Suscribete al resumen de prensa Recomienda la página a un amigo
Época II - Año XIV
Edición Nº 4126
Vistazoalaprensa.com
Agregar a favoritos
Página de inicio

Imprimir
Diario digital en español: Prensa, confidenciales, artículos recomendados, firmas invitadas y mucho más...
 
 sábado, 19 de abril de 2014 ESPAÑA
Sumario
Cartas al Director
Prensa
Artículos
Firmas invitadas
Contraportada
Encuesta
Foro
Medios
Postales
Libro de visitas
Buscanoticias
Enlázanos
Servicios
Buscador
Tiempo
Loterías
Euroconversor
Once
Callejero
Carreteras
Pags. Blancas
Ocio
Reflexiones
Humor
TV online
Cine
Teatro
Salud
Radio online
Consciencia
Informática
Montañismo
Encuesta
¿Va Rajoy por el buen camino?
 
  No
  No sé
  Haz click para votar
   
  Firmas Invitadas - Edición Nº 346
Semana del 15/10/2008
La crisis económica de Zapatero


José Meléndez
E STÁBAMOS equivocados. Zapatero no ocultó perversamente por razones electorales la crisis económica que ya se cernía sobre nosotros, ni negó su evidencia después sencillamente porque no había podido confirmarla y se dejó llevar por el tradicional principio por el que se supone la inocencia de los presuntos culpables o el valor todavía no demostrado de los militares.

La razón es que estaba escuchando la opinión de los 644 asesores que alberga en la Monclona, que para eso le cuestan al contribuyente 28,3 millones de euros, y escuchar 644 opiniones lleva su tiempo, sobre todo con la apretada agenda que tiene el presidente entre sus asuntos de gobierno y sus viajes para admirar las aptitudes líricas de su señora, aunque su voz parezca perdida en un coro compuesto por un centenar de gargantas. Es de suponer que cada uno del regimiento de asesores habría preparado cuidadosamente su informe y que necesitaría, tirando por bajo, al menos un par de horas para exponérselo al presidente, lo que nos da un total de 1.288 horas, o sea 53 días hábiles, descontando los fines de semana, festivos y viajes presidenciales. Y después se produciría el atasco: el momento en que los 644 asesores reunidos estudiaran todos los datos y sugerencias y emitieran un informe que Zapatero pudiera entender. Solamente entonces, Zapatero tomó la decisión de que estábamos en un momento “de desaceleración de la economía”, pero como el informe debía ser largo y prolijo, no tuvo tiempo de leérselo de una vez y conforme avanzaba en la lectura le daba una orden a Pedro Solbes que contradecía la anterior, con lo que el pobre vicepresidente económico ha dado mas vueltas que una peonza.

Hubiera sido mas fácil escuchar el sentir de la calle ante la aluvión de datos negativos –no habría hecho falta pegar el oído al suelo al estilo indio ante la imparable subida de la inflación, las hipotecas y el desempleo- pero el protocolo es el protocolo y si la Presidencia del gobierno tiene un equipo tan caro de asesores hay que escucharlos antes que a nadie, que para eso han sido nombrados.

Existen fundadas dudas sobre si a este ejército de asesores se les enciende alguna vez la bombilla de la inspiración, aunque sea de bajo consumo, porque el Partido Popular, que no hace mas que enredar y producir crispación, ha destapado que el gasto de luz eléctrica del palacio de la Moncloa es de 806.000 euros para desesperación del ministro de Industria, Miguel Sebastián, que quiere regalar a cada familia española dos bombillas de bajo consumo como receta contra la inflación. Este ministro, que sostiene una reñida disputa jurisdiccional con la ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, se está significando por su decidida evocación de las antiguas tradiciones. Primero quiso traer de nuevo los tranvías a la Castellana y ahora está empeñado en el bajo consumo energético, De las bombillas de bajo consumo a los velones de nuestros abuelos no hay que un paso. Cuando la bombilla de las ideas está fundida no hay más remedio que acudir a la luz eléctrica.

Pero el PP no se ha parado ahí y ahora quiere, en un ejercicio de crispación pura, que Zapatero explique los gastos del palacio de la Moncloa, que considera suntuarios e inadecuados en tiempos de crisis y dice que el presidente del gobierno tiene el deber de predicar con el ejemplo y mostrar austeridad en sus gastos. Por eso ha pedido explicaciones sobre los 355.000 euros consignados en los Presupuestos Generales como “gastos del Palacio de la Moncloa” y quiere saber cuanto ha costado el viaje de la corista Sonsoles Espinosa a Oviedo para actuar en una ópera y el de su marido para acompañarla. Ganas de incordiar, porque tanto Zapatero como su esposa son personajes públicos que necesitan una cobertura de seguridad y Sonsoles Espinosa tiene la obligación de actuar donde contraten a su coro. Zapatero no tiene la obligación de acompañar a su esposa, pero le gusta Y ya puestos a pedir, el PP pide explicaciones sobre los 49 millones de euros que costarán los gastos totales de la Moncloa, presupuestados para 2.009, que son 22 millones mas que los que el gobierno de José María Aznar presupuestó en el 2.004. Pero hay que considerar que España es una potencia mundial, que a principios del año sobrepasó a Italia en el PIB y que ha batido el record de pasar en cuatro meses de un superávit en las cuentas nacionales a un “razonable déficit”, por lo que su presidente de gobierno está obligado a vestir el cargo.

¡Y vaya si lo viste! Después de un incesante bombardeo pidiéndole al Partido Popular que “arrime el hombro” y no discuta la política económica del gobierno porque en tiempos difíciles lo que se impone es una estrecha colaboración –la “colaboración según Zapatero es decir que si a todo lo que él diga- ha recibido en la Moncloa a Mariano Rajoy, que acudió a la cita con las alas cortadas de antemano. No podía oponerse a la operación de rescate bancario, porque eso entra dentro de los principios del centro derecha (lo singular es que la acometa un gobierno socialista que, además, se opone a la nacionalización provisional de bancos que han acordado Estados Unidos y la Unión Europea) y todo lo que consiguió de sus demandas de transparencia en el control de ese enorme gasto es que la operación sea gestionada por el Banco de España y se dé cuenta al Parlamento cada ¡cuatro meses1. Pero no logró que Zapatero rectificase sus Presupuestos Generales, cuyo contenido no facilita ni de lejos soluciones a la grave situación por la que atraviesa España., y que saldrán adelante por la enorme y costosa habilidad que tiene Zapatero para comprar apoyos parlamentarios.

Después del encuentro, Zapatero estaba satisfecho en las explicaciones que dio a los periodistas. Calificó el encuentro de “útil y positivo” y señaló que ambos habían cedido en partes importantes, como el control de la operación por parte del Banco de España y no por una comisión del ministerio de Economía y prometió la máxima transparencia. Una transparencia de la que Mariano Rajoy no se fía, porque está escaldado del incumplimiento de las promesas hechas en sus nueve entrevistas anteriores. Ni nosotros tampoco. Pero eso no quita para que Zapatero siga al pie de la letra el consejo de sus asesores. Un consejo sobre el que él les había aleccionado de antemano. Como debe ser en un buen gobernante que sabe empuñar el timón y marcar el rumbo.
approval payday loan