Suscribete al resumen de prensa Recomienda la página a un amigo
Época II - Año XIV
Edición Nº 4127
Vistazoalaprensa.com
Agregar a favoritos
Página de inicio

Imprimir
Diario digital en español: Prensa, confidenciales, artículos recomendados, firmas invitadas y mucho más...
 
 lunes, 21 de abril de 2014 ESPAÑA
Sumario
Cartas al Director
Prensa
Artículos
Firmas invitadas
Contraportada
Encuesta
Foro
Medios
Postales
Libro de visitas
Buscanoticias
Enlázanos
Servicios
Buscador
Tiempo
Loterías
Euroconversor
Once
Callejero
Carreteras
Pags. Blancas
Ocio
Reflexiones
Humor
TV online
Cine
Teatro
Salud
Radio online
Consciencia
Informática
Montañismo
Encuesta
¿Va Rajoy por el buen camino?
 
  No
  No sé
  Haz click para votar
   
  Firmas Invitadas - Edición Nº 521
Semana del 15/02/2012
Mi último artículo
Honorio Feito
M I último artículo, “La Reforma deformada”, ha traído cierta polémica entre algunos de mis amigos y lectores. Puedo distinguir tres tipos de reacciones a mi escrito: uno de apoyo total por la cita de Girón, como ejemplo. Otro de apoyo porque ven los mismos problemas que veo yo y un tercero que discrepa. Bajo el pseudónimo de El Negro, un lector de Vistazoalaprensa.com ha comentado su discrepancia con mi opinión. Lo ha hecho en estos términos:

Discrepo bastante de lo que contiene este articulo. Efectivamente, Girón fue un magnífico ministro y, en aquellos tiempos, fue el artífice de muchas mejoras para los trabajadores y para el pueblo en general. Se lograron grandes cosas.
Pero aquella España de los años 40 era un España rota, destruida, donde todo estaba por hacer, no había ningún tipo de Justicia social ni derechos de los trabajadores. Se partió, prácticamente de cero. Pero el panorama ha cambiado mucho, esta España es muy diferente a aquella, los derechos de los trabajadores están más que garantizados. Pero los problemas que se plantean hoy en el mercado laboral, no tienen nada que ver con aquellos. Incluso muchos de los problemas de hogaño, se derivan de aquellas leyes de antaño. Dejemos que gobiernen quienes deben hacerlo y, luego, ya veremos. Tendremos tiempo de criticarlos o de aplaudirlos. Hoy, es muy pronto.

He leído en ocasiones comentarios de este seguidor de Vistazoalaprensa.com y, debo decir que con mucho respeto por mi parte. La discrepancia no es algo que separe a las personas, sino que muestra puntos de vista diferentes. En este caso concreto, el firmante aclara, efectivamente, que la España de los años cuarenta no es la de hoy. Y que en aquella todo estaba por hacer. Y yo apostillo que en ese razonamiento, precisamente, descansa la dificultad de entonces para aprobar cualquier medida que pudiera involucrar a las empresas en el farragoso asunto de las herencias laborales y monetarias. Y se legisló para ello, y se hizo. Y se consiguió un reparto más equitativo, la creación de una gran clase media, el reparto con equidad de lo poco que se iba consiguiendo y, en la década de los sesenta, el despegue económico.

Volvamos a la España actual. Hay muchas voces que claman para aplicar medidas liberales. Hay, incluso, quien menosprecia lo conseguido antes y ve trabas en esta herencia (la herencia “franquista”, decía ayer doña Esperanza Aguirre) hoy rota, por la cual un trabajador tenía la seguridad de su puesto de trabajo. He oído, estos días después de aprobarse la reforma laboral, casos concretos que tienen, evidentemente, toda la razón sobre conductas particulares de trabajadores que abusan de sus empresas; sobre vicios que se convierten en práctica habitual; acerca de trabajadores que no son merecedores de ninguna confianza ni por parte de sus jefes ni de sus compañeros. Si esto es habitual, creo que entonces necesitamos más que una reforma laboral, una reforma educativa, que debería empezar por pre-escolar.

Según mi punto de vista, y sólo Dios sabe cómo me gustaría estar equivocado, la filosofía que inspira todo esto es la creencia, alimentada por ciertos hechos vergonzosos y vergonzantes, que tienen en Europa acerca de nuestra ética y nuestro compromiso. O sea, que aquí somos todos vividores, gastadores, que nuestros deportistas se dopan (y el ministro responsable de Deportes parece corroborarlo), y somos unos echaos pa´lante, vamos, y por eso necesitamos la disciplina nórdica.

Dice nuestro comunicante que los derechos de los trabajadores están más que garantizados. ¿Lo dice el texto de la Reforma?, ¿Cómo debemos entender, entonces, la rebaja en la indemnización en caso de despido?. ¿Se conservan los contratos laborales con garantías de cumplimiento por parte de empresa y trabajador conjuntamente?¿Y los convenios colectivos?

Lo que yo veo es que la realidad, triste, es que el mercado laboral de hoy, manipulado por los liberales de pacotilla y los grandes trust, requiere de gran flexibilidad para que el dinero migre como un enjambre de un mercado a otro y, claro, la parte social, el trabajador, estorba. O sea, estorba salvo que se adapte. Espero equivocarme, pero si esto sigue por este camino, el futuro será desolador, con gente que mantiene su poder adquisitivo gracias a trabajos, algunos bien remunerados, mientras otros deambularán con las manos en los bolsillos, de un lado para otro. La desigualdad social. El cuarto mundo. Un día le voy a decir a un sacerdote de mi parroquia que me explique de nuevo lo del “cuarto mundo”.

Cada sociedad tiene su idiosincrasia. Las leyes que van bien en Alemania no tienen que ir, necesariamente, bien en España salvando, claro, el principio de que sin trabajo no hay comida. No creo que a los españoles nos enseñen a trabajar. Sí creo que a los políticos españoles, salvo excepciones, les puedan enseñar ética, especialmente en el manejo de dineros públicos. Por ende, a algunos miembros de la Familia Real también.

El firmante, El Negro, pide en su último párrafo que dejemos gobernar y que ya tendremos tiempo de criticarlos o de aplaudirlos. El tiempo, amigo, es determinante. Si a un padre de familia, con hijos en edad escolar o universitaria, rayando los sesenta años de edad, le mandan a casa por dos euros, cuando llegue el tiempo de criticar nadie podrá remediar el destrozo económico en su familia. ¿Acaso garantiza el Estado, por ejemplo, la universidad o la escuela de formación a los hijos de los parados? ¿Y la empresa que le despida?
approval payday loan
Opina sobre este artículo Compartir: Menéame Enviar a un amigo
Últimas Opiniones en el foro sobre este artículo:
Juan - ( 22/02/2012 1:05:23 )
El Negro - ( 18/02/2012 12:16:16 )
H.F. - ( 17/02/2012 23:26:05 )
Felix Arboli - ( 17/02/2012 14:45:31 )
El Negro - ( 17/02/2012 13:20:26 )
Otros artículos del autor:
Edición 633 - La imagen de España
Edición 632 - La imagen de España
Edición 632 - La imagen de España
Edición 631 - La bronca de doña Esperanza
Edición 629 - Adolfo Suárez y la transición
Edición 628 - Emprendimiento social del Centro Asturiano
Edición 625 - Las razzias de los subsaharianos
Edición 624 - Los ‘goya’ entre lamentos, sonrisas y lágrimas
Edición 622 - Una convención poco convincente
Edición 621 - La paciencia sin cordura
Edición 619 - El gobierno, la moral y los chorras
Edición 617 - La cesta
Edición 615 - Españoles en el ocaso
Edición 613 - La tiranía de los incapaces
Edición 610 - De conciencia humana
Edición 609 - Crónica de un viaje a Melilla
Edición 607 - España en nuestra memoria
Edición 605 - Manipula que algo queda
Edición 604 - ‘Relaxing café con leche’ para todos
Edición 603 - Españoles en Rusia
Edición 601 - Los alemanes y la política española
Edición 596 - La tragedia del verano: La pérdida de un amigo
Edición 593 - La Fiesta del bollo
Edición 589 - ¿Qué fue de la educación?
Edición 588 - Sobre abusos y corrupción
Edición 585 - Las escuelas de Merás
Edición 583 - Nuevo estudio sobre el Valle de los Caídos
Edición 579 - Una cuestión de dignidad
Edición 576 - Una trampa para el general Chicharro
Edición 575 - España sometida
Edición 574 - ¿Exigencias o lamentos?
Edición 572 - La rigidez elástica de la obra de José Luis Fernández
Edición 570 - Con tufillo a demagogia
Edición 569 - Indiferentes al ¡Sooo! Y al ¡Arre!
Edición 567 - ¡Adiós, Príncipe, hasta siempre!
Edición 566 - Los ‘shorisos’ de España
Edición 565 - Montar el Belén
Edición 564 - Montar el Belén
Edición 564 - Sindicatos: pasado, presente y futuro
Edición 563 - Los especuladores de la salud ajena
Edición 562 - Hombre rico, hombre pobre
Edición 561 - La huelga, entre conclusiones
Edición 560 - El monasterio de Obona
Edición 557 - Lo último en Informática: La desconexión
Edición 555 - La filigrana de la Justicia
Edición 555 - Las Navas de Tolosa.
Edición 554 - Las Navas de Tolosa
Edición 553 - Decidir nos toca a todos
Edición 553 - Los privilegios de la Casta
Edición 552 - Las mentiras de Carrillo
Edición 551 - Duro golpe a los votantes del PP
Edición 550 - ¿Pagan los políticos el copago?
Edición 550 - Las encuestas y el PSOE
Edición 545 - El caudillo y la historieta
Edición 542 - La irresponsabilidad de los políticos
Edición 541 - Españoles en y por España
Edición 538 - La jornada indiana de Juanillo de Lora
Edición 537 - Manzana de oro para Don Cosme Sordo
Edición 537 - Protesta y eficacia
Edición 536 - Las medidas, ¿insuficientes o inadecaudas?
Edición 535 - Soluciones para una crisis
Edición 534 - La irresponsabilidad del señor Prendes
Edición 534 - La incapacidad de los políticos
Edición 532 - La Venta del Batán
Edición 529 - La maniquea dialéctica de los políticos
Edición 529 - Y vuelta la burra al trigo
Edición 528 - Asturias, en la UVI
Edición 527 - Las derrotas de Rajoy
Edición 526 - Las promesas y los incumplimientos
Edición 525 - Señor fiscal, ¿qué pasa con el 11-M?
Edición 524 - Las pensiones y la crisis
Edición 524 - Asturias deshoja su margarita electoral
Edición 522 - Presuntos implicados
Edición 520 - Nuevas elecciones en Asturias
Edición 519 - Los políticos culpables
Edición 518 - Prohibido (mal)gastar
Edición 516 - Visita al nuevo Museo del Ejército
Edición 515 - Y más de lo mismo
Edición 514 - La sordera de Urdangarín
Edición 514 - Iberia, para quedarse en tierra
Edición 512 - Condenar el franquismo
Edición 511 - Tareas para salir de la crisis
Edición 510 - Un baño de españolidad en Melilla
Edición 509 - Ahora, a remangarse y a trabajar
Edición 508 - La herencia de Flandes
Edición 507 - La triste celebridad de los ‘chorizos’
Edición 507 - Cosas del ‘mail’
Edición 506 - Un país de pillos
Edición 505 - Don Juan no celebra Halloween
Edición 505 - La crueldad de los tolerantes
Edición 503 - El foro de Álvarez-Cascos
Edición 501 - La política circense
Edición 500 - El regimiento Asturias y la Santina
Edición 499 - La ilógica socialista
Edición 492 - El único servicio a España
Edición 490 - Gallardón, erre que erre
Edición 486 - Una semana después
Edición 484 - ¿La hora del reformismo?
Edición 482 - Los Felechos y el centro Asturiano de Madrid
Edición 481 - La encuesta y los fondos de inversión
Edición 480 - La encuesta y los fondos de inversión
Edición 478 - Glamour en tiempos de crisis
Edición 475 - No toda la culpa es de Zp
Edición 473 - Un siglo de la Campaña del Kert
Edición 472 - Seguimos
Edición 468 - Corruptos de Norte a Sur
Edición 466 - Asturias, el paraíso aislado
Edición 465 - Vivir en la mediocridad
Edición 464 - A la memoria de un alcalde de los de antes
Edición 462 - Se esfumó la opción de Álvarez-Cascos
Edición 461 - Desaciertos para el Año Nuevo
Edición 459 - Un cuento de Navidad, o casi
Edición 458 - Prohibido estudiar Medicina
Edición 456 - ¡La que se nos viene encima…!
Edición 454 - Objetivo: España
Edición 451 - El adelantado de Hugo Chávez
Edición 449 - El cabreo nacional
Edición 447 - Cuando la orden se convierte en deseo
Edición 445 - Notas a pie de página: el culebrón Cascos
Edición 438 - El mal despertar de un sueño
Firmas
_
Abel Abascal
Alberto Acereda
Alfonso Berroya
Alfredo Amestoy
Álvaro Peña
Amilibia
Antonio Castro Villacañas
Antonio Martín Beaumont
Borja Álvarez
Carmen Planchuelo
Enrique de Aguinaga
Ernesto Ladrón de Guevara
Eulogio López
Félix Arbolí
Francisco Daunis
Gabriela Ardiles
Germán Lopezarias
Honorio Feito
Hugo Alberto de Pedro (Buenos Aires)
Ignacio San Miguel
Ismael Medina
Javier del Valle
Javier Neira
Jesús Ansebar
Jesús Pozo
Joan Pla
Joaquín Abad
José A. Baonza
José Luis Navas
José Manuel G. Torga
José Manuel G. Torga
José María Moncasi de Alvear
José Meléndez
Juan Pablo Mañueco
Juan Urrutia
Julen Urrutia
Luis Irazu
Manuel Salvador Morales
María del Mar García Aguiló
Marta Rivera de la Cruz
Matías J. Ros
Miguel Ángel García Brera
Miguel Ángel Loma
Miguel Martínez
Nieves Concostrina
Óscar Molina
Pancho Linde
Pascual de Bustares
Ramón Sánchez
Ricardo Navas-Ruiz
Vasco Lourinho (Portugal)
Víctor Corcoba
Wenceslao Pérez Gómez
Wifredo Espina
Yolanda Cruz
Yolanda Salanova
Zain Deane (Nueva York)
Cartas al Director
 
Google
 
Web vistazoalaprensa.com

Quiénes somos | Contacte con nosotros | Política de privacidad

Optimizado para Internet Explorer 6 con resolución 1024 x 768
Copyleft 2001-2014