Suscribete al resumen de prensa Recomienda la página a un amigo
Época II - Año XIV
Edición Nº 4127
Vistazoalaprensa.com
Agregar a favoritos
Página de inicio

Imprimir
Diario digital en español: Prensa, confidenciales, artículos recomendados, firmas invitadas y mucho más...
 
 lunes, 21 de abril de 2014 ESPAÑA
Sumario
Cartas al Director
Prensa
Artículos
Firmas invitadas
Contraportada
Encuesta
Foro
Medios
Postales
Libro de visitas
Buscanoticias
Enlázanos
Servicios
Buscador
Tiempo
Loterías
Euroconversor
Once
Callejero
Carreteras
Pags. Blancas
Ocio
Reflexiones
Humor
TV online
Cine
Teatro
Salud
Radio online
Consciencia
Informática
Montañismo
Encuesta
¿Va Rajoy por el buen camino?
 
  No
  No sé
  Haz click para votar
   
 

Cartas al Director

Si tu intención es dejar constancia de tu opinión sobre algún tema de actualidad o realizar alguna denuncia. Insertar mensaje en "Cartas al Director".

Este apartado no está destinado al debate de opiniones. Para ello, disponemos de nuestro "Foro".

Si te gusta Vistazoalaprensa, si quieres dejar constancia de tu visita, o para cualquier cuestión referida a la publicación en sí, deja tu mensaje en nuestro "Libro de Visitas".

   amparo tos boix     E-Mail    Fecha:19/04/2014 23:28:44
  ESCULTURAS ROTAS

Una amiga mía, escultora, trabaja para una importante empresa del sector, donde exigen demostrar día a día un alto nivel creativo y artístico. Antes de conseguir en el estudio una buena figura, una obra “comercial”, hay un largo recorrido, durante el cual se destruye un buen número de piezas, bien porque tiene algún defecto, o porque no es lo que pedía el jefe o, simplemente, porque no gusta al artista; en definitiva, un tiempo presuntamente perdido, pero la materia prima solo es arcilla…
Si el estudio se llama “abortorio” no es arcilla lo que se trabaja, sino una persona con todos sus derechos, que se destruye porque no gusta o molesta a los autores, -tantas veces por falta de una información veraz- o porque tiene algún defecto, sin tener en cuenta que esta “figura” de carne y hueso es –con todos sus defectos- inmensamente más hermosa que la misma “Piedad” de Miguel Angel.

   miguel rivilla san martin     E-Mail    Fecha:19/04/2014 10:26:28
  CRISTIANOS DE VIERNES SANTO.

Los cristianos muchas veces trasmitimos inconscientemente la imagen de personas dominadas por la tristeza, los miedos, el dolor y los lutos. Y esto no debe ser así, porque la nuestra no es una religión de muerte, sino de vida, esperanza y alegría. El Resucitado es el futuro de la humanidad. Su Pascua es la buena noticia por excelencia.
El Pueblo cristiano en general, a pesar de los condicionamientos de la secularización , del laicismo y materialismo ambientales, todavía en muchas partes de nuestra geografía, vive con intensidad y fervor la Cuaresma y las celebraciones de la Semana Santa.
Las procesiones, los vía crucis, los oficios del Jueves y Viernes Santos, las funciones y representaciones de la Pasión, las cofradías y hermandades renovadas, la asistencia en las iglesias y en las calles, con la retransmisión de estos actos por los medios, son claras muestras de la fe de nuestro pueblo y de sus raíces cristianas.
Con todo y con eso, damos la sensación de ser cristianos de Viernes Santo y poco más.
Cristo murió es verdad y nos conmueven al máximo sus dolores, sufrimientos, pasión y muerte, expresados maravillosamente en esos pasos artísticos y en esos desfiles nada ficticios. Todo eso debería ser el paso hacia lo principal y definitivo, la Resurrección. La misión de Jesús no acabó en la muerte y en la cruz, sino en la Resurrección. Otro tanto ha de ser la vida de todo cristiano. Su meta tiene que ser la plenitud de la Vida, la alegría desbordante, la esperanza sin fin y su consecuente celebración gozosa.
Mucho nos falta todavía a los creyentes españoles, para pasar de cristianos del Viernes Santo a ser cristianos del domingo o Pascua de Resurrección.
MIGUEL RIVILLA SAN MARTIN. Alcorcón.

   miguel rivilla san martin     E-Mail    Fecha:19/04/2014 9:24:26
  PASCUA DE RESURRECCIÓN

Todas las celebraciones del Año litúrgico, pero especialmente la Cuaresma y Semana Santa, convergen y culminan con la fiesta principal del calendario cristiano: la Pascua. No hay celebración más importante en la Iglesia para los cristianos -50 días de gozosa celebración- que la fiesta de la Resurrección de Cristo.
Para una gran parte de españoles, esta fiesta pasa casi desapercibida y no le dan la importancia que la enseñanza y liturgia de la Iglesia al considerarla la “fiesta de las fiestas”. Quizás sea debido al ambiente de una sociedad cada día más secularizada o a la falta de propaganda consumista, que todavía no ha
manipulado ni explotado comercialmente este tiempo sagrado, como pasó con la fiesta de Navidad.
Se ha de reconocer que la fiesta de Pascua, no ha calado aún suficientemente en la mentalidad y praxis de nuestro pueblo. Después del esfuerzo de Cuaresma y Semana Santa, hay una especie de desinfle y absentismo, que se percibe ya el primer Domingo de Resurrección. La asistencia a las misas pascuales, es inferior a la de otros días señalados, como el Domingo de Ramos, Jueves Santo, Navidad, Año Nuevo, Corpus Cristi..etc. Damos la sensación de ser cristianos de Cuaresma y Viernes Santo, con lo que esto conlleva- luto, dolor, tristeza, penitencia- mientras deberíamos ser cristianos de Domingo de Gloria.
Cristo murió, pero la muerte en su caso, no fue un estadio definitivo, sino el paso hacia la resurrección. Lo definitivo, lo principal es la vida, la alegría, la esperanza. No la muerte, la pasión, la tristeza. He aquí una necesaria y global catequesis para todos los fieles. MIGUEL RIVILLA SAN MARTIN.

   miguel rivilla san martin     E-Mail    Fecha:18/04/2014 11:13:32
  JUICIO DEFINITIVO DE ADOLFO SUÁREZ

Tras la muerte de Adolfo Suárez, a contrapelo de gran parte de los demás medios, “Siempre P,alante” ha venido publicando unos juicios desfavorables de su figura y de su papel histórico. La mayor parte de lo publicado, ha sido por la incoherencia religiosa en que cayó el primer ex presidente de la democracia española, por su “perjurio” a los principios del Movimiento. Nada positivo, ni aceptable han visto en su papel histórico como muñidor e “ impulsor de la concordia entre españoles”.
No creo sea justo el hacerle responsable de todos los males, que con la transición de la dictadura a la democracia, han venido sobre España. Pienso que el juicio definitivo, como el de tantas figuras de nuestro pasado, es todavía muy prematuro el formularlo. ¿Qué persona pública de la Historia pasada o reciente, tras su desaparición, no ha tenido alguna mala actuación que achacarla, algunos desaciertos, alguna sombra o incoherencia que han perjudicado a otros?. En una palabra lo negativo que cualquier mortal comete en su vida, ¿invalida lo bueno y positivo que haya realizado?. Por algo el Juez supremo de vivos y muertos, el Señor Jesús nos dejó dicho en su Evangelio -y su palabra no pasará- : “No juzguéis y no seréis juzgados. Con la misma medida que medís seréis juzgados”. Si esto lo podemos reivindicar cualquier mortal en su actuación personal, ¿cómo negarlo, inmisericordes, a un hombres como Suárez, que ha dirigido los destinos de España?. Paz a los muertos y aviso a los vivos, con la misericordia divina para todos.
MIGUEL RIVILLA SAN MARTIN

   miguel rivilla san martin     E-Mail    Fecha:17/04/2014 21:05:09
  LITURGIA DEL VIERNES SANTO

La solemne liturgia de este día tiene tres partes: Liturgia de la Palabra - que es la principal- la adoración de la Cruz y la Sgda Comunión.
Liturgia de la Palabra. La primera lectura ha sido tomada del profeta Isaías, que habla del “siervo de Yahvé” expiando con su sacrificio los pecados de todos y dando la salvación a todos. La segunda es tomada de la carta de S. Pablo a los Hebreos, que contempla a Cristo como sumo Sacerdote y Mediador entre Dios y los hombres, gracias a su Sangre Redentora. Finalmente, se proclama el relato de la Pasión y muerte del Señor, según el evangelista Juan.
Después de las lecturas tienen lugar unas oraciones solemnes: “un grupo de diez oraciones en las que pide por estas grandes intenciones: La Iglesia (1), el Papa (2), los ministros y fieles (3), los catecúmenos (4), la unidad de los cristianos (5), los judíos (6), los que no creen en Cristo (7), los que no creen en Dios (8), los
gobernantes (9), los atribulados (10).
La adoración de la Cruz. De la sobriedad litúrgica de la Palabra se pasa al lirismo de la adoración de la Cruz. Según el testimonio de la monja peregrina Eteria, en la liturgia de Jerusalén, la estructura era muy simple: el obispo exponía en la capilla del Gólgota una reliquia de la Vera-cruz, y cada fiel la besaba después de haberla tocado con la frente y los ojos. En Roma se conservó esta simplicidad; el Papa llevaba en procesión una reliquia de la Vera-Cruz desde S. Juan de Letrán hasta la Basílica de la Santa
Cruz, donde se la veneraba. Durante el recorrido se cantaba el salmo 118 y la antífona “He aquí el árbol de la cruz...” asociando la cruz al árbol de la vida.
La Comunión. Desde el siglo XII se eliminó la comunión de los fieles y se reservó sólo al sacerdote, siendo restablecida la praxis primitiva por el papa Pio XII y confirmada por Pablo VI al aprobar la liturgia reformada. La liturgia del Viernes Santo concluye con una bellísima bendición sobre el pueblo “que ha celebrado la muerte de tu Hijo con la esperanza de su santa resurrección”. Con ella a la vez que se manifiesta la unidad del Misterio Pascual de Cristo (Muerte- Resurrección), se deja iniciada la magna liturgia de la Vigilia Pascual. MIGUEL RIVILLA SAN MARTÍN

   JUAN jOSÉ (Presbíetro)     E-Mail    Fecha:17/04/2014 10:06:52
  JUEVES SANTO, VIERNES SANTO Y FELICES PASCUAS DE RESURRECCIÓN

A lo largo de estos días, el único protagonismo corresponde a la cruz de nuestro Señor Jesucristo. Contempladla, miradla y meditad. En la contemplación del árbol de la cruz descubriréis la hondura del misterio que celebramos y aprenderéis hermosas lecciones que nos señalan el estilo de lo que debe ser nuestra vida. Yo os invito a descubrir en esta Semana Santa las motivaciones profundas del drama de la Pasión de Jesús. En su raíz está el amor de Dios, que no se contenta con acercarse a nosotros de múltiples modos a lo largo del A. T., sino que en la plenitud de los tiempos envía a su Hijo para salvar al hombre, necesitado de redención, convirtiéndose así «en causa de salvación eterna para todos los que le obedecen» (Heb 5,9)].

El profeta Isaías nos da la clave del drama de la Pasión y muerte de Cristo: el Señor muere por los pecados de todo hombre y de cada hombre: «Él soportó nuestros sufrimientos y aguantó nuestros dolores…, fue traspasado por nuestras rebeliones, triturado por nuestros crímenes. Nuestro castigo saludable vino sobre él, sus cicatrices nos curaron…» (Is 52,4-11). Y es que en la raíz del drama del Calvario está el pecado del mundo, el pecado que tiene nombres y apellidos, mis pecados y vuestros pecados, los pecados de todas las generaciones que nos han precedido y los de todas aquellas que nos sucederán. Todos ellos constituyen la historia más sórdida y negra de la humanidad.

Permitidme que os invite a contemplar en estos días la cruz de Cristo con unción religiosa, con humildad y viva gratitud y, sobre todo, con dolor, compunción de corazón y verdadero espíritu de conversión a Dios y a nuestros hermanos. Ante el Cristo que reina desde el árbol de la cruz, permitidme también que os invite a abrir de par en par las puertas de nuestro corazón para que reine en nosotros y sea en verdad nuestro único Señor. Ante el rey soberano que entrega libremente su vida para nuestra salvación, entreguémosle con entera disponibilidad nuestra vida para que Él la llene y planifique, para que Él la posea y oriente, para que Él la haga fecunda al servicio de su Reino.

Esto no será posible sin un clima de silencio, de mortificación, de oración cálida e intensa y de participación activa y gozosa primero en la liturgia y después en las manifestaciones de la piedad popular. Sólo así viviremos con autenticidad el Misterio Pascual que recrea, renueva y transforma nuestras vidas.

   miguel rivilla san martin     E-Mail    Fecha:17/04/2014 9:27:23
  VIERNES SANTO

La religión cristiana no es, como a veces aparece a los ojos de los no entendidos, una exhibición de lutos, dolor, sufrimientos y muerte. Ni siquiera en la liturgia del día de Viernes Santo, en que la cruz aparece como el signo principal y central de la celebración, se refleja este sentido tristón y derrotista.
La cruz es signo de dolor, de humillación, pero también lo es de victoria y de salvación. El Viernes Santo conmemora la Iglesia la Pasión y muerte del Señor. Una piedad no bien orientada puede llevar a un estéril
sentimentalismo, que se queda sólo en lo superficial. Tal sería aquel sentimiento exclusivo de compasión hacia los padecimientos de Jesús, que tanto sufrió por nosotros (¡pobre Jesús!). Y que me mueve al llanto y a querer consolarle. Esta fue la postura de las mujeres de la Pasión a quienes Jesús, viéndolas llorar en su encuentro con ellas, les dirigió estas palabras: “Hijas de Jerusalén, no lloréis por mí; llorad más bien por vosotras y por vuestros hijos. Porque llegarán días en que se dirá: ¡dichosas las estériles, las entrañas que no engendraron y los pechos que no criaron!. Y se pondrán a decir a los montes: ¡caed sobre nosotros! y a las colinas: ¡cubridnos!. Porque si en el leño verde hacen esto, en el seco ¿qué se hará?” (Lc 23,28.33). Es evidente, que Jesús, ni antes ni ahora necesita nuestra compasión. Lo que él quiere es que
su pasión y su muerte no hayan sido inútiles para nosotros. MIGUEL RIVILLA SAN MARTIN

   miguel rivilla san martin     E-Mail    Fecha:15/04/2014 21:08:24
  LITÚRGIA DEL JUEVES SANTO

Tres acontecimientos celebra la liturgia de este día: la institución de la Eucaristía, la del sacerdocio y el mandato del amor fraterno. Los tres quedan significados en la santa misa, la adoración del Santísimo en el Monumento y el lavatorio de los pies.
La Eucaristía aparece como el sacrificio de la Alianza definitiva que Dios realiza en Cristo, con todos los hombres. La Iglesia actualizándola perennemente, hace posible que los hombres de cada generación entren en comunión de vida y amor con Dios, en Cristo, es decir, participen, sacramental y vitalmente, en el mismo sacrificio de Cristo. La misa del Jueves Santo es memorial de la Pascua de Jesús y aniversario de la última Cena. Hace referencia explícita a la voluntad de Jesús de llevar a su plenitud el sentido del banquete pascual judío. Cristo es el verdadero cordero pascual, que se ofrece al Padre en sacrificio para alcanzar una vida nueva a los hombres. El lavatorio de los pies es una catequesis de la Eucaristía y una
parábola en acción sobre el mandamiento nuevo del amor. Se realiza después de la homilía, recordando el gesto que hizo Jesús con sus discípulos. Ante este gesto no debemos quedarnos en lo anecdótico.Debemos penetrar en la actitud profunda de servicio que significa. En cada comunidad, el presidente, representante de Jesús, ha de ponerse como él al servicio de los demás. El Maestro no vino a que le sirvieran sino a servir y dar la vida por todos.La reserva del Santísimo en el Monumento. Con ella, concluye la liturgia de este día. Dicha reserva es necesaria para la comunión del día siguiente. El fin del Monumento es provocar la adoración de los fieles a la Santísima eucaristía. La liturgia actual exhorta a que los fieles “dediquen algún tiempo de esta noche a la adoración del Sacramento”.MIGUEL RIVILLA SAN MARTIN

   miguel rivilla san martin     E-Mail    Fecha:15/04/2014 13:11:34
  EL JUEVES SANTO

El Jueves Santo es, en el aspecto religioso, uno de los días más significativos para el pueblo de Dios. Conserva, todavía, su solera y tradición, casi intactas. Quizá por aquel dicho tan popular: “Tres jueves hay en el año, que relucen más que el sol...” Es verdad, que han desaparecido muchas de las antiguas usanzas: las típicas peinetas y mantillas, los monumentos escalonados en las Iglesias, las siete estaciones ante el Santísimo Sacramento, etc... Lo que se ha perdido en vistosidad y espectáculo, se ha ganado en auténtica piedad.
Las celebraciones litúrgicas del día son seguidas y participadas por el pueblo cristiano, con gran devoción en todas partes. Las Iglesias están abarrotadas, incluso de jóvenes. Las comuniones este día son generales. Y además siempre hay tiempo, para participar en los múltiples desfiles procesionales. Gran acierto lo que escribió el obispo de Jerez, Rafael Bellido: “La Semana Santa no es una celebración más, metida en los programas de fiestas de primavera para encandilar turistas y llenar los hoteles y playas...(...) Lo que debe provocar oración no sea frío espectáculo. Lo que debe ser catequesis viva, no degenere en simple arte.”
Buena oportunidad para las cofradías y hermandades bien formadas en cristiano para testimoniar su fe, no sólo con la participación en los desfiles procesionales, sino sobre todo en la celebración de la Eucaristía.
MIGUEL RIVILLA SAN MARTIN.

   Gonzalo de Porras     E-Mail    Fecha:15/04/2014 9:58:14
  Google Islamista : En medio de la polémica artificialmente creada por la Comisión Islámica de España, la Junta de Andalucía y grupos de izquierda e islamista para la presenta devolución de la Santa Catedral de Córdoba a una situación laica o policonfesional, el día 14 de Abril rl buscador GOOGLE no sorprendió con una imagen de un musulmán sobre el fondo de loas aracadas islámicas de la mencionada catedral y un pequeño busto de mármol de un emperador romano. Y quien tenga imaginación podrá deducir que la influencia islámica la ha hecho colocar precisamente ahora .

[01] [02] [03] [04] [05] [06] [07] [08] [09] [10] [Siguiente >>]
 
Insertar mensaje en Cartas al Director
Nombre*: 
E-Mail: 
Copiar Código de Verificación Código de Verificación*::

Mensaje (máximo 3000 caracteres)*:


Restan caracteres
Enviar Borrar
Las opiniones vertidas en esta sección son de la exclusiva responsabilidad del remitente.
Firmas
_
Abel Abascal
Alberto Acereda
Alfonso Berroya
Alfredo Amestoy
Álvaro Peña
Amilibia
Antonio Castro Villacañas
Antonio Martín Beaumont
Borja Álvarez
Carmen Planchuelo
Enrique de Aguinaga
Ernesto Ladrón de Guevara
Eulogio López
Félix Arbolí
Francisco Daunis
Gabriela Ardiles
Germán Lopezarias
Honorio Feito
Hugo Alberto de Pedro (Buenos Aires)
Ignacio San Miguel
Ismael Medina
Javier del Valle
Javier Neira
Jesús Ansebar
Jesús Pozo
Joan Pla
Joaquín Abad
José A. Baonza
José Luis Navas
José Manuel G. Torga
José Manuel G. Torga
José María Moncasi de Alvear
José Meléndez
Juan Pablo Mañueco
Juan Urrutia
Julen Urrutia
Luis Irazu
Manuel Salvador Morales
María del Mar García Aguiló
Marta Rivera de la Cruz
Matías J. Ros
Miguel Ángel García Brera
Miguel Ángel Loma
Miguel Martínez
Nieves Concostrina
Óscar Molina
Pancho Linde
Pascual de Bustares
Ramón Sánchez
Ricardo Navas-Ruiz
Vasco Lourinho (Portugal)
Víctor Corcoba
Wenceslao Pérez Gómez
Wifredo Espina
Yolanda Cruz
Yolanda Salanova
Zain Deane (Nueva York)
Firmas invitadas
 
Web Antonio Burgos
 
Web Hispanidad
 
 
 
Artículos recomendados
 
Hemeroteca
Google
 
Web vistazoalaprensa.com

Quiénes somos | Contacte con nosotros | Política de privacidad

Optimizado para Internet Explorer 6 con resolución 1024 x 768
Copyleft 2001-2014