Suscribete al resumen de prensa Recomienda la página a un amigo
Época II - Año XIV
Edición Nº 4189
Vistazoalaprensa.com
Agregar a favoritos
Página de inicio

Imprimir
Diario digital en español: Prensa, confidenciales, artículos recomendados, firmas invitadas y mucho más...
 
 viernes, 29 de agosto de 2014 ESPAÑA
Sumario
Cartas al Director
Prensa
Artículos
Firmas invitadas
Contraportada
Encuesta
Foro
Medios
Postales
Libro de visitas
Buscanoticias
Enlázanos
Servicios
Buscador
Tiempo
Loterías
Euroconversor
Once
Callejero
Carreteras
Pags. Blancas
Ocio
Reflexiones
Humor
TV online
Cine
Teatro
Salud
Radio online
Consciencia
Informática
Montañismo
Encuesta
¿Va Rajoy por el buen camino?
 
  No
  No sé
  Haz click para votar
   
  Firmas Invitadas - Edición Nº 72
Semana del 18/07/2003
Los misterios de Ibarretxe. (Fantasía política)
secured payday loans online


Ricardo Navas-Ruiz
L A primavera amaneció ese día tristona, lluviosa y fría. Abril ya, y el invierno se empeñaba en prolongarse en los parques de Boston. La búsqueda de un dato me llevó hasta la Biblioteca de la Universidad de Harvard. Antes de entrar, una corazonada me impulsó a detenerme en la oficina de información. Creo en casualidades. Y fue la casualidad la que puso en mis manos el último número de “La Gaceta,” En letras destacadas daba cuenta del nombramiento de un profesor de matemáticas como decano del Harvard College. Me sorprendió. Es raro ver a un matemático en puestos administrativos. Seguí leyendo. En un rinconcito, en letras pequeñas, anunciaba la próxima visita al campus de Juan José Ibarretxe, prominente político vasco.

¡Vaya!, me dije. ¡Qué ocasión! Harvard es una universidad única en el mundo desde muchos puntos de vista. No hay joven norteamericano medianamente ambicioso que no quiera estudiar en ella, aunque tenga que pagar cuarenta mil dólares anuales de matrícula y vivienda. Su excelente profesorado, su cuidadoso plan de estudios, sus inmensos medios económicos, su biblioteca sin par, sus laboratorios avanzados, su capacidad de organización, la atención que presta al estudiante, su brillante historia, dejan atrás a las rivales, aunque otras como Princeton se le acercan en Estados Unidos. Su peso, no sólo cultural sino político, es enorme. De sus aulas han salido presidentes, economistas, filósofos, sociólogos, que han inspirado al mundo. Por sus aulas han pasado extranjeros que luego han ocupado cargos importantes en sus países.

Harvard invita a presidentes de otras naciones, a políticos destacados, por supuesto a escritores y sabios, a dar conferencias. Suelen ser un ejercicio brillante de retórica y dialéctica, porque saben que se hallan en un foro único. Allí escuché en los años de la transición a un hábil Suárez, explicando su papel de organizador de una nueva democracia. Allí me deleité con el discurso florido de González, lleno de promesas y sonrisas. Allí me aburrí con las palabras de Aznar que repetía las que acababa de escuchar de Clinton sin salirse del guión. Mi curiosidad innata me llevó también a conocer al argentino Menem, discreto, ponderado, huidizo, y al chileno Frey, serio y muy español, que hasta recitó versos de Calderón de la Barca.

¡Ibarretxe! El anuncio, tímido, eso sí, de su presencia, convocó a un grupito de amigos en un café de Cambridge. ¿Habéis oído? Viene Ibarretxe a Harvard.- ¿Qué dirá? Bueno, se supone que expondrá la situación de Euzkadi y su proyecto de Estado Libre Asociado, ¿no?,- ¿Ya se sabe dónde va a hablar? - Por supuesto, no será en el Colegio de España, ¿verdad? Por cierto, ¿alguien sabe de qué va ese Colegio? - Entre risas y comentarios se decidió preparar un cuestionario para someter al político vasco a un atrevido interrogatorio. Quizá se le podría preguntar lo que nadie le pregunta en España. Nada de timidez ni compromisos, ¿eh? Si un día acaba la libertad de expresión en Estados Unidos, el último discurso, la última pregunta se hará en Harvard, no lo duden. El cuestionario más o menos iba así.

- Señor Ibarretxe, usted pertenece a un partido político que se llama PNV. Ese partido basa su doctrina independentista en Sabino Arana. A nadie escapa que este señor era un racista rencoroso que odiaba todo lo que no fuera vasco. Así es imposible fundar una nación moderna y progresista en el siglo XXI dentro del contexto europeo. ¿Ha renunciado expresamente su partido al racismo? ¿Qué planes tiene para crear un estado libre, pluralista y multiétnico ? -

- Señor Ibarretxe, usted basa su proyecto de estado libre asociado en el modelo de Quebec por más que ese nombre provenga de la realidad política puertorriqueña. Los independentistas quebecuenses repiten que la independencia de esa extensa región no merece una vida. En Euzkadi, infinitamente más pequeño, van cerca de novecientos muertos por esa causa. ¿Podría usted decir aquí, en este foro neutral y en voz bien alta que la independencia de Euzkadi no vale una vida humana? –

- Se sospecha, muchos lo dicen abiertamente, otros lo insinúan, que el PNV es el mejor aliado de ETA, que ese partido utiliza a la organización terrorista para presionar al estado español. Sus condenas de las tácticas de ese grupo son tibias e hipócritas. ¿Podría explicarnos si piensa su partido condenar a ETA abiertamente, separarse de ella, crear las condiciones para un Euzkadi libre, no sujeto al miedo de las pistolas? ¿Podría decir cómo piensa acabar con la violencia?-

- Señor Ibarretxe, ¿ha pensado usted en las complejidades de un proceso de independencia? Si le impresiona Quebec, ¿está dispuesto a contar con el resto de España y de Europa en ese intento, como los quebecuenses cuentan con el resto de Canadá? –

- Señor Ibarretxe, Europa ha dejado claro que la independencia de Euzkadi no será aprobada por su parlamento. Ustedes quedarán fuera de España y fuera de Europa. ¿Ha previsto las consecuencias? ¿Hay un estudio serio de la viabilidad política y económica de una pequeña región cerrada sobre sí misma? –

- Para terminar, Señor Ibarretxe, ¿piensa usted acabar con la enseñanza del español y aislar Euzkadi dentro de una lengua, reliquia preciosa eso sí, pero sin proyección cultural universal?

Como en la famosa leyenda de Zorrilla, los días pasaban e Ibarretxe no llegaba. Ni un solo anuncio más de su venida en “La Gaceta”, ni en la página web de Harvard, ni en ninguno de los lugares donde se suelen insertar anuncios de las actividades culturales de la Universidad. Nada. El nombre de Ibarretxe no aparecía por ningún lado. Me puse a pensar: habrá sido todo una fantasía mía, una de esas pesadillas mías que me llevan a imaginar la existencia de una plaza o de una fuente en alguna ciudad que he visitado, pero que nunca consigo encontrar cuando vuelvo. Como se dice en inglés, era demasiado hermoso para ser cierto que Ibarretxe vendría para explicar de verdad su proyecto, su idea del futuro de Euzkadi, su estrategia política.

Los días grises y lluviosos seguían proyectando sombra y frío sobre Boston. No me resignaba a no oír a Ibarretze. Un día antes de la posible fecha de su intervención, intenté el último recurso, llamar a información.

-¿Por favor, ¿podría decirme dónde y a qué hora hablará un político vasco llamado Ibarretxe? –

- Ibarretxe, Ibarretxe…, espere, no encuentro su nombre –

- Sí, mire bien, anunció su venida “La Gaceta” hace unos días-

- Ah, sí, un momento. Ah, “you mean the President of the Basque Republic.”

- Bueno, sí, algo así, aunque creo que aún no lo han elegido para ese cargo.

- Pues mire, su intervención no está abierta al público. Es una reunión privada, a puerta cerrada, con algunos miembros de la Universidad.

- De acuerdo, Gracias

Estos son los misterios de Ibarretxe. ¿Lo entiendes, lector? Yo, desde estas tierras, no mucho. O, si quieres, prefiero no entender lo que entiendo.


approval
Opina sobre este artículo Compartir: Menéame Enviar a un amigo
 
Otros artículos del autor:
Edición 543 - Investigación y docencia (Falacias de la Universidad pública española)
Edición 534 - Lenguaje y sexo
Edición 529 - El Instituto Cervantes
Edición 511 - Entre libros
Edición 500 - Problemas del Español
Edición 462 - Academia de la Lengua
Edición 442 - Fiesta Nacional
Edición 406 - Justicia en USA (Cuento kafkiano)
Edición 401 - Adiós a Myriam
Edición 376 - Larra, la fría claridad de la existencia
Edición 367 - Del español y los negocios
Edición 293 - Educación para la ciudadania
Edición 269 - Deconstruyendo España
Edición 205 - La generación del Príncipe
Edición 204 - La generación del Príncipe
Edición 198 - Creación y evolución
Edición 192 - Don Juan Valera
Edición 186 - El agua
Edición 154 - Carta de Dulcinea
Edición 148 - Un cuento de reyes
Edición 147 - Perdedores
Edición 138 - ¿Quiénes somos?
Edición 125 - Nosotros, los de entonces
Edición 120 - Del Amadís al Quijote
Edición 110 - El centenario de Kant
Edición 105 - Tiempo de recuerdo
Edición 98 - Un monasterio español en Miami
Edición 95 - Las tres caras de Saddan
Edición 94 - Género y sexo
Edición 90 - Amores reales y divorcios patrios
Edición 84 - El Español
Edición 80 - Cultura popular y filosofía
Edición 77 - El porvenir de España
Edición 69 - Venalidad
Edición 68 - Huellas de Dios
Edición 66 - Euzkadi
Edición 64 - Amina
Edición 58 - La cacería
Edición 56 - Bagdad, ciudad mártir
Edición 55 - Tribunal Penal Internacional
Edición 53 - Democracias
Edición 49 - Escribir es llorar
Edición 47 - Pena de muerte
Edición 44 - Brasil cuarenta años después
Edición 42 - Navidad
Edición 41 - De estatuas, símbolos y otros temas
Edición 39 - Al César
Edición 37 - Emigrantes
Edición 35 - Guerra de civilizaciones
Edición 32 - Santos y santos
Edición 30 - El gigante, al payaso y el enano
Edición 16 - Imágenes de Cuba
Edición 13 - Prensa libre
Edición 11 - Las últimas colonias británicas
Edición 10 - Condicionamiento cultural y desarrollo
Edición 9 - Llorando por Argentina
Edición 8 - Don Antonio Machado y la Sociedad de Naciones
Edición 6 - Terroristas
Edición 5 - LA RAZÓN DE LA SINRAZÓN
Edición 4 - Reflexiones sobre la circunstancia: ¿QUIÉN JUZGARÁ AL JUEZ?
Firmas
_
Abel Abascal
Alberto Acereda
Alfonso Berroya
Alfredo Amestoy
Álvaro Peña
Amilibia
Antonio Castro Villacañas
Antonio Martín Beaumont
Borja Álvarez
Carmen Planchuelo
Enrique de Aguinaga
Ernesto Ladrón de Guevara
Eulogio López
Félix Arbolí
Francisco Daunis
Gabriela Ardiles
Germán Lopezarias
Honorio Feito
Hugo Alberto de Pedro (Buenos Aires)
Ignacio San Miguel
Ismael Medina
Javier del Valle
Javier Neira
Jesús Ansebar
Jesús Pozo
Joan Pla
Joaquín Abad
José A. Baonza
José Luis Navas
José Manuel G. Torga
José Manuel G. Torga
José María Moncasi de Alvear
José Meléndez
Juan Pablo Mañueco
Juan Urrutia
Julen Urrutia
Luis Irazu
Manuel Salvador Morales
María del Mar García Aguiló
Marta Rivera de la Cruz
Matías J. Ros
Miguel Ángel García Brera
Miguel Ángel Loma
Miguel Martínez
Nieves Concostrina
Óscar Molina
Pancho Linde
Pascual de Bustares
Ramón Sánchez
Ricardo Navas-Ruiz
Vasco Lourinho (Portugal)
Víctor Corcoba
Wenceslao Pérez Gómez
Wifredo Espina
Yolanda Cruz
Yolanda Salanova
Zain Deane (Nueva York)
Cartas al Director
 
Google
 
Web vistazoalaprensa.com

Quiénes somos | Contacte con nosotros | Política de privacidad

Optimizado para Internet Explorer 6 con resolución 1024 x 768
Copyleft 2001-2014