos cuenta de que casi nada está en su sitio.

Politizar la Justicia hasta el vómito ha devenido en una desconfianza de la clase empresarial suficiente como para no acometer proyecto alguno en nuestro suelo que no sea de ventaja. Retorcer los organismos reguladores, léase CMNV, con objeto de devolver mediante una OPA un préstamo que no podía pagar el Partido Socialista Catalán, ha supuesto para la inversión extranjera y credibilidad internacional de España algo así como el aullido de un lobo en medio de un rebaño de ovejas. Alterar la forma de hacer estadísticas por parte del INE sólo ha servido para enmascarar la situación real del empleo en nuestro país. Regularizar a todo aquél extranjero capaz de aportar un ticket del “Ahorramás” en el que figurara una caja de “Frostis” ha puesto en nuestro suelo a un montón de gente que directamente no puede ganarse la vida, a la que habrá que unir los que engrosarán las filas del paro muy pronto, si se cumple el pronóstico de Morgan Stanley de que el año que viene el sector de la construcción aportará al PIB nacional un 9%, frente al 18% actual. Una legión de seres humanos que vinieron a la tierra de la sonrisa, la Paz, el amor y las flores para descubrir al poco que se encuentran en un lugar donde su sueño de progresar será imposible. Desengaño que se hará molesto cuando exijan todo aquello que se les pintaba y se den cuenta de que toda la catarata de derechos económicos y asistenciales que los Zerolos les auguraban son simplemente mentira, porque no va a haber quien los pague. No descarten que en los próximos años España se convierta en un “Plan Renove” de vehículos al estilo francés por la vía de las hogueras automovilísticas. Sirva como dato que 300.000 inmigrantes han sido legalizados sólo en el primer trimestre de 2007.

No tomar a tiempo las medidas necesarias con el único objeto de no tener que dejar de predicar con la sonrisa, ha creado una ciudadanía alegre y confiada que debe hasta la camisa que lleva. Daba igual, el consumo desenfrenado se juzgó distracción adecuada para que el personal no atendiera a cómo se cambiaba de Régimen, se deshacía la unidad territorial, o se humillaba a las familias de quienes cayeron por ello. Total ¿qué es una víctima del terrorismo al lado de un Nokia N95 con tarjeta de memoria de 2 Gigas?

Pero ahora llaman a la puerta. “¿Quién es?” “Soy Paco” “¿Qué Paco?” “El de la rebaja señora, el de la rebaja. Que debe Vd. 39 cuotas del crédito Cofidís ése que pidió para comprarse la tele de plasma”.

Porque a esta ciudadanía ya se la ha empezado a educar para la ídem, persiguiendo que el retorcimiento de las escalas de valores, el relativismo y el acoso a la excelencia actúen de morfina multicolor que impidan ver el espectáculo de unos tíos que han sido capaces ¡en sólo tres años! de arrastrar por el fango toda la concordia, confianza y futuro de una nación entera a base de un plan tan insolvente como ridículo, cuya culminación era algo así como una República Libertaria Posmoderna de la mano de unos terroristas reinsertados.

El chasco va a ser morrocotudo, porque no tardaremos mucho en notar que nos hemos empeñado hasta las cejas para comprar viviendas sobrevaloradas en un 40% de media según los organismos de crédito; pisos que infinidad de familias no podrán pagar cuando los tipos de interés lleguen al 5%, y cuya venta jamás, jamás, podrán realizar en el precio en que las adquirieron. Nunca, porque en el mercado ya hay cuatro millones de viviendas sin vender. Unamos a todo eso que los salarios reales han decrecido en España un 5% en los últimos tres años mientras somos el país del mundo con mayor crecimiento en número de millonarios, y tendremos un escenario de justicia social y reparto de la riqueza a la altura del Proceso de Paz. Muy de izquierdas, ya se sabe.

Les dirán que no, que crecemos a un ritmo del tres y pico por ciento. Pero no les contarán todo, no les dirán que el gradiente de creación de riqueza español es tremendamente inferior al de aumento de población. Algo tan sencillo como que producimos cada vez más, pero comparativamente somos también más y la parte de la tarta se hace más pequeña. No quiero ni pensar qué cara se le puede quedar al mileurista, emblema del trienio mágico, si se cumplen algunos augurios que sitúan nuestra tasa de crecimiento en el 1 ó 2% sin tardar mucho.

El pan y circo de Zapatero se derrumba sobre nuestras cabezas, pero nosotros le hemos agradecido que nos permita vivir por encima de nuestras posibilidades mirando hacia otro lado mientras hacía y deshacía, mientras nos embelesaba con la Paz, nos afeitaba un bigote que supuestamente nos había traído la indignidad y nos prometía un mundo feliz por medio de frases hechas, discursos vacíos y verborrea hortera y vulgar que nunca significó nada.

Fíjense en cómo se parte el último palo del kiosko antes de ir a votar, e intenten que no les caiga encima.
approval payday loan