Suscribete al resumen de prensa Recomienda la página a un amigo
Época II - Año XIV
Edición Nº 4189
Vistazoalaprensa.com
Agregar a favoritos
Página de inicio

Imprimir
Diario digital en español: Prensa, confidenciales, artículos recomendados, firmas invitadas y mucho más...
 
 martes, 02 de septiembre de 2014 ESPAÑA
Sumario
Cartas al Director
Prensa
Artículos
Firmas invitadas
Contraportada
Encuesta
Foro
Medios
Postales
Libro de visitas
Buscanoticias
Enlázanos
Servicios
Buscador
Tiempo
Loterías
Euroconversor
Once
Callejero
Carreteras
Pags. Blancas
Ocio
Reflexiones
Humor
TV online
Cine
Teatro
Salud
Radio online
Consciencia
Informática
Montañismo
Encuesta
¿Va Rajoy por el buen camino?
 
  No
  No sé
  Haz click para votar
   
  Firmas Invitadas - Edición Nº 82
Semana del 26/09/2003
Presuntos inocentes, presuntos culpables
secured payday loans online


Yolanda Salanova
L OS asesinatos de Sonia Carabantes y Rocío Wanninkhof parece que se van esclareciendo y el presunto culpable está detenido y puesto a disposición judicial.
La tragedia vivida por los familiares de las jóvenes asesinadas es atroz, qué duda cabe, y qué decir del martirio de las dos niñas (a las que espero se les haga justicia).
Si bien la policía ha obrado de manera eficaz y rápida en el caso de Sonia, no ha sido así en el de Rocío. Pero no se trata de denostar a aquélla con el argumento de que el presunto asesino, Tony King, tenía antecedentes penales en Gran Bretaña, ni con la pregunta fácil que circula por los reality-shows de la vergonzosa televisión que nos ofrece la tragedia como espectáculo: ¿Cómo no se tomaron medidas preventivas contra Tony King? Pues bien, aunque no guste, quien ha delinquido y cumplido condena, ha saldado su cuenta con la sociedad y tiene derecho a la reinserción. Aunque, si se sospecha que ha vuelto a delinquir, sea investigado de nuevo. La persecución a la que ha sido sometida Dolores Vázquez ha podido influir en que no haya ocurrido así, dado que a raíz de su detención estaba ya condenada por la opinión pública y el propio jurado, influenciado por el despliegue especulativo de los medios de comunicación.
Lo que yo pregunto es ¿Cómo se criminalizó a Dolores Vázquez, se la consideró culpable antes de ser juzgada, se ventiló a los cuatro vientos su vida privada e íntima sometiendo a una inocente —porque lo que se tiene que demostrar es la culpabilidad y, mientras no sea así, un acusado es inocente— a semejante escarnio?
En un estado de derecho no debería tener que recordarse constantemente que la Justicia se basa en la presunción de inocencia. Por eso, aunque Tony King haya confesado ser el autor de los crímenes y a pesar de lo difícil que resulta, es necesario hablar de presunta culpabilidad. Puede causar repugnancia que habiendo confesado, se le tenga que conceder el beneficio de la duda, pero es preciso recordarlo para la higiene democrática y judicial.
La mayoría de los medios de comunicación de masas han aumentado su audiencia a costa del linchamiento de una persona inocente, han hecho negocio tertulianos y asiduos a programas-escándalo, el sensacionalismo y vender a toda costa, basándose en meras especulaciones y hasta insinuaciones, campa a sus anchas por este país en programas y reportajes diarios sin que se pidan responsabilidades a los fabricantes de morbo y carnaza.
Las acusaciones de la madre de Rocío Wanninkhof a su antigua amiga, a pesar de la confesión del presunto culpable, emitidas hasta en los informativos de la televisión pública y la persistencia del abogado de la acusación particular, García Montes, sembrando la convicción errónea de que lo que se tiene que demostrar es la inocencia, no es de recibo. Y él lo sabe.
Pongamos que se trata de un hijo nuestro el acusado. Todos exigiríamos que se respeten sus derechos; el primero, la presunción de inocencia; su derecho a la intimidad, a que no se ventile su vida y costumbres, incluso su nombre y apellidos, hasta que fuera juzgado y condenado.
Ya se sabe que sólo por el hecho de haber sido enjuiciada, aun declarada inocente, una persona queda marcada, su inocencia se pone en tela de juicio y la nefasta frase “por algo sería” pesará sobre su reputación.

Recuérdese al muchacho del pueblo de Coín, señalado por muchos de sus convecinos como autor del asesinato de Sonia. Chivo expiatorio por la costumbre de culpabilizar y la rumorología a que nos tienen acostumbrados un día sí y otro también los programas basura dirigidos por presuntos profesionales de la información.

Sería conveniente que estos periodistas — vergüenza de los auténticos profesionales de la información— entonaran un mea culpa públicamente, sin lanzar balones fuera ni ampararse falazmente en el derecho de la ciudadanía a la información, que yo llamaría deformación. Como sería necesario que los responsables de los medios erradicaran de su programación los programas de chismorreo, sensacionalistas, alarmistas y violentos, todos ellos insultos a la inteligencia y a la sensibilidad de la mayoría de los espectadores.

En la prensa se publican hechos delictivos detallando sin consideración alguna a los derechos constitucionales, los nombres y apellidos de los detenidos, la raza — siempre que no sea blanca— , la etnia del sospechoso del delito y detalles de su vida privada. Muchas veces la coletilla “se encontraba en tratamiento psiquiátrico” crea en la opinión pública la creencia de que esto último convierte en sospechoso a cualquier hijo de vecino al que su médico le haya prescrito un fármaco para controlar el estrés, la ansiedad o un proceso depresivo..

No estaría mal, dada la influencia de la televisión, creando costumbres y formando opinión, que las cadenas emitieran películas como “¡Quiero Vivir!” (con guión de Nelson Gidding y Don Mankiewicz, 1958 ), drama basado en hechos reales sobre una mujer condenada a muerte que proclamó su inocencia hasta el último momento de su vida sin éxito. Fue ejecutada demostrándose su inocencia posteriormente.
Y es que, a pesar de lo inquietante que pueda parecer, más vale un culpable en la calle que un inocente en la cárcel. Para entenderlo es necesario ponerse en la piel del inocente.
approval payday loan
same day payday loans
same day payday loans
Only the cash boost no fax cash loan understand what not more.
Every day we need
Opina sobre este artículo Compartir: Menéame Enviar a un amigo
 
Otros artículos del autor:
Edición 431 - ¡Ay, el español!
Edición 400 - Carta abierta al consejero de Sanidad
Edición 399 - Los minusválidos no son números
Edición 376 - Como en Esparta
Edición 375 - Mis queridos héroes
Edición 353 - Que se callen
Edición 331 - Cacicada ante el manifiesto de lengua común
Edición 263 - Si yo fuera atea
Edición 233 - El 'Proceso'
Edición 227 - Brubaker-Marlaska
Edición 221 - La tinta del calamar
Edición 219 - Más palabrería, como siempre
Edición 213 - Me llamarán ‘facha’
Edición 212 - Crónica de una ‘tregua’ anunciada
Edición 203 - Propósitos y despropósitos
Edición 202 - ¡ E pour si muove !
Edición 194 - Acallando conciencias
Edición 185 - Lo que oculta ZP: la ‘tregua’ firmada antes del verano
Edición 182 - Crónica de ‘estepaís’
Edición 168 - No en mi nombre
Edición 166 - De secano
Edición 155 - Hijos de Arana
Edición 153 - A grandes males…
Edición 142 - Gotzone Mora
Edición 136 - 'Cosas de críos'
Edición 133 - ¡…dita sea!
Edición 132 - El viaje
Edición 131 - Verano, 2004
Edición 129 - Costa Da Morte
Edición 126 - O todas o ninguna
Edición 125 - Aforismos
Edición 121 - Fracaso Escolar/ Fracaso Humano
Edición 120 - Pan y circo
Edición 118 - Más etiquetas, por favor
Edición 117 - Reforma de la Constitución
Edición 114 - Crimen perfecto
Edición 113 - Las Mañanitas
Edición 110 - Aranzadi, discípulo de Arquíloco
Edición 109 - Alejamiento y crimen
Edición 108 - Shalom, Sharon
Edición 107 - Mi voto
Edición 106 - Después de la masacre
Edición 104 - Nostalgia y melancolía
Edición 103 - Aquellos polvos… estos lodos
Edición 102 - Pastores
Edición 101 - Pactar con el diablo
Edición 98 - Vergüenza ajena
Edición 96 - La agonía consumista
Edición 95 - Serguei Anatoli
Edición 94 - Diálogo de sobremesa
Edición 93 - Amor y desamor
Edición 92 - Aforismos (VII)
Edición 91 - Nunca más
Edición 90 - Día universal del niño
Edición 89 - El último godo
Edición 88 - Fallos y fallos
Edición 87 - Viejos
Edición 86 - Condenados
Edición 85 - El intruso
Edición 84 - Delirio
Edición 83 - No pasa nada
Edición 81 - La manzana
Edición 80 - Sijo
Edición 79 - Del diario de una ciclotímica
Edición 78 - El ojo de Abel
Edición 77 - La Magdalena
Edición 76 - Aforismos (5)
Edición 75 - Aforismos (4 )
Edición 74 - Aforismos (3)
Edición 73 - Mamasita
Edición 72 - Aforismos (2)
Edición 71 - Relatos.- II. Rolando
Edición 70 - Relatos. I.-Silvano
Edición 69 - Aforismos
Edición 68 - Patente de corso
Edición 67 - Gringo viejo
Edición 66 - Las rocas
Edición 65 - Los envidiosos
Edición 64 - Terrorismo familiar
Edición 63 - Terrorismo doméstico
Edición 62 - En el III aniversario de J. L. López de la Calle (Conversaciones con los que se fueron antes)
Edición 61 - Crímenes de paz
Edición 59 - Madre
Edición 58 - Del diario de Violeta
Edición 57 - Quiéreme mucho
Edición 56 - Decálogo inútil
Edición 55 - El atropello
Edición 54 - Daños colaterales
Edición 53 - Las manos
Edición 52 - El crimen
Edición 51 - Presunción de culpabilidad
Edición 50 - Justicia para Lady
Edición 49 - Cuando en la escuela se inculca el odio
Edición 48 - ¡Más madera! ¡Es la guerra!
Edición 47 - Recuperar la libertad
Edición 46 - ‘Primero se llevaron a los judios…’
Edición 45 - De la hipocresía establecida
Edición 44 - ¿Le molesta que no fume?
Edición 43 - Supersticiones
Edición 42 - Comerciar con los débiles
Edición 41 - Licencia para matar
Edición 40 - Ibarretxe se manifiesta
Edición 39 - Vampiros afectivos
Edición 38 - Abogados del terror
Edición 37 - “Normalización” del Euskera
Edición 36 - Vivir en dicotomía
Edición 35 - ¿Cooficialidad de lenguas?
Edición 34 - A propósito de eufemismos
Edición 33 - El jinete
Edición 32 - Síndrome de Estocolmo
Edición 31 - Canibalismo Social
Edición 30 - Me llamo Franz (Divagaciones)
Edición 29 - Carta a un etarra
Edición 28 - Normas para no ser odiado
Edición 27 - Estado de excepción
Edición 26 - Hasta que la muerte nos separe
Edición 25 - Septiembre: examen de Democracia
Edición 24 - Sorprendente explicación...
Firmas
_
Abel Abascal
Alberto Acereda
Alfonso Berroya
Alfredo Amestoy
Álvaro Peña
Amilibia
Antonio Castro Villacañas
Antonio Martín Beaumont
Borja Álvarez
Carmen Planchuelo
Enrique de Aguinaga
Ernesto Ladrón de Guevara
Eulogio López
Félix Arbolí
Francisco Daunis
Gabriela Ardiles
Germán Lopezarias
Honorio Feito
Hugo Alberto de Pedro (Buenos Aires)
Ignacio San Miguel
Ismael Medina
Javier del Valle
Javier Neira
Jesús Ansebar
Jesús Pozo
Joan Pla
Joaquín Abad
José A. Baonza
José Luis Navas
José Manuel G. Torga
José Manuel G. Torga
José María Moncasi de Alvear
José Meléndez
Juan Pablo Mañueco
Juan Urrutia
Julen Urrutia
Luis Irazu
Manuel Salvador Morales
María del Mar García Aguiló
Marta Rivera de la Cruz
Matías J. Ros
Miguel Ángel García Brera
Miguel Ángel Loma
Miguel Martínez
Nieves Concostrina
Óscar Molina
Pancho Linde
Pascual de Bustares
Ramón Sánchez
Ricardo Navas-Ruiz
Vasco Lourinho (Portugal)
Víctor Corcoba
Wenceslao Pérez Gómez
Wifredo Espina
Yolanda Cruz
Yolanda Salanova
Zain Deane (Nueva York)
Cartas al Director
 
Google
 
Web vistazoalaprensa.com

Quiénes somos | Contacte con nosotros | Política de privacidad

Optimizado para Internet Explorer 6 con resolución 1024 x 768
Copyleft 2001-2014